REVIEWS LIVE

27 OCTUBRE - SCENARIUM, SAN SALVADOR

MAYHEM EN EL SALVADOR 2016

PRELUDIO

Desde el anuncio de la gira y que la leyenda del Black Metal, Mayhem, pisaría tierras centroamericanas muchos comenzamos a hacer nuestras expectativas y planear de alguna forma no perdernos este evento que no es más que un hito en la historia centroamericana. Algo inédito para la banda así como para Centro América. Si bien Mayhem ya había estado en Costa Rica unos años atrás, esta gira es especial, la primera de la banda por Latinoamérica y, además, ejecutando su ópera prima, De Mysteriis Dom Sathanas al completo. Algunos tuvieron la dicha de contar con la presencia de la banda en su país (Guatemala, El Salvador y Costa Rica) mientras otros debimos emprender un viaje agotador pero imprescindible para alguien que realmente ama el Metal y que deseaba ser testigo en primera persona de esta historia. Así cada quien hizo sus planes y sólo los privilegiados pudimos atestiguar lo que Mayhem tenía preparado para la humanidad y que quedará grabado por siempre en cada uno hasta la posteridad.


I

Darlament Norvadian: Darkness Descends

Vaya privilegio el que tuvo la banda de abrir la noche pero también el privilegio que tuvimos los presentes de observar esta formidable banda. No se amilanaron y, por el contrario, asumieron la responsabilidad con fuerza y precisión. La ejecución fue formidable, un estilo muy particular. Impregnaron la sala con un ambiente oscuro y desolador. Poco a poco los presentes fueron respondiendo, muchos se guardaban para lo que vendría después, sabíamos que presenciaríamos algo único en nuestra vida así que había que reservar energías pero aun así nunca dejó de tener apoyo la banda. De a poco fue ganando la confianza y aceptación de los presentes. El sonido impecable y el show perfecto. Media hora sobre el escenario fue suficiente para demostrar que la banda estaba más que a la altura para tan esperada noche. Su Black Metal directo y potente fue la mejor forma para calentar motores. Una propuesta que vale la pena apoyar y una escena en ascenso.

II

Genocidium: Blood for War

Vestidos para la batalla y acompañados por el Macho Cabrío la banda tomó el escenario, sabían que debían dejarlo todo ese día. Era la noche indicada para demostrar su calidad y capacidad. Black Metal puro y sin contemplaciones. Black Metal en sus raíces más primitivas. Atronador, potente, oscuro y bélico es el sonido que trae Genocidium, una propuesta más que interesante. Tomaron la batuta sin cobardía y no dejaron amilanarse por el alto estándar de calidad que había dejado Darlament Norvadian con su ejecución. Salieron sin piedad a destruir todo cual máquina de guerra. Desataron algunos tímidos mosh entre los presentes y fueron altamente recibidos. Tocaron con furia y pasión, como debe ser ejecutado el Black Metal.

III

Mayhem – Funeral Dom Sathanas

Luces apagadas, una densa niebla en el escenario y un sonido tétrico anunciaban que el fin de la humanidad estaba cerca. El funeral comenzaría en poco tiempo pero primero una misa negra, una misa consagrada al caído donde la música que acompañaría sería un Black Metal en su más puro estado y con Attila como el sumo sacerdote que consagraría la noche.

Como la muerte llega sin avisar así la banda comenzó a ejecutar Funeral Fog desatando la euforia y el caos entre los presentes. Ataviados con largos ropajes y su cara cubierta, tan sólo Necrobutcher mostraba su rostro pero con una mirada asesina ante la cual todos sucumbían. Attila sería el último en aparecer… ¡Cómo apareció desde el fondo jamás olvidaremos! Su rostro cubierto con un corpsepainting tenebroso y que te hacía saber que era él y sólo él el dueño de una noche astral. Su presencia se sentía por doquier, era omnipresente en todo el local. Aquello que presenciamos era lúgubre, macabro, hipnotizante, tenebroso, fúnebre y malévolo, absolutamente todo de lo que está hecho el Black Metal. Nada se compara al aura de maldad y caos que había en el ambiente. Esto era una alabanza al caído y éste se hizo presente aquella noche en forma de Black Metal.

No es divertido sino hipnotizante el show que presenta Mayhem en esta gira, representan el álbum de la mejor manera, bastante teatral su ejecución donde todos los integrantes de la banda asumen su rol y nunca, nunca, se salen de su personaje… Tal vez sea porque no actúan y sólo son sobre el escenario quienes genuinamente ellos son.

"When it's cold And when it's dark The FREEZING MOON can obssess you!" Fueron las palabras pronunciadas por Attila para anunciar la gran Freezing Moon. Uno de los temas más esperados y que más gustan del álbum. Si te llamas a sí mismo metalero debes conocer bien este trabajo de Mayhem, la ejecución es tal cual tanto musical como vocalmente, es impecable el trabajo de todos. La voz de Attila y sus cánticos Khoomei son enajenantes, además de su performance tan atrayente, sus ademanes mostrando con sus manos lo que recita en las letras de cada tema.

El encore no podría ser mejor. Deathcrush haría no un caos sino un tsunami destructivo. La voz de Attila sonaría inmensamente diferente a lo que había hecho con anterioridad. Los músicos volvieron con sus rostros descubiertos, Necrobutcher sin camisa y no hay palabras para definir lo que sucedió. Fue impresionante el sentimiento y el aura en ese momento, ya no fúnebre sino de destrucción pura. Proseguiría Carnage para concluir con Pure Fucking Armageddon. Toda la noche fue espectacular aunque algunos gustaron más de algún tema en particular todo fue exquisitamente poderoso.

MAYHS1

EPÍLOGO

Una noche inolvidable y que quienes se lo perdieron lo lamentarán por el resto de sus días. Mayhem podrá volver en algún momento pero no con este show, un show conceptual hacia su opera prima, algo irrepetible, incomparable y sin parangón alguno. Esa noche debíamos estar ahí porque era historia pura.

El lugar muy bonito, aparentemente el menos indicado para un concierto de Black Metal por su ubicación dentro de un centro comercial pero no es el lugar sino el ambiente y la ejecución el que hace que todo encaje. El escenario fantástico, el sonido más que a la altura y digno de resaltar que fue así para las tres bandas. El comportamiento del público a la altura.

Las bandas locales nunca dieron respiro tema tras tema y dieron muestra de alto poder. Habrá que decir de Genocidium que, aunque su ejecución fue precisa y de alto nivel, no pudieron igualar a su antecesor pero esto fue por escaso margen. Ambas bandas dieron lo mejor de sí y no defraudaron. Ambas tuvieron un gran recibimiento y se adueñaron del escenario mientras estuvieron. De Mayhem nada resta por agregar mas que nos legaron una gran noche y demostraron cómo se ejecuta el Black Metal en todos los aspectos, nada de contemplaciones ni romanticismos. Nunca un “buenas noches”, “gracias”, llegaron a hacer lo suyo y rendir culto a la oscuridad.

Reseña escrita por Edwin Martínez.



comments powered by Disqus