Gran noche vivimos ayer en el Teatro Caupolican en donde los vikingos y lobos realizaron su ritual.

La incertidumbre ha sido el factor común últimamente en los shows agendados en Chile. La alerta por algunos casos de coronavirus en el país, encendió las alarmas de varias artistas que sencillamente decidieron cancelar las fechas por motivos de seguridad. Afortunadamente no fue el caso de este evento que había sido anunciado con bastante antelación y que ya tenia varias localidades con sus entradas agotadas.

La agitada y calurosa jornada en la capital Chilena, marcada por diversas manifestaciones, seria un presagio de lo que viviríamos en el Teatro Caupolicán.

Powerwolf, hacia su tan esperado debut en Chile y lo hacia en compañía de los suecos de Amon Amarth, sin duda un cartel tremendamente atractivo para los fanáticos del metal.

Bonebreaker

19:00 horas estaba fijado el inicio del evento, con gran puntualidad subió al escenario la banda soporte, los locales Bonebreaker, banda nacional que reúne a ex integrantes de la conocida banda Undercroft.

Con un Teatro Caupolicán con su capacidad a no mas del 50 % la banda chilena expuso en cerca de 30 minutos lo mejor de su material, temas como ‘Bullets’, ‘I Die Again’ y I am the darkness’  dieron cuenta del death metal que cultiva la banda y que sonó fuerte en el recinto de San Diego  recibiendo el total respeto y apoyo del público a pesar de que su sonido no estuvo bien definido lamentablemente.

Una presentación adecuada por parte de los chilenos los cuales demostraron su experiencia en los escenarios.

Powerwolf

 Las expectativas acerca del debut de los alemanes era grande. A pesar de contar con varios discos de estudio y haber marcado presencia en importantes escenarios europeos, la banda nunca había visitado estas tierras.

Faltando 5 minutos para las 20 horas, las luces del teatro Caupolicán se apagaron dando paso a la clásica Mr. Crowley del mismísimo Ozzy Osbourne, canción que sirve como introducción para el show. 20 horas en punto hacen su ingreso los músicos al escenario desatando la euforia del publico que ha esa hora ya había casi copado la totalidad del recinto capitalino. De ahí en adelante comenzaría a arder una llama que por cerca de 1 hora jamás se extinguió. Powerwolf desde las primeras notas de ‘Fire And Forgive’ encendió de manera increíble a las 3000 almas presentes, lo cual sin duda una tremenda sorpresa para los integrantes que se mostraron muy entusiastas ante tal recibimiento del publico Chileno. Entre aplausos y gritos el vocalista agradeció la presencia de los fanáticos y los invito a una gran fiesta, y sin duda que lo fue, Army Of The Night’ e ‘Incense & Iron’ fueron cantadas con entusiasmo y alegría por los presentes, diversas manifestaciones de alegría, incluso algunos mosh en el centro de la cancha se pudieron apreciar en diversos temas.

Manteniendo la energía, la banda interpreto ‘Amen And Attack’  seguida de Demons are a girls best friend. El vocalista en varios momento interactuó con el público mostrándose sorprendido por el nivel de fanatismo de los asistentes que practicamente no hubo tema que no cantaran. ‘Armata Strigoi’, ‘Sanctified With Dynamite’  y ‘Resurection By Erection’ mantuvieron en línea al público, mosh, saltos y canticos en diversos sectores de cancha al igual que en galería donde la energía no paraba ni por un segundo. Cerrando su presentación los alemanes interpretaron ‘Werewolves Of Armenia’ y la clásicaWe Drink Your Blood’ finalizando así, el tan anhelado debut de los alemanes en tierras chilenas, sin duda que el regreso será muy esperado, quizás con un show exclusivo donde puedan interpretar muchos temas que por razones de tiempo quedaron en carpeta.

Amon Amarth

Luego de un break  de aproximadamente 30 minutos llegarían los suecos al escenario del teatro Caupolicán.  La banda aterrizo por quinta vez en tierra Chilenas, esta vez promocionando su ultimo trabajo llamado Berserker.

 Run to the hills el clásico tema de Iron Maiden fue el escogido esta vez como introducción a su show. Una vez que los músicos tomaron posición en el escenario y casi sin respiro, arrasaron el teatro con ‘The Pursuit Of Vikings’ y ‘Deceiver Of The Gods’, una forma muy potente de iniciar su presentación; desde el primer momento se pudieron apreciar los mosh en cancha y la gran energía desatada en galería.

Antes de continuar su vocalista saluda a los presentes con un español bastante aceptable en donde nos presento su show de la siguiente forma: ‘’Bienvenidos a nuestra fiesta vikinga’’ fueron sus palabras textuales, y sin duda acertada era esa alocución ya que fue una real fiesta durante todo el espectáculo.

Con un setlist un poco mas extenso que sus antecesores, los suecos continuaron arrasando en la capital chilena con ‘FIrst Kill’, ‘Runes To My Memory’ y la potente ‘Fafner’s Gold’ ,cuanta energía por parte del publico que lo dio todo en cancha! Gesto que fue agradecido por su líder y vocalista. Nuevamente los aplausos y gritos de apoyo a la banda se hicieron sentir fuerte, ‘’ole ole ole ole amon amarth…’’ junto con los conocidos canticos de protesta propios de la lucha social vivida en el  país.

Breves momentos de descanso mientras su vocalista saluda al publico y en especial al baterista  Jocke Wallgren (Chileno) que vestía orgulloso la camiseta de la  selección chilena de futbol. Tras ese momento de descanso volvieron a la  carga con cuatro temas en donde el publico asistente nuevamente libero toda su energía, los mosh no se hicieron esperar en ‘Crack The Sky’, ‘The Ways Of Vikings’ , ‘Asator’ y la clásica ‘Death In Fire’, entre la multitud emergió un personaje caracterizado como vikingo con un traje hecho de cajas de cervezas lo cual fue advertido por los integrantes que lo vieron moverse por los mosh en reiteradas ocasiones.

‘War Of The Gods’y ‘Victorious March’fueron los temas que completaron casi la hora de show, sin embargo aun habían mas sorpresas y temas por ejecutar, el público claramente no iba a estar conforme con un show tan breve como el que realizaron los antecesores alemanes de Powerwolf. 

Continuando con el show y precedido por algunas palabras de su líder la banda volvió a la carga con ‘Raven’s Flight’y ‘Shield Wall’ en donde la respuesta de los asistentes fue igual de enérgica como fueran los primeras temas, a pesar del calor en el recinto y la gran cantidad de gente en cancha, nada impidió que realmente se viviera una fiesta vikinga en el Teatro Caupolicán.

El final ya era evidente, aun así la banda escogió muy apropiadamente los temas para finalizar, ‘Guardians Of Asgard’ fue interpretada entre gritos y un mosh enorme en el centro de la cancha, parecía que era el final del show, pero no, el líder nuevamente se dirige al publico chileno catalogándolo como el mas loco y salvaje de todo Latinoamérica al tiempo que invita a todos los asistentes a Raise Your Horns’ la cual en una impecable ejecución pone al termino a la presentación, aparentemente ya que sus integrantes hacen abandono del escenario. Sin embargo estábamos a punto de presenciar el encore que tenia preparada la banda.  Al regreso de los músicos y luego de los saludos y agradecimiento de su vocalista, la banda ejecuto el tema final :Twilight Of The Thunder God’, un broche de oro para tan magna presentación llena de energía y entrega por parte de los músicos y del publico, una real fiesta vikinga.

Texto: Oscar Flores

Fotografías: CQPhotographer