Tras una cancelación durante 2019, el festival se llevo a cabo durante el primer semestre de 2020 con espectaculares resultados

Para muchos no es un secreto que trabajar en el sector de la música es complejo y si bien no es un trabajo altamente remunerado en el sector Local, es un trabajo muy satisfactorio y es precisamente por esto que los organizadores del evento siguieron con su objetivo luego de tantos inconvenientes, Cambio de fecha, cambios en las bandas, Cambio de lugar, cancelaciones de ultimo minuto (Carajo se separa) , cosas que podían haber ahogado el espíritu del festival, pero que no lo hicieron pues siguieron con mas y mas y mas fuerza y llevaron a cabo la cita, donde casi 10.000 personas estuvieron disfrutando de las bandas desde muy temprano.

La jornada completa estuvo llena de bandas y presentaciones grandiosas, tanto la tarima principal como la mas pequeña estuvieron siempre con publico, con fanáticos de las respectivas bandas cantando todo y coreando sin parar cancion tras cancion, momentos muy emotivos y únicos como la presentación de «K-93, KRAKEN, EL SAGRADO, DIFONIA, ALLISON, APOLO 7» entre algunas por resaltar, por cuestiones personales NANO de NEPENTES  no pudo presentarse pero esto no significo ningún impedimento para que la banda diera su mejor show.

Realizar un evento de esta magnitud es un trabajo titanico, pero lograrlo de una manera tan bien ejecutada es un compromiso del 110% por parte de la organización, obviamente no se puede estar preparados y con un plan de contingencia para todas las eventualidades que puedan ocurrir, por que estas mismas son tan aleatorias que pueden ir desde un cable roto hasta la caída de la estructura de un escenario, pero en eso radica el compromiso y la preparación, velar por que todo se gestione y ejecute de una manera idónea en donde se puedan reducir todos los riesgos y teniendo en cuenta incidentes anteriores, tomar acciones preventivas que permitan garantizar el éxito, lo cual es esta versión se les dio muy bien dentro del Festival Ria de Rock.

LO BUENO, LO MALO y LO CURIOSO

LO BUENO

– por primera vez un festival presento Combos de comida realmente accesibles para la gente.

– La entrada al festival no tuvo demoras, un filtro excelente y fluido.

– EL sonido de la tarima día de rock estuvo al nivel que se esperaba para las bandas que se presentaron en este pequeño espacio.

– En términos generales la jornada transcurrió sin ningún que otro contratiempo, filas de los baños cortas y rápidas, y un servicio de Aseo del lugar que fue IMPRESIONANTEMENTE eficaz, las personas encargadas de esto se encargaron de mantener el sitio siempre perfecto.

LO MALO

– Una tarima se quedo sin luz en mitad de la presentación de DIFONIA (Peru)

– El mercado Rock estaba en una posición tan alejada a todas las actividades que atrajo poco publico (esto dicho por los mismos vendedores)

– Los horarios, los cambios fueron excesivamente rápidos, si bien en un festival se busca priorizar los horarios y esta bien esto, es importante darle un espacio a el silencio, a des saturar a los fanáticos, un pequeño respiro de 2 minutos del ruido beneficia al asistente pues tiende a poner mas atención, sirve para que no se sature de información, ruido, música y al final de la jornada este cansado de escuchar 10 horas de música seguida.

LO CURIOSO

  • Fue mas que evidente el cansancio acumulado con el que se subio Don tetto, aun asi dieron un show sin igual donde pudimos verlos junto a Erik Canales (Allison) y Charlie Parra (Difonia)

– no habían opciones vegetarianas o Veganas en el menú de comidas, lo mas cercano a esto era un puestos de Papas  y un puesto de PopCorn.

Fotografias por:
Fernanda Ortega
Stiven 

Reseña por:
Tabes