REVIEWS LIVE

05 MAYO - TEATRO VORTERIX, BUENOS AIRES

SONATA ARCTICA EN ARGENTINA - 2017

La banda finlandesa regresó al país en el marco de su gira latinoamericana para presentar su último trabajo, The Ninth hour, en el Teatro Vorterix.

El fin de semana abrió sus puertas con un viernes algo caluroso y húmedo que prácticamente nos obligaba a salir a disfrutar de una cerveza, y ¿qué mejor que hacerlo acompañado de una de las bandas nórdicas más influyentes del power metal hoy en día en Argentina? En su sexta visita a nuestro país, Sonata Arctica volvió luego de dos años para presentar su último disco de estudio: “The Ninth hour” y creo que también para verificar que los argentinos, modestia aparte, seguimos sosteniendo invictos el lugar del mejor público del mundo.

Luego del paso de las bandas invitadas de la noche, Boudika y Magika, el escenario quedó a la espera de los nórdicos que nos citaron a las nueve de la noche. Faltaban minutos para la hora señalada cuando las luces comenzaron a bajar, acompañadas de una sutil neblina que nos sumergió lentamente en los bosques boreales de las regiones escandinavas. De fondo, ‘We are what we are’ aceleró los corazones de todo Vorterix y nos preparó para las casi dos horas que nos esperaban.

Los aplausos se hicieron oír al instante con el comienzo de ‘Closer to an Animal’ que fue la encargada de abrir el repertorio de ese viernes. “¿Cómo están Buenos Aires?” gritó Tony Kakko quien se mostró encantadísimo con el público desde el primer momento. La temperatura siguió aumentando paulatinamente con ‘Life’, también perteneciente al último disco de estudio, para llegar al punto máximo de este tramo inicial con ‘In black and white’.

SON2

De a poco las luces comenzaron a bajar hasta dejar el escenario enteramente a oscuras. Con Tony sentado en el borde del mismo, comenzó uno de los clásicos más coreados de la noche: ‘Tallulah’. Mientras todos intentábamos de a poco recomponer nuestros corazones, les tocó el turno a otros dos temas pertenecientes a “The Ninth hour”: ‘Fairytale’ y ‘Among the Shooting Stars’ que fue coreada y aplaudida hasta el cansancio por la multitud a los pies del escenario.

Por unos minutos el recinto volvió a ser consumido por la oscuridad, dejándonos a la espera de la segunda vuelta con ‘No more silence’ sonando de fondo. Cuando la ansiedad ya comenzaba a advertirse fácilmente entre el público, los músicos volvieron a ocupar sus lugares para sacarnos bruscamente de la quietud con ‘Abandoned, pleased, brainwashed, exploited’.

SON3

La primer “despedida” programada de la noche se dio con ‘The power of one’, lo que colmó el Vorterix de palmas y aplausos hacia los finlandeses que no dejaron de sonreír en toda la noche.

Como era de esperarse, amagaron un adiós que fue respondido por el público con el clásico cantico argento “Olé, ole, ole, ole, ole, ole, ola” que dejo a los Sonata anonadados. Tal es así que Pasi Kauppinen sacó su celular para grabar ese momento inmejorable que le generó piel de gallina a más de uno. “¡Gracias Buenos Aires! Son un público maravilloso. Queremos agradecerles a todos por haber venido. Nosotros no existiríamos sin ustedes. Recuerden que ustedes son los que mantienen viva la música en vivo”, dijo emocionado Tony antes de regalarnos los bises ‘I Have a Right’ y ‘Don’t Say a Word’.

Se podía notar que los finlandeses la estaban pasando muy bien y no querían terminar la noche, por lo que Tony, a modo de despedida, propuso un competencia entre el público al que separo en tres grupos. Entre aplausos y gritos y con las gargantas deshechas, los fanáticos les dedicaron el último adiós a la banda, o mejor dicho, hasta pronto.

Setlist:
1. Closer to an Animal
2. Life
3. The Wolves Die Young
4. In Black and White
5. Tallulah
6. Fairytale
7. FullMoon
8. Among the Shooting Stars
9. Abandoned, Pleased, Brainwashed, Exploited
10. We Are What We Are
11. The Power of One
12. Misplaced
13. I Have a Right
14. Don’t Say a Word (with Vodka outro)

Reseña escrita por Yamila Ovit.
Fotografías gentileza de Juan Manuel Pantera Von Ortner.



comments powered by Disqus