No es novedad que uno de los sectores más afectados del mundo a causa de la pandemia del COVID-19 es la industria musical. Sobre todo por la falta de shows en vivo, lo cual incapacita a miles de trabajadores de recibir su salario normalmente. En relación a esto, el pasado 7 de julio el gobierno de los Estados Unidos brindo una ayuda económica a modo de préstamo llamado «Programa de protección de pago» (el original en ingles Paycheck Protection Program o PPP) con el fin de que pequeñas empresas puedan mantener a sus empleados.

Muchas bandas grandes de rock y metal aplicaron a éste préstamo, tales como GUNS ‘N ROSES, METALLICA, GREEN DAY, PEARL JAM, TOOL, SLIPKNOT, WEEZER, PAPA ROACH, IMAGINE DRAGONS, SEVENDUST, SKILLET, DISTURBED, BARONESS, VOLBEAT, NICKELBACK, y varias más.

Asimismo, sellos discográficos también aplicaron al PPP como Sumerian Records, Metal Blade Records, Hopeless Records, entre otros.

Éstas compañías recibieron prestamos entre 150.000 y 1 millón de dólares. Las mismas pueden librarse de tener que devolver el dinero siempre y cuando hayan utilizado el total entregado únicamente para pagarle a sus empleados como si estuvieran trabajando en situaciones normales.

Según el reporte de los Estados Unidos, se entregaron alrededor de 660 billones de dólares a mas de 600.000 compañías.