Massacre desato un infierno de mosh en su paso.

El pasado 29 de febrero, luego de inconvenientes, y reagendamientos tanto de recintos como de fechas, finalmente se presenta el mitico cuarteto estadounidense Massacre, en el Rock Bar Xperience (ex Rock & Guitarras); acompañados por los chilenos Gravered, Bonebreaker y Nar Mattaru.

Aproximadamente a las 20:00 hrs, se inicia la jornada con los Santiaguinos Nar Mattaru, un poco underground y con 3 LPs en su haber; con calidad de ejecución y explosividad, prometen ser grandes exponentes del metal extremo nacional. Seguidamente Bonebreaker trae su brutal sonido deleitando a los presentes con sus temas clásicos bien conocidos por la audiencia, y tambien algo de nuevo material que promete ser igual de explosivo y devastador que sus anteriores lanzamientos. Los ultimos nacionales: Gravered; quienes demostraron ser lo suficientemente old school como para rescatar lo mas agresivo y potente del Death Metal Sueco, con una propuesta relativamente simple pero concreta, sin mucha parafernalias, pura explosividad en seco. Queda bien clara la contundencia del metal extremo nacional con las anteriores bandas, que se muestran totalmente a la altura de cualquier banda importada que se invite al país transandino.

El local se llena a reventar a la espectativa dede los tan ansiados Massacre. El público alucina ante el inminente tema «Dawn Of Eternity» y «Cryptic Realms», que inician un set list de la placa clásica del género: «From Beyond». Seguidamente los temas «Mutilated», «Cycle Of The Curse», «Byohazard», «Beneath The Shadow Of Death», «From Beyond», «Dusk Of Oblivion», «Defeat Remains», «Succubus»; siendo el vals perfecto para el brutal mosh (a pesar del inclemente calor del local).

Durante todo el show el legendario Kam Lee sobresale por su calidez y empatía que se compenetra perfectamente con los presentes, quienes en ningun momento dejaron de reconocerlo como uno de los pioneros del Death Metal y que en sus inicios compartió hombro a hombro con la eterna leyenda Chuck Schuldiner. Culminando con «Evil Dead» y «Corpsegrinder», se consolida el fin de su presentación, dejando a los presentes en completo éxtasis y ganas de mucho más.

A pesar del infame calor del recinto, fue una jornada con bandas de lujo, con un sonido óptimo, por encima de las expectativas de los asistentes. Esto, sumado al carisma y energía tanto de los anfitriones, como de los invitados del mas alto nivel, pilar fundamental del género como lo es Massacre, en definitiva, resultó ser un evento que vale la pena repetir en un futuro muy cercano. Esperemos asi sea.

Textos: Oriana Cardozo

Fotografias: Sergio Mella