Antes de escuchar este disco de Course Of Fate, se me vino a la mente tres prejuicios:

El primero fue que me encontré con el primer disco larga duración de una banda relativamente nueva –digo relativo, pues la banda cuenta con cerca 17 años de actividad– sin embargo en todo este tiempo, es apenas el segundo trabajo en salir a la luz en 5 años de carrera. El segundo prejuicio fue que, si bien está mal catalogar a las bandas por las regiones, Noruegasu país de procedencia– no es exactamente un país promotor de bandas progresivas, pues estamos acostumbrados a géneros más pesados en la escena; y lo primero que me viene a la memoria es el éxito de Leprous evolucionando éste género, como mayor exponente actual de su país, dejándome la sensación que la influencia viene por esos lares. Y por último, que el disco cuenta con todos los estereotipos de un álbum progresivo, conceptual con temas largos, interludios, y claras referencias a bandas similares y exponentes del género, demostrado físicamente por una portada que trata de plasmar la historia detrás de la música.

Sin embargo; estos prejuicios me hicieron disfrutar más de ¨Mindweaver¨ desde el primer acorde de guitarra, pues me sorprendió en gran medida el escuchar un trabajo tan bien realizado que fui derrumbando cada uno de ellos. Ahora comprendí el porqué demoraron en sacar un álbum de larga duración en estos años, y si bien tiene todos los estereotipos, logran emplearlos de forma magnífica, pues su sonido es una clara referencia al metal progresivo noventero que nos traía Dream Theater, Ayreon, Queensryche entre otros, amalgamando el mismo con elementos que nos traen bandas más jóvenes  como Leprous y Hakenpor mencionar algunos– dando como resultado un sonido complejo y variante, para nada aburrido.

Disco enteramente conceptual, pues la narrativa gira en las situaciones que vive el protagonista del disco, el cual tras verse enfrentado a un inminente fin del mundo, cae en la realización de culto a deidades, llegando a perder la cordura, narrativa que es acompañada en cada track, demostrando los diferentes matices emocionales del personaje.

Si vamos desgranando las pistas, nos encontramos con 45 minutos de material distribuido en 6 temas con duraciones que sobrepasan los 6 minutos, más dos temas cortos que son interludios y merecidos descansos de cada acto en la historia. ¨There Is Someone Watching¨ es la introducción a dicha historia bajo una atmosfera algo melancólica y siniestra, el cual será el común denominador en el resto de la narrativa, dando paso a ¨The Faceless Men Pt. I¨ donde la guitarra nos recorre por los matices de sus melodías algo clásicas para el género, como si se tratase del corte de algún disco de los principios de los noventa,  llegando al punto interesante de la historia en ¨Endgame¨,  con un comienzo a base de teclados y uso de sintetizadores, generando el clímax sonoro apocalíptico de la trama, bajando un poco la intensidad pero no así en el entusiasmo adquirido hasta ahora en ¨Utopía¨, donde pareciera ser el tema más flojo del disco, sin embargo tiene sus momentos atractivos. Llegamos al segundo interludio ¨The Walls Are Closing In¨ con sonidos suaves y acústicos quienes fluyen de forma inmediata con ¨Wolves¨, casi repitiendo la fórmula de los primeros tracks, hecho que me distrajo por un momento, pese a que presenta una composición que demuestra más tensión y movimiento. ¨Drifting Away¨ vendría a hacer el papel de la balada del álbum, bajo el juego de la guitarra acústica tanto la rítmica como la melódica, logrando un momento de reflexión en la trama, es aquí donde entendí que esta banda llegara muy lejos si se lo propone. Terminando majestuosamente con ¨The Faceless Men Pt. II¨ como respuesta a la parte I, empleando los mismos riffs y ritmos principalmente en el fondo, terminando la historia con una sensación de satisfacción, pues acabe de escuchar un buen disco.

La última vez que un disco conceptual me fascinó fue el disco ¨Tiara¨ de Seventh Wonder, y desde entonces no me había emocionado tanto como ahora, pues fue  agradable escuchar¨ Mindweaver¨ de principio a fin, y considero que puede llegar a ser uno más de los discos de Opera Rock que representan a los mayores exponentes del metal progresivo, pues tiene todas las aptitudes para lograrlo, dejando al tiempo quien lo develara en su debido momento.

Tracklist.

  1. There Is Someone Watching
  2. The Faceless Men Pt. I
  3. Endgame
  4. Utopia
  5. The Walls Are Closing In
  6. Wolves
  7. Drifting Away
  8. The Faceless Men Pt. II

 

 

ALINEACION:

Daniel Nygaard               Bajo.
Per-Morten Bergseth    Bateria.
Marcus Lorentzen         Guitarra (track 4).
Kenneth Henriksen        Guitarra.
Carl Marius Saugstad    
Teclados.
Eivind Gunnesen
             Vocal.

Facebook: Course of Fate
Pais: Noruega.
Fecha de lanzamiento: 15 de mayo 2020
Genero: Metal Progresivo.
Sello: Rock of Angels Records.
Puntuacion: 8.5/10