Katatonia renace con este álbum, pero no han olvidado quiénes son. Los versos son hermosos y reflexivos, mientras que el coro hace que sea imposible evitar que tu cabeza salte.

Luego de varios meses estando inactivo, he vuelto a mi querido equipo de Headbangers… No son tiempos fáciles para nadie, pero sí son tiempos para aunar fuerzas, y estar más unidos que nunca… Las redes sociales cumplen una labor fundamental, ya que nos mantienen interconectados, y fortalecen el vínculo con la escena metalera que tanto seguimos y nos apasiona… Regreso en esta oportunidad en mi faceta de crítico, para compartir parte de mi experiencia auditiva con grandes registros lanzados durante este año 2020, y que mejor manera de volver, que hablando del regreso de los inconfundibles Katatonia.

Formada como una banda de Doom Metal en 1991, los suecos Katatonia son una banda con una habilidad para adaptarse y experimentar mientras se aferra a lo que los hace únicos. Aunque su último álbum, The Fall of Hearts (2016), fue mucho más un álbum de metal progresivo que su debut For Funerals to Come (1995), el mismo hilo melancólico se extiende por todas partes, uniendo cada parte de su impresionante discografía. Su último álbum de estudio, City Burials (2020), continúa en esta línea mientras se expande más allá de lo que la banda había alcanzado antes.

Comenzando con un foco en las inquietantes voces de Jonas Renkse, ‘Heart Set to Divide’ prepara el escenario para el resto del disco. Renkse fue el compositor principal de este álbum y se nota: es un escaparate de once pistas de cuánto ha progresado como vocalista. Jonas nunca había sonado tan conmovedor y dinámico. Eso no quiere decir que City Burials no presente un talento instrumental impresionante como se demostró en la primera pista. Una apertura vocal suave pronto desciende a un clásico riff de metal con un giro progresivo y fuera de ritmo. Es una canción pegadiza e instrumentalmente optimista que contrasta bien con la voz triste de Renkse. Este es el primer álbum (full) de Katatonia con el nuevo guitarrista Jonas Renkse y sus contribuciones son parte de lo que hace que City Burials sea un disco tan destacado.

Esta pista está yuxtapuesta por una apertura en solitario de guitarra estilo Judas Priest para ‘Behind The Blood’, una pista de metal clásica que personifica el nuevo sonido que Katatonia ha logrado con este disco. Un tema que aparece en todo el álbum son estos retrocesos al heavy metal de los 80. A pesar de que hacen un gran trabajo al agregar algo de agallas y nostalgia, se siente que la banda confía demasiado en las ideas que se han hecho antes como un ancla para su sonido, frenando su creatividad. Hay momentos de pura experimentación, como el sorprendente y completamente inesperado primer sencillo, ‘Lacquer’ (una canción que hizo que muchos fanáticos se asustaran de que Katatonia hubiera abandonado las guitarras por completo).

Algunas canciones de City Burials son más impresionantes y experimentales que otras. ‘The Winter of Our Passing’ es la canción más destacada del disco. Es una mezcla de sintetizadores, efectos electrónicos y algunos de los ritmos más divertidos que la banda haya creado, todos debajo de la voz suave pero poderosa de Renske. Los versos son hermosos y reflexivos, mientras que el coro hace que sea imposible evitar que tu cabeza salte, es uno de los temas más fuertes que la banda haya producido. ‘Vanishers’ cambia el ritmo y le da al álbum una pausa inquietante para el punto medio. Con la voz de Jonas Renkse, es una canción delicada que la banda ni siquiera habría intentado en los 90 y muestra cuán musicalmente abiertos se han vuelto.

Con City Burials, Katatonia ha demostrado que un perro viejo puede reinventarse, sin dejar de lado su adn. Ciertas pistas en este disco suenan como si fueran escritas por una banda completamente nueva, con los ojos brillantes y rebosantes de nuevas ideas. Hay momentos que se relacionan con sus raíces de heavy metal, pero la banda también ha explorado el lado más electrónico del rock, llevándolos aparentemente sin esfuerzo al siglo XXI. Aunque algunos de los fanáticos más antiguos de la banda pueden lamentarse de este cambio de dirección, hay riffs de metal clásicos más que suficientes para mantenerlos tranquilos entre la experimentación. Katatonia renace con este álbum, pero no han olvidado quiénes son. Bienvenidos nuevamente!

Reseña escrita por: Jacob Giordano Vadi

Sello: Peaceville Records
Género: Metal/Rock
Puntuación: 9/10

Tracklist

  • 01. Heart Set to Divide
  • 02. Behind the Blood
  • 03. Lacquer
  • 04. Rein
  • 05. The Winter of Our Passing
  • 06. Vanishers
  • 07. City Glaciers
  • 08. Flicker
  • 09. Lachesis
  • 10. Neon Epitaph
  • 11. Untrodden
  • 12. Fighters

Formación:

Jonas Renkse (Vocalista) – Anders Nyström  (Guitarra) – Roger Öjersson (Guitarra) – Niklas Sandin (Bajo) – Daniel Moilanen (Batería).