«The final task will reinforce their faith, Immortality, is it really worth living?»

Cuando hablamos de bandas cuyos álbumes han marcado un antes y un después , Testament siempre será una de aquellas. Los legendarios thrasheros del Bay Area, nos traen su décimo tercera producción titulada «Titans Of Creation» bajo el sello de Nuclear Blast. Tuvieron que pasar cuatro largos años, desde su última producción «Brotherhood Of The Snake» para poder reafirmar la posición de que Testament representa y será siempre una banda de calidad. 

La fórmula conformada por Chuck Billy en la voz , Alex Skolnick como primera guitarra, Eric Peterson en guitarra rítmica y coros , Steve Di Giorgio en el bajo y Glen Hogan nuestro «Atomic Clock» en la batería no parece fallar. En tiempos de tantos cambios y rompecabezas que muchas veces no suelen encajar, Testament ha venido haciendo un trabajo extraordinario en amalgamar las destrezas y habilidades de cada uno de sus integrantes para lograr una combinación sin fisuras. 

Este álbum pareciera que fue escrito como una especie de predicción de todo lo que está aconteciendo mundialmente, Cabe resaltar que la portada (diseñada por Eliran Kantor) estaba lista mucho antes de tener los doce temas que conforman el disco.

 El tema que se encarga de abrir este potente disco es «Children of the Next Level». Desde el primer segundo no hay forma de no reconocer el sonido Testament bien marcado. Guitarras bien llevadas, un ritmo cambiante y parejo, el potente bajo de Steve, el doble bombo rápido y crudo, y la voz desgarrada de Chuck. Un tema que nos habla de teorías conspirativas, religión y demás relacionadas al Heaven’s Gate .

«WW III» es acaso una perfecta descripción de lo que está sucediendo?, pareciera que sí.  «All hope is lost, the earth’s been blown away», es quizá un resumen que nos ha traído la pandemia por el coronavirus. Las guitarras en perfecta sincronía, con distorsiones completamente precisas y que nos llaman a mover la cabeza de arriba a abajo.

El solo de Alex (que pareciera nos está brindando una clase exquisita de como tocar la guitarra), los toques melódicos adheridos a la voz de Chuck hacen que «Dream Deceiver« nos invite a disfrutar de una tema con cambios de tiempo bastante claros y perfectos.

«Night of the Witch» fue la carta de presentación de este nuevo álbum. La voz de Chuck se nota bastante influenciada con matices oscuros y los sublimes guturales, el perfecto acompañamiento en los coros de Eric Peterson y la sincronía innegable que tienen ambos hace de esta uno de los temas más destacados del álbum. Desde el primer estribillo, ya sabías que este disco venía cargado de la calidad musical de Testament, y literalmente nos fuimos de paseo a un bosque oscuro rodeado de brujas.

Steve Di Giorgio se encarga que su bajo siempre de la nota, es por ello que se encarga de las primeras notas de «City of Angels». Un tema compuesto por bellos arpegios, la voz de Chuck acompañando esa aura bastante oscura, que ellos describen como un sonido bastante infuenciado por Sabbath. La distorsión de la guitarra te seduce mucho más, y es claro ejemplo de por qué es uno de los temas favoritos de Peterson.

En «Ishtar’s Gate», el bajo juega nuevamente un papel bastante importante,y es que nadie puede discutir el toque que le agrega Di Giorgio, incluida la temática relacionado a lo oriental, ya  vamos entendiendo a que nos lleva cada una de las canciones del álbum.

«Symptoms», escrito por Alex Skolnick, un tema cargado de riffs potentes y juegos de guitarra, toques de guturales, un coro que nos repite Shame,Symptoms. La temática está relacionada a lo más profundo de las enfermedades mentales. Es quizá una descripción del grado de locura en la que está cayendo mucha gente confinada por la cuarentena mundial?, no lo sabemos, pero como comenté desde el inicio, pareciera que hay mucho de nuestra situación en el contenido de este álbum.

Cuando escuchas «False Prophet» te lleva automáticamente a un viaje recordando aquellos años de thrash old school, sí, ese ochentero , en el que Testament junto a otras eran máquinas de velocidad . Gene Hoglan nos deja su marca personal, y reafirma el por qué es nuestro Atomic Clock. Ritmo preciso, todo perfectamente ensamblado, las guitarras y los riffs rápidos y crudos, una muestra de que Testament jamás olvida sus raíces.

«The Healers», es una muestra de que una gran banda no puede estancarse en un sonido único. Los toques de black metal están bastante presentes en este tema. Con una parte de la canción diciéndonos que la vida nunca volverá a ser igual , parece que estamos ante una definición explícita de nuestra realidad, y los guturales de Chuck que acompañan la oscuridad que contiene este track.

Si recuerdas parte de las clases de Historia Universal que llevamos (o llevas) en el colegio y/o universidad, este título te sonará bastante conocido. «Code of Hammurabi» que según la historia, fue establecido para lograr una convivencia armoniosa entre la gente, y que se basa en la famosa Ley del Talión, el ojo por ojo y diente por diente. Podemos decir que los tonos graves de las guitarras y la voz de Chuck hacen de este un poema hecho para no olvidar que lo que hacemos, se paga.

«Curse of Osiris», una mezcla de guitarras rápidas, intensificación de las armonías, y la innegable influencia black metal en la voz de Chuck. Es rápido, crudo, oscuro, es una sumatoria de lo que está bien. Es precisamente la perfecta invitación a seguir escuchando este álbum.

Llegamos a la última parada, «Catacombs», el gran cierre de este disco. Netamente instrumental, con un fondo tipo teatral, junto a coros traídos de los círculos de infierno descritos por Dante. Siento que es un perfecto cierre para este álbum, y si lo escuchas viendo la portada puedes ver a los titanes frente a tí, y te dan ganas de escucharlo nuevamente. 

Sin lugar a dudas, «Titans of Creation» es una muestra perfecta de la disciplina y constancia de una gran banda como Testament. En el pasar de los años, Testament ha experimentado cambios en la formación, una búsqueda constante de perfeccionar su sonido y llevarlo a otro nivel, y bien este es el resultado. Un álbum sólido desde el primer tema hasta el final que nos invita a querer más. Una trayectoria de más de 20 años, con la bandera del thrash metal sobre ellos, defendiendo su identidad y sonido, influenciando a nuevas bandas que reconocen el legado innegable de Testament desde aquel álbum «The Legacy» en 1987 hasta hoy, con «Titans of Creation», Obey!

Facebook: Testament
Instagram: Testament
Web Oficial: Testament
Spotify: Testament

Sello: Nuclear Blast

Género: Thrash Metal
Puntuación: 9.5/10

El track list de «Titans of Creation» es:

Children of the Next Level
WWIII
Dream Deceiver
Night of the Witch
City of Angels
Ishtar’s Gate
Symptoms
False Prophet
The Healers
Code of Hammurabi
Curse of Osiris
Catacombs