REVIEWS LIVE

HL1

02 NOVIEMBRE - BUENOS AIRES, ARGENTINA

HELLOWEEN PUMPKINS UNITED EN LA ARGENTINA

“La Reunión de las Legendarias Calabazas al ritmo del Power Metal”

La historia del POWER METAL, ese estilo que se formó de la derivación del Heavy Metal clásico y el Speed Metal, tuvo un origen esencial en la década de los 80´s, y si hablar de Power Metal se trata, HELLOWEEN es la principal referencia del estilo, sin duda alguna.

La agrupación alemana oriunda de Hamburgo, que en su momento de formación a finales de los 70´s pasó por varios nombres hasta finalmente quedarse con este que, ha trascendido en todos los ámbitos de la música del movimiento Metal a nivel mundial, reunían a sus actores principales, de ese origen, de esa época, que a excepción del desaparecido Ingo Schwichtenberg, baterista original de la banda teutona, de quien es bien sabido por los fanáticos de la banda, que su partida fue un duro golpe para la agrupación.

Pero a pesar de su ya larga ausencia física, y la imposible participación en la reunión de varios miembros de HELLOWEEN en este tour llamado “THE PUMPKINS UNITED” que los ha llevado a visitar varios países, se daban cita el mítico Luna Park, el pasado Jueves 2 de Noviembre; los miembros fundadores Markus Grosskopf (Bajo), Michael Weikath (Guitarra) y Kai Hansen (Guitarra/Voz), junto a famoso segundo vocalista Michael Kiske, pero primero en convertirse en la voz oficial de este movimiento llamado Power Metal, junto al ya conocido Andi Deris, con su espectacular voz para Helloween desde 1994 conformaban, junto con las participaciones de Sascha Gerstner (Guitarra) y Dani Löble a la batería, lo que sería esta famosa reunión de los miembro oficiales de Helloween.

Argentina ha sido históricamente, un país en donde el Heavy Metal siempre fue bastón principal y preferido de los amantes del Metal en general, no es raro ver la gran cantidad de bandas practicantes del Power Metal, Speed Metal, Heavy Metal tradicional, por encima de vertientes más extremas del Metal en sí. HELLOWEEN, es parte fundamental de la historia y la influencia musical de muchas bandas argentinas, así que no era extraño esperarnos una gran asistencia. Familias enteras se vieron, tres generaciones entrando de la mano pudimos presenciar en varias entradas del Luna Park; Abuelos, Padres e hijos entrando juntos, señoras que superaban fácilmente los 50 años ataviadas con las remeras de las calabazas con una sonrisa que no encontraban más espacio en sus rostros, había de todo, incluso, pude ver un señor de unos 70 años solo, entrando al recinto cual niño entrando a un circo por primera vez, rebosante de felicidad, señor que a la salida casualmente, tomó el mismo colectivo que yo, y vaya que no vivo cerca del Luna Park, y vive solo vive a unas 7 cuadras de mi hogar (unos 20Km de Luna Park), era un día especial, pero aún no terminaba de arrancar.

HL2

Luego de una impecable actuación de la banda local Lörihen, un set acústico que dejo un buen sabor de boca, principalmente por los temas; “El Secreto Más Perverso” y “Vida Eterna” , fueron aplaudidos por los presentes que iban llenando el recinto, solo actuaron en esa pasarela que era parte del escenario de Helloween, el vocalista Lucas Gerardo y el guitarrista Emiliano Obregón, una intervención sutil y con mucha melodía, algunos de los presentes acompañando las canciones, y realmente fue una apertura suave pero equilibrada, de muy buen gusto.

HL3

Ya marcada las 21Hs como se esperaba, y las ansías nos hacía ver sin pausa el reloj, se bajaba el telón y entraba en escena HELLOWEEN , y un Luna Park casi a pleno se prendía en llamas de energía. “HALLOWEEN” abría el concierto y esa línea del coro; “AHHH, ITS HALLOWEEN” retumbaba en toda la cúpula, 13 minutos intensos, con los cruces de guitarras entre Kai Hansen , Michael Weikath y Sascha Gerstner , junto a las voces de Kiske y Deris , daban la apertura más elegante posible a esta noche llena de calabazas y magia especial.

Seguido esto nos atropellaban con el clásico “Dr. Stein” del mágico álbum “Keeper of the Seven Keys Part II” y la gente no paraba de corear las primeras notas de guitarra de este grandioso tema, todo cantando al igual el coro, la fiesta estaba servida, y esto apenas empezaba. Andy Deris saludaba a todos los presentes junto con Kiske , quien fue desde ese momento el consentido de la noche, Buenos Aires arropaba a Kiske de principio a fin, sin menos preciar a los demás, pero obviamente ya Michael era la estrella principal.

Seth & Doc , las dos calabazas en caricaturas animadas que saldrían en la pantalla principal del concierto, fueron presentados por Andy Deris , y estos dos personajes divertidos, locos y excéntricos también serían protagonistas en la noche de la reunión de las calabazas, La sonrisa dibujada en los presentes se agrandaba aún más, esto era ya un espectáculo a todas luces, y esto se asentaba más cuando empezaron el tema “I Am Alive” con Kiske en tomando el escenario haciéndoles recordar a todos los presentes porque es la voz emblemática de la banda durante tantos años. Andy Deris también tendría su turno, entrando a cantar par de temas; “If I Could Fly” que encantaba con esa velocidad a medio tempo, melódica y serena junto a la agresiva “Are You Metal” , en la que todos los presentes acompañarían en un intercambio interactivo con la banda muy elegante y dinámico.

HL4

“Kids of the Century” sería el tema que traería de regreso al escenario a Kiske mientras Deris se tomaba un merecido descanso, para luego regresar al escenario mientras ahora Kiske se ausentaba, Deris interpretaba la muy melódica y equilibrada “Waiting for the Thunder” que daba respiro a la audición, y aunque, debemos acotar que no todos los temas los cantarían por separado los principales vocalista de la noche, llegaba el turno de ver esa mezcla de ambas voces turnarse más seguido los temas, cediéndose cada uno, líneas y espacios para destacar, demostrándose un gran respeto uno por el otro, y sumado a esto, las sonrisas de los demás integrantes, “Perfect Gentleman” marcaría parte importante de esta dinámica de ver a los dos principales vocalistas de HELLOWEEN sobre el escenario compartiendo temas, “Perfect Gentleman” se prestó para seguir interactuando con el público, Kiske colocando un sombrero a Deris , y Andy mismo agradeciendo en español y conversando en nuestro idioma nos acercaba más a la banda, y hacia más calurosa y divertida la noche con un Kiske que no entendía y debía Andy explicarle lo que nos conversaba, agregándole; “Michael, debes aprender a hablar en español” , y Kiske sintiéndose impotente, asentando con la cabeza, pero disfrutando del momento y sonriendo, y vaya que los espectadores cercanos a la pasarela de la tarima se lo gozaron en “HD”.

Pero no todo se centraría en la presencia de Kiske y Deris, Kai Hansen, ese miembro fundador que hizo las veces de Guitarra y voz al principio de la formación de la banda, tendría también su oportunidad, Luna Park estaba servido para este momento, así que, Kai Hansen nos descargó un paseo por 4 clásicos temas “Starlight / Ride the Sky / Judas / Heavy Metal (Is the Law)”, sin parar y con apenas pausas para separar un tema de otro, al principio, se le escuchaba temeroso, a bajo volumen pero a medida que iban avanzando los temas, fue subiendo su confianza y también sus registros vocales, una excelente intervención, acompañado de los movimientos por todos lados de animado Markus Grosskopf y acompañándolo en la divertida faena Sascha Gerstner. Finalmente teníamos a Kai Hansen de regreso a su lugar, y para esto también estábamos aquí. Alucinante, simplemente alucinante.

HL5

“Forever and One” sería la siguiente pieza, tema que compartirían entre Kiske y Deris, donde sinceramente Deris se llevaba la parte protagonista, sus agudos son notoriamente más altos que los de Kiske, que recordemos venía arrastrando un malestar en el comienzo de esta travesía por Latinoamérica que hizo peligrar su participación en las fechas posteriores, pero por suerte pudo recuperarse. El tema estuvo solo acompañado en un principio por el guitarrista Sascha Gerstner, para luego al final del mismo sonar toda la banda y finalizar nuevamente en las manos del mismo Sascha.

“A Tale That Wasn't Right” estuvo precedida por un Michael Kiske conversando sobre él mismo, y la época de este tema; “En aquel tiempo, era joven, tenía el cabello largo, parecía una chica” mientras todos se reían con él; “Lucía reluciente como Elvis, ahora parezco un Elfo”, y así arrancó unos aplausos y un cántico del público vitoreándole: “Kiske, Kiske, oehhh oeehh oeh, oeh.!”. Michael Weikath dando las primeras notas del tema, y acompañando a Kiske, el público, ese fiel público que vino a esta celebración tan esperada, rematando la canción Andy Deris en el clímax del mismo, Andy cantaba donde se necesitaba, dándole un equilibrio vocal a este espectáculo de HELLOWEEN armónico, delicado y bien armado.

HL6

No dejaban de aparecer las caricaturas de las calabazas Seth & Doc, parte esencial de la temática de la banda alemana, presentando cada tema con mini capítulos muy divertidos, y al terminar su sketch visual teníamos al gran Sascha Gerstner en la punta de la pasarela de la tarima dando las primeras notas de “I Can”, con Andy Deris a la carga en las voces, lun sólido, sereno y pulcro Michael Weikath, encargándose del solo correspondiente a este temazo.

Parecía que apenas empezaba todo, pero realmente ya íbamos por la mitad de esta presentación de HELLOWEEN, y la banda necesitaba un descanso, es por ello que dieron entrada al homenaje del gran ausente Ingo Schwichtenberg, muy recordado por los viejos fans, y apreciado en su legado por los fans que vinieron años después y fueron conociendo la historia de su ausencia física. Un juego de viejos videos de Ingo, empezaron a aparecer, donde se le ve haciendo un solo de batería, que fue acompañado por una impecable ejecución del actual baterista Dani Löble, quién de igual forma no se dejaba ver mucho, pero tenía gran crédito por todo el trabajo que estaba desarrollando. Un momento emotivo, bien planificado por la banda y un grato tributo de todo HELLOWEEN al querido Ingo Schwichtenberg acompañado de los aplausos de todos los presentes en el LUNA PARK.

Luego de este merecido tributo a Ingo Schwichtenberg, estábamos ya en la mitad de toda esta presentación de los teutones, y era el turno de un par de temas interpretados con una pequeña pausa entre ambas; “Livin' ain't no crime” + “A little time”, con un Michael Kiske dedicado, en medio del escenario, acompañado como fue desde el principio de esto, por el público. Venía a continuación; “Why?” , en donde Markus Grosskopf se adueñaba de la tarima con las primeras notas en el bajo, y era el turno de ver otra vez al dúo Kiske/Deris en acción, este tema es de los más pausados, aunque no deja de tener energía, extraído del clásico álbum “Master Of The Rings” (1994), destacando los solos de Sascha Gerstner y Michael Weikath.

HL7

Esto no paraba y se encimaba “Soul Survivor” con Andy Deris tomando las riendas, acompañado en los coros por Sascha Gerstner y Michael Weikath, Deris estaba fresco, como si apenas se tratara de su primer tema de la noche. Y era la hora de otro de los clásicos más esperados; “Power” y Deris sería el encargado, claramente fue la cara de este tema en la época en la que salió, así que no se esperaba menos, que le dejaran la interpretación solo a él, y la gente gritaba de principio a fin toda la canción, seguía la alegría. Entraba de regreso Kiske al escenario y se sumaba para interpretar la rápida “How Many Tears”, y a poca distancia de los músicos se armaba un pequeño pero ajustado pitwall.

La banda se retiraba con notas al aire, al final de la pieza, comandados por un “director de orquesta” en la imagen de Kiske mientras todos los músicos compartían el espacio reducido de la tarima de batería. Pero la fiesta no había terminado, luego de retirarse y dejarnos nuevamente con las mascotas Seth & Doc, en una larga pausa, la agrupación formada en el 1983 regresaba con el fondo de un tema de corte épico y la pantalla principal mostrando las 7 llaves del “Keeper” y una calabaza sostenida por unas manos que a lo lejos pintaban de bruja, para regalarnos los temas “Eagle Fly Free” comandados por Kiske, gritada a todo pulmón por el Luna Park, con la hermosa alineación entre Kai Hansen, Sascha Gerstner y Michael Weikath, con este último haciendo gala del solo correspondiente a la canción, luego de una pausa obligada donde el público argentino coreaba el nombre de HELLOWEEN, Kiske nos presentaba otro clásico “Keeper of the Seven Keys”, más de 12 minutos de este largo tema que de principio a fin nos pasea por toda esa amalgama de melodías, tiempos variados, lentos, rápidos, solos en los que los guitarristas pasaban al frente para deleitar a los más afortunados que estaban cerca de ellos.

Era el turno de ver una despedida del escenario, de músico por músico, bajo una guitarra melódica de Sascha Gerstner, animando a la gente a corear “ohhhh, oh, oh , ohhh”, se iban despidiendo en el siguiente orden; Kiske y Deris, muy aplaudidos, luego el baterista Dani Löble que regaló al público sus palillos, Hansen venía detrás y quiso homenajear a los desaparecidos Lemmy, Dio y Hendrix, y todos aplaudieron en señal de respeto y admiración por hermosas palabras, era el turno de irse de Weikath, quien extendía los brazos y trataba de abrazarlos a todos desde donde estaba, no se iba a quedar atrás el señor Markus Grosskopf, quién fue de los más vitoreados, haciendo un gesto de agradecimiento y respeto, como si tuviera un sombrero puesto haciendo reverencia al público. Queda solo Sascha Gerstner, siguiendo las notas suaves y melódicas pasa al frente de la tarima y finaliza arrodillándose ante todos, levantando los brazos también mostrando gratitud por todo el calor mostrado hacía ellos.

HL8

Todos los que llenaban el luna Park, empezaron a cantar el clásico “Ohhhhh HELLOWEEN, es un sentimiento que no puedo parar”, venían las mascotas Seth & Doc a despedirse, sacando todos los trucos que les quedaba del sombrero, y sus animaciones, tocando un botón de “Start”, destruían la máquina y quedaba en la gran pantalla el anillo representativo de la noche que nos traía cada tema que HELLOWEEN presentó, finalmente, los dos últimos temas, si esos que ya cerraban la noche, Kai Hansen entraba y tiraba notas de HALLOWEEN al aire, y detrás venían nuevamente cada uno de los que conformaban esta reunión de las calabazas, “Future World” sonaba, y la alegría se extendía un poco más, Kiske lideraba su tema y el coro era seguido por todos; ”Cause we all live in Future World A world that's full of love Our future life will be glorious Come with me, Future World” y con la última nota de la canción al aire, venía entrando Andy Deris nuevamente, con unos grandes globos con el símbolo de la calabaza y parte del staff de los alemanes también traían unos cuantos, estos fueron soltados al público para reventar uno de los temas más esperados; “I Want Out”.

Luna Park era una fiesta, el momento final, ese momento que va a quedar para siempre en nuestros recuerdos, Deris y Kiske al final dividiendo al Luna Park en dos; Deris lideraba la melodía “oohhhh, oh oh ohhhh” y Kiske a la otra mitad que gritaba “¡I Want Out!”, se cambiaron de lado ambos vocalistas y en la misma interacción, entonces el público entendió mejor y se sintió más el juego con estos dos grandes vocalistas, entrando en el coro final que marco el cierre de esta gran noche, una noche de verdadero Power Metal, una noche como dijimos anteriormente “MÁGICA”, contentos todos, a la despedida final de la banda, y no pareciera que hubieran pasado casi 3 horas de concierto, si, 3 horas!!!

Una vez más Argentina se convirtió en parte de una de las reuniones más esperadas de los últimos tiempos, los creadores de un estilo, los baluartes de la melodía que mezcla poder, sentimiento, y calidad. HELLOWEEN fue simplemente fenomenal, y queremos pensar que no es el final, sino, solo una pausa donde nos regalaron un premio, premio a la fidelidad a HELLOWEEN, y ellos seguramente seguirán recorriendo los países que les falta recorrer, con la convicción de que Buenos Aires es también su casa.

Créditos enormes a las productoras STARGATE PRODUCCIONES, MTS PRODUCCIONES y a GABY SISTI PRESS por toda la buena energía, atención y trabajo. Sin duda este fue uno de los conciertos del año y se hablará por muchos años de esto.

Reseña escrita por Raúl Echeverría.
Fotografías gentileza de Iván Pinto PH (MTS PRODUCCIONES).


SET-LIST: HELLOWEEN - Estadio Luna Park, Buenos Aires, Argentina – 2 de Noviembre 2017:

01. Halloween
(with Michael Kiske & Andi Deris)
02. Dr. Stein
(with Michael Kiske & Andi Deris)
03. I'm Alive
(with Michael Kiske)
04. If I Could Fly
(with Andi Deris)
05. Are You Metal?
(with Andi Deris)
06. Kids of the Century
(with Michael Kiske)
07. Waiting for the Thunder
(with Andi Deris)
08. Perfect Gentleman
(with Michael Kiske & Andi Deris)
09. Starlight / Ride the Sky / Judas / Heavy Metal (Is the Law)
(with Kai Hansen) ('Heavy Metal (Is the Law)' played in full)
10. Forever and One (Neverland)
(with Michael Kiske & Andi Deris)

11. A Tale That Wasn't Right
(with Michael Kiske & Andi Deris)
12. I Can
(with Andi Deris)
13. Drum Solo
(Dani Löble & Ingo 'battle')
14. Ingo Tribute
15. Livin' Ain't No Crime / A Little Time
(with Michael Kiske) ('A Little Time' played in full)
16. Why?
(with Michael Kiske & Andi Deris)
17. Sole Survivor
(with Andi Deris)
18. Power
(with Andi Deris)
19. How Many Tears
(with Andi Deris, Michael… more)


Encore: Invitation
20. Eagle Fly Free
(with Michael Kiske)
21. Keeper of the Seven Keys
(with Michael Kiske & Andi Deris)

Encore 2:
22. Future World
(with Michael Kiske)
23. I Want Out
(with Michael Kiske & Andi Deris)



comments powered by Disqus