«There ain’t nobody ever bringing us down, we will rock forevermore»

Alemania ha sido y es cuna de grandes bandas de metal. El poderío germano siempre nos ha presentado a valiosas piezas musicales que forman parte de nuestra cultura metalera mundial. Durante décadas, los teutones jamás nos han defraudado y Primal Fear es un ejemplo perfecto de cuan intenso y correcto es el metal en el viejo continente. Primal Fear tiene sus raíces bastante arraigadas al heavy y power metal y produciendo siempre himnos dignos de headbanging intensos y riffs desopilantes durante más de dos décadas. Metal Commando es el décimo tercer álbum de estudio de la banda cuya fecha de lanzamiento es este próximo 24 de Julio vía Nuclear Blast. Esta es la primera producción en presentar al ex baterista de Gamma Ray, Michael Ehré. También es el tercero en presentar el triplete en guitarras con Alex Beyrodt, Magnus Karlsson y Tom Naumann después del regreso de este último a la banda en 2015. Los miembros fundadores, el vocalista Ralf Scheepers y el bajista Mat Sinner continúan liderando la carga.

Cuando se anunció el lanzamiento de Metal Commando, el mensaje fue claro: 110% Primal Fear. Y la verdad, no se equivocaron, me atrevería a decir que es 200% Primal Fear. Está demás decir que sus discos siempre han sido sinónimos de calidad y no cabe duda que luego de tantos años de carrera, los muchachos nos traen este trabajo que no hace más que reafirmar el por qué son una de las grandes bandas no sólo de power metal, sino de METAL en general. Porque sí, no es un álbum centrado únicamente en heavy y power, sino nos presentan una mezcla bastante interesante de diversos géneros. En palabras del propio Ralf: «Es un disco en el que tenemos heavy, power, groove, etc».

El álbum nos recibe con «I Am Alive». Metal Commando tiene un inicio perfecto ya que la batería a cargo de Michael Ehré y el riff principal del tema, generan una atmósfera más que volcánica. Sí, un fuego TOTAL. La poderosa voz de Ralf Scheepers, combinada con ese coro en perfecta sincronía hacen que desde el primer segundo, quieras seguir escuchando mucho más. La verdad es que Primal Fear nunca te defrauda, son ellos, los creadores de himnos y este es uno. “Along Came the Devil”, con un ritmo más pausado, sin perder la potencia es un claro ejemplo y la muestra cabal del poderío vocal de Scheepers.  Guitarras rítmicas, los tremendos agudos de Ralf, la batería en perfecta sincronía, al parecer estamos antes un disco que no tiene puntos flojos. El tono bajo durante el coro se muestra amenazante. Parte de la letra nos dice: “No hay quien nos derribe, vamos a rockear para siempre” y así será muchachos, esa es nuestra consigna. 

«Halo», reconoceré que me hizo recordar a los primeros álbumes de Primal Fear (Nuclear Fire específicamente). Un Ralf imparable, el trío de guitarras amenaza dejar nuestros cuellos adoloridos, claramente Tom Naumann, Alex Beyrodt y Magnus Karlsson se han amalgamado de tal forma que son los 3 necesarios. «Hear Me Calling» genera el ambiente perfecto de pausa luego de 3 canciones cargadas de intensidad. Así este tema se escuche un poco más «lento», será el momento del concierto donde levantes los puños o uses tu encendedor al ritmo de la melodiosa voz de Scheepers. «The Lost And Forgotten» nos encuentra un poco más relajados (pero ansiosos de esuchar más), poco a poco la melodía se torna un poco más intensa otra vez. Dos voces, tres voces … Estamos a casi la mitad del disco y es necesario validar el hecho de que este es uno de los discos del año. «My Name is Fear» tiene una vibra bastante peculiar, quizá un recuerdo del Primal Fear más antiguo y clásico, con tambores resonantes y un estribillo pegadizo.

La primera vez que escuché «I will be gone» literalmente me hizo derramar un par de lágrimas porque creo que llegué al clímax del disco. Sí, una canción lenta, una «power ballad» con toque ochenteros bien jugada y ejecutada. A veces se tiene la idea de que todo tiene que ser rápido y que debes de seguir una única vía en cuanto a estilos y recuerdo que cuando charlé con Ralf me comentó que este álbum contenía diversidad y agradezco mucho que haya sido así. 

En momentos como en «Raise Your Fists» hasta «Howl of the Banshee», donde su voz debe ser más suave y melodiosa, Ralf demuestra una y otra vez por qué es uno de los mejores cantantes de metal de todos los tiempos. Ha sido espectacular ver como la banda ha salido de su zona de confort en cuanto a sonido y estilos, ya que temas como «Afterlife» e «Infinity» nos muestran un lado más progresivo de la banda y no unicamente por lo largo de un tema (Infinity), que es el ejemplo exacto de algo que mágicamente apareció para cautivarnos aún más con esta nueva producción. Son 13 minutos de una historia perfectamente contada a través de la sutileza que Scheepers tiene. Siendo fan de muchos años de la banda he disfrutado mucho este álbum y creo que ustedes lo harán de igual forma. Primal Fear nos presenta un álbum sólido y porque no decirlo, uno de los grandes discos de su carrera, un total masterpiece!. METAL IS FOREVER!

Puedes pre ordenar tu copia de “Metal Commando” desde acá en todos los formatos físicos disponibles. Consíguelo en las diversas plataformas digitales: iTunes, Amazon Music, Apple Music , Google Play, Spotify y Deezer.

Web Oficial | Facebook | Instagram | Spotify | Twitter

Sello: Nuclear Blast Records
Género: Power Metal
Puntuación: 10/10

 

El track list de «Metal Commando» es:

01.  I Am Alive
02. Along Came The Devil
03. Halo
04. Hear Me Calling                                     
05. The Lost & The Forgotten
06. My Name Is Fear
07. I Will Be Gone
08. Raise Your Fists
09. Howl Of The Banshee
10. Afterlife
11. Infinity