mié. Jul 24th, 2019

The Other Place Metal Fest 1ra Edición «Una noche memorable en la ciudad que nunca duerme»

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C.A.B.A) o Capital Federal no solo tiene fama de ser “la ciudad que nunca duerme” sino también la de ser una ciudad donde siempre tendrás algo que hacer o que ver a nivel de espectáculos musicales, la noche del 1 de Junio no seria la excepción y en medio de un sinnúmero de eventos relacionados al metal, nos encontramos con el “The Other Place Metal Fest” en su primera edición, el cual contaba con la particularidad de tener en su cartel a 2 bandas venezolanas radicadas en Buenos Aires: Amhortex y Sistema Diez, acompañando en un cartel de lujo a los locales Pig Walk, V.I.D.A., y Morferus, sumémosle a ello que “The Other Place” es un local de reciente data en la ciudad con una predisposición a apoyar todo lo relacionado con el metal sin discriminar entre estilos; todo ello en conjunto prometía una noche interesante, cargada de buen metal extremo por lo que hacia allá decidimos encaminarnos.

Llegamos sobre las 22, (hora pautada para el inicio del evento) y luego de unos pocos minutos ingresamos al local, el cual tiene un ambiente al estilo motocilista realmente agradable; pasamos al lugar del escenario y tras una corta espera hacen su aparición los Venezolanos “Sistema Diez”, contundentes, con un estilo agresivo pero a la vez ordenado, con tintes melódicos, muy conscientes de su realidad y su responsabilidad al abrir fuegos en una noche como esta, a medida que desgranan su repertorio comenzamos a notar como el publico se encuentra conformado por un número importante de coterráneos de los S.Diez; lo cual pareció incentivarlos aún mas para entregarse íntegramente a su vorágine metalera. Sencillamente excelentes.

A los pocos minutos y aun contagiados por la extraordinaria energía de S.Diez, nos encontrábamos con Amhortex sobre las tablas, (banda de un viejo conocido del equipo de Headbangers Latinoamerica Raul Echeverria), esta banda (también conformada por venezolanos radicados en Buenos Aires), no se anda con ningún tipo de rodeos, letras con contenido político, enmarcadas dentro de la rabia y la frustración de la situación por la que atraviesa su país de origen.

A estas alturas, el número de asistentes venezolanos era bastante nutrido, cosa que podíamos notar ante el uso de ciertas palabras y las arengas de tipo jocoso que se dejaban escuchar entre canción y canción (mas tarde nos enterábamos que buena parte de esta asistencia estaba conformada por músicos de distintas agrupaciones venezolanas quienes desde hace un tiempo están radicados en la Ciudad de la Furia, de manera tal que fue casi una noche de “reencuentro”). Excelente el trabajo de los Amhortex y el performance de su vocalista, energía, rabia y al mismo tiempo coherencia en su propuesta los hacen una banda digan de seguir, estamos seguros que de mantenerse en el camino darán mucho de que hablar en la escena del metal argento.

Seguidamente Morferus, claramente influenciados por Cannibal Corpse, hacen su aparición e inmediatamente sacuden las paredes del recinto con todo el poder de su música además de una puesta en escena muy directa y sin contemplaciones, orientada hacia el gore metal (cuchillos, sangre, delantal carnicero), complementan a unas letras que mayoritariamente hablan sobre asesinos seriales y demuestran a las claras que estos chicos no querían quedarse atrás de lo que habíamos presenciado hasta ahora, conscientes de su lugar dentro de la escena local (han compartido escenarios con muchas bandas de primer nivel dentro del metal extremo internacional) y se entregaron por completo, inclusive tuvieron la particularidad de tener músicos invitados, demostrando así no solo la buena onda existente sino la gran calidad de sus instrumentistas, aplausos y vítores para estos pibes que definitivamente la rompieron.

A continuación tuvimos a los PIG WALK en el escenario, los originarios de Venado Tuerto (Santa Fé), elevaron aun mas el listón de una noche que ya con lo presenciado valía con creces la pena, descargando todo su “Groove Metal” a un publico que parecía cualquier cosa menos dar indicios de cansancio.

Hay que decir que estos chicos son ya viejos conocidos de la escena metalera del país así que cuentan con un número importante de adeptos que conocen las líneas de las canciones y las gritan hasta quedar exánimes, no podemos olvidar además que se encuentran en plena promoción de su segundo trabajo discográfico “Indestrutible” (2018), contentivo de 8 trallazos de puro metal de la mejor calidad. Luego de esto demás está decir que su show fue de primera línea, así que desde acá nuestro reconocimiento a esta extraordinaria banda.

Llegamos así al cierre de la noche a cargo de la gente de V.I.D.A quienes también venían presentando su mas reciente trabajo musical intitulado “Mentes Enfermas”, la verdad es que hoy en día resulta genial observar una banda de esta naturaleza, un power trio tan contundente y poderoso que si bien se tomaron la molestia de traer una buena escenografía y de acondicionar el escenario de forma idónea a su performance, hay que decir que aun sin dicha parafernalia lo tienen todo para dejarte anonadado y que no puedas despegar los ojos del escenario, hay que decir además que han estado acompañando no solo a grandes nombres de la escena argentina sino también a artistas internacionales como Brujeria (Mexico), Ratos de Porao, Sepultura (Brasil), Devildriver (U.S.A.) entre otros, dejando siempre muy en alto el nombre de la escena local y por supuesto esta noche no seria la excepción, realmente fueron el colofón perfecto para una noche extraordinaria de metal extremo, en un sitio bien ubicado y pensado no solo para eventos de rock sino también para muestras de arte, obras de teatro etc. Bien por la organización, por los dueños de “The Other Place” y por supuesto por todas las bandas que desfilaron por las tablas en una noche sin lugar a dudas memorable.

 

Facebook:Sistema Diez

Facebook: Amhortex 

Facebook: Pig Walk

Facebook:Morferus

Facebook: V.I.D.A.

Fotografía: Paula Andersen

Reseña: Joad Manuel Jiménez