Una de las bandas más destacadas de la era actual en su estilo, debutó en nuestro país a casa llena.

Tras la esperada marcha de conmemoración al 8M, en Blondie se venía un evento de aquellos: la fiebre del black metal más contemporáneo se haría presente, a pesar de que en aquel momento, la locomoción santiaguina estuviese funcionando de forma parcial; lo que no fue impedimento para que los cientos de fanáticos de este estilo llegasen a la fiesta.

Quienes abrieron el telón de forma puntual a las 18:30 horas, fueron los chilenos de Thvnvtos; todo ante un público acotado, pero fiel. Los santiaguinos no solo sorprendieron con una notable propuesta catalogada por ellos mismos como post black metal con ciertos tintes ligados al hardcore, sino que también por su estética. Con un acotado setlist que constó de canciones como ‘Diosa del Fuego’, ‘Infortunio’ y ‘Esperpento’, entre otras; la banda entregó potentes mensajes mientras de fondo se vislumbraba la imagen de Camilo Catrillanca, comunero mapuche asesinado en 2018 por Carabineros de nuestro país.

El recibimiento del público fue bastante cálido, lo que Diego Oñate –vocalista de la banda- agradeció diciendo que “siempre hay que apoyar a la escena musical chilena y darle una oportunidad, ya que hay mucho talento en ella”. Y luego de estas palabras, Thvnvtos interpretó una última canción, nunca antes tocada en vivo: ‘Exhumando Recuerdos’. “Este show está dedicado a los Mapuches, a los que luchan y a todos los que han sido asesinados por el Estado chileno”, fueron las últimas palabras antes de que la banda dejara el escenario entre aplausos.

Con una también notable puntualidad, MGLA subió a escena tras haber probado sonido durante algunos minutos de forma previa. Después bajaron y reingresaron al escenario a las 19:30 horas, ya con el característico look que todos conocemos.

‘Exercises in Futility I’ fue el track que dio inicio a un espectáculo de lujo, en una Blondie que ya se encontraba casi repleta. El tecnicismo era chispeante y el doble pedal de Darkside –baterista-, protagónico. Posteriormente, ‘Exercises in Futility IV’ se recibió entre saltos y gritos de los cientos de fanáticos que se encontraban en el cerrado –y caluroso- recinto ubicado en las afuera de Estación Unión Latinoamericana y casi sin descanso, llegó ‘Mdlosci II’ a Blondie, canción que forma parte del EP con el mismo nombre, lanzado en 2006; el headbang era esperable y casi obligatorio, al igual que el mosh pit que se formaba a ratos en medio de la pista.

Cientos de horns se vislumbraban entre los asistentes que celebraron cada canción interpretada por los polacos. ‘Exercises in Futility II’ fue una de ellas, también perteneciente al –probablemente- álbum más emblemático de la agrupación: Exercises in Futility (2015), el que fue tocado casi por completo en Blondie.

Después, llegamos a lo más nuevo con ‘Age Of Excuse II’ y ‘Age Of Excuse III’; ambas pertenecientes al último trabajo discográfico de MGLA, lanzado a fines del año pasado. La atmósfera era amenazante y atrapante; con lo melódico predominando con fuerza en un calurosísimo recinto donde nada empañó el ánimo de quienes se encontraban disfrutando del show mientras coreaban cada estrofa al unísono. Punto a destacar aquí, el atrapante solo de guitarra y la entrega de M –vocalista y guitarrista- en el escenario.

Llegamos a la parte final del show con ‘With Hearts Toward None VII’, sin duda una de las más esperadas por aquellos que ovacionaban y gritaban “eh, eh, eh” a modo de celebración y motivación. Aquí el headbang continuó por montones y el público estaba tan en llamas, que hasta levantaron a una persona en medio del mosh pit. Volvimos nuevamente a la era del Exercises in Futility (2015) ahora, con ‘Exercises in Futility VI’ y ‘Exercises in Futility V’, que entregaron el cierre perfecto a un espectáculo que fue disfrutado de principio a fin a pesar del calor excesivo del lugar.

La brutalidad melódica de MGLA es impresionante y la calidad del show óptima; lo que dejó a sus fans con ganas de más debido al acotado setlist que la banda presentó. Los despidieron del escenario entre aplausos y alzando los puños, con la esperanza de que volverían a tocar una última canción, lo que lamentablemente por cosas de tiempo, no pudo concretarse. Lo que sí podemos decir, es que el debut de los polacos en nuestro país sí cumplió con el resto de las expectativas y esperamos tenerlos nuevamente pisando tierras chilenas.

Texto: Barbara Sherman

Fotografías: CQPhotographer