mar. Jun 18th, 2019

Se nos ve de negro vestidos – (Review – Libro) siete enfoques sobre el heavy metal argentino

De negro vestidos por sentimiento, locura y pasión

El trabajo primigenio del Grupo de Investigación Interdisciplinaria sobre el Heavy Metal Argentino (GIIHMA) rompió con la lógica periodística y académica cuatro años atrás para indagar en la profundidad de las obras fundacionales del metal nacional. Siete enfoques diferentes y reveladores para analizar la vida, el discurso y la poética de los que fueron y son los principales referentes de la escena es lo que propone “Se nos ve de negro vestidos”, un compendio de lecturas obligadas tanto para los que están dentro como fuera del colectivo metalero.

 

La Imponente furia de mi motor

Los académicos no sólo se centran en V8, Hermetica y Almafuerte y rompen con múltiples prejuicios que cargan los más influyentes de la escena, la cual es concebida por sus autores como un género musical, un movimiento y una historia filosófica a la vez. También hacen un repaso por Riff, Tren Loco, Malón, Horcas, Serpentor, Harpoon, Helker, Lorihen y Jason, entre otras, para explicar qué puede alumbrar cada conjunto en su particularidad y singularidad. De esta forma, el abordaje interdisciplinario del grupo permite ir más allá de los triviales análisis periodísticos que suelen encontrarse sobre todo en los medios hegemónicos de comunicación y, a su vez, brinda propuestas innovadoras por sobre las investigaciones culturales que se han realizado en los últimos 30 años sobre el metal argentino.

El análisis se centra en los discursos y poéticas de los principales referentes de la escena para entender cómo su vida y su arte involucran ideas y formas de actuar relacionadas a la resistencia y la lucha, pero también a la organización y el escape. En este sentido, el GIIHMA da cuenta de interesantes sentidos que circulan en las letras de las canciones metaleras, las cuales siempre están contextualizadas en sus respectivas facetas históricas, es decir, en sus condiciones de producción. La heterogeneidad que sus ensayistas encuentran, cada uno desde su punto de vista, se despliega desde el nacionalismo, el cristianismo y el nihilismo hasta la crítica hacia los medios de comunicación, la reivindicación de la clase obrera, la lucha de clases y la conquista por los derechos humanos.

No dejan mirar, pero por suerte puedo ver

Cabe resaltar que sus autores asumen una posición crítica respecto del objeto de estudio que investigan, requerimiento necesario para una investigación académica, y esto se ve en cómo encontraron diferentes incoherencias y/o irreflexiones sobre diferentes problemáticas sociales por parte de varias letras del metal nacional. Así nos invitan a pensar también en las dificultades o límites que poseen varios discursos de sus artistas como, por ejemplo, la constante señalización de un “mal” relacionado a un “poder”, términos que nunca terminan de definirse, o las dos caras de Ricardo Iorio expresadas en sus manifestaciones mediáticas y en el significado que esgrimen muchas de sus canciones. De manera que este trabajo, como bien dicen sus escritores, tiene la capacidad de producir debates, apropiaciones, pero también resquebrajamientos y cóleras.

El análisis rico y crítico de la obra puede explicarse desde la diversidad formativa de sus investigadores: Ezequiel Martín Alasia, estudiante de Letras (UBA) y técnico en realización audiovisual; Manuel Bernal y Diego Caballero, ambos licenciados y profesores de Ciencias de la Comunicación (UBA); Gito Minore, periodista, escritor y profesor de Filosofía (UBA); Juan Ignacio Pisano, docente de Filosofía y Letras (UBA); Emiliano Scaricaciottoli, docente de Letras (UBA); Luciano Daniel Scarrone, músico y estudiante de Gestión del Arte y la Cultura (UNTREF); y Gustavo Torreiro, Licenciado y profesor de Ciencias Políticas (UBA).

Destruir las barreras que impiden mi pensar

En conclusión, nos encontramos delante de un trabajo que propone, por un lado, una revisión histórica indispensable de los puntos nodales del movimiento metalero argentino, así como ofrece, por otro lado, preguntas y reflexiones sobre las luces y sombras que presentan el legado de sus máximos referentes. Se trata de una lectura obligada que está dirigida no sólo para cualquiera que integre el colectivo heavy local, sino para quien lo observe a la distancia con curiosidad o todavía posea prejuicios por desconocimiento de aquellos que “Se nos ve de negro vestidos”.

 

 

Escrito por:
Marcos Betancourt