Una verdadera pesadilla está viviendo el baterista de la agrupación de Death Metal Fleshless Entity, Juan A. Chacón, puesto que en medio de la cuarentena mundial, él como muchos otros de sus coterraneos tuvieron la mala suerte de no poder regresar a su país natal en los vuelos de repatriación.

Esta situación hizo que los medios uruguayos hicieran hincapié en destacar en un reportaje esta noticia, no solo el músico y tour manager de bandas internacionales es el único afectado, le acompañan otras 5 personas que residen en distintos lugares temporarios mientras el Gobierno de El Salvador hace caso omiso a la ayuda que piden estos ciudadanos del país centroamericano. Razón por la cual, Juan A. Chacón tuvo una intervención televisiva en Uruguay para exponer la situación que está atravesando en el país del sur del continente.

A continuación, sus declaraciones exclusivas para HEADBANGERS LATINOAMERICA:

 

«Mi nombre es Juan A. Chacón, soy un salvadoreño varado en Uruguay desde el 18 de marzo del 2020, quedé en esta situación por temas laborales y porque mi país cerro fronteras y aeropuertos«.

«En total estamos seis compatriotas salvadoreños residiendo en Uruguay, sin poder retornar a casa, omitiré los nombres ya que todos tiene miedo a represalias para nuestra repatriación«.

«Desde que llegue al Uruguay, llene los formularios que el Gobierno de El Salvador puso a disposición en su plataformas virtuales, para todos aquellos que no pudieron regresar«.

«Fui contactado por la Embajada de El Salvador en Uruguay a los quince días de mi llegada, esperando de esta forma cierta ayuda. Recibí una canasta de víveres a mis veinte días de residir acá, la cual era para un estimado de diez días«.

«No podía quedarme de brazos cruzados, ya que soy esposo y padre de tres hijos, empece a vender comida salvadoreña, esto lo hice con la ayuda de mi amigo uruguayo con el cual me he alojado durante este tiempo, pero debido a la crisis y las diferencias culinarias en nuestras culturas, dicho emprendimiento es lento«.

«Llegando al final segundo mes de mi estancia en Uruguay, no habían noticias claras de mi retorno a casa, le envié un mensaje al Embajador de mi país que reside acá, pidiéndole ayuda con hospedaje y alimentación no importaba si fuese en la embajada o algún lugar improvisado, dicho mensaje no obtuvo respuesta y decidí contactar al Ministerio De Relaciones Exteriores de El Salvador. Al siguiente día de este mensaje, recibí llamada del embajador y me dieron una canasta básica y seis mil pesos para los gastos que mi amigo hace en su hogar«.

«El día Lunes 25 de Mayo recibo una llamada del embajador, comentándome de un posible regreso a mi país, el Viernes 5 de Junio, viajando desde Montevideo hasta Buenos Aires vía terrestre, para abordar un avión directo a El Salvador junto a los Salvadoreños varados en Paraguay, Chile, Argentina y Uruguay. Para mi sorpresa nuestra repatriación tendría un costo de quinientos dolares ($500 USD) que deben ser pagados a la aerolínea en Buenos Aires«.

«Sé que claramente mi caso no sea el mas complicado de todos, se claramente que hay gente que esta pasando un peor momento, no me considero una persona que se queje de las situaciones, pero esto que estamos viviendo, nos hace esperar un poco de humanidad la cual es precaria en la ultima década«.

«Me parece totalmente inhumano que el Gobierno de mi país nos quito el derecho de retornar a nuestra patria sin previo aviso y hoy por hoy nos piden que paguemos por volver cuando hemos estado 67 días sin trabajo, sin familia y cuando tienen fondos recién aprobados para solventar la crisis«.

«En el caso amigos varados en Costa Rica, México, Colombia en su mayoría no han tenido ningún cobro por tomar los vuelos de repatriación y los que lo han tenido que pagar, ha sido algo simbólico y por supuesto los que no han pagado les han pedido que no lo comuniquen a nadie«.

«No pretendo ser la voz de los que no quieren hablar, no estoy en casa porque no quiera estarlo, no estoy en mi país porque prefiero vivir en otro, simplemente quiero volver a casa de la manera en que como salvadoreño tengo derecho a hacerlo«.

Juan José se encontraba trabajando en la gira Latinoamericana de la banda Jinjer, cuando dicha gira se cancelo, El Salvador ya había cerrado sus fronteras, por lo cual Juan A. Chacón tuvo que decidir entre quedarse solo en México o alojarse en casa de Ian Di Leo (IDL Entertainment), empresa booking que maneja la gira de JINJER en nuestro continente, quien también se encontraba trabajando en estas fechas acompañando la banda por estos países hasta llegar a Uruguay, país que aun tenia sus fronteras abiertas. Es desde entonces que Juan José se encuentra en la casa de Ian en Montevideo, a la espera de poder regresar a su país de residencia.

Link:


A continuación, el vídeoreportaje de un canal de Uruguay: