REVIEWS LIVE

06 MAYO - PALACIO DE LOS DEPORTES, MÉXICO DF

KING DIAMOND EN MÉXICO - 2017

El cantante y músico danés, King Diamond, convierte en un manicomio el Palacio de los Deportes, la noche de este sábado al ofrecer su primer concierto como solista en tierras aztecas, ante un público desenfrenado que celebró cada pincelada de locura y cada nota del más puro estilo de heavy metal.

Al salir al escenario, soltó los demonios y al espíritu de Abigail, concentrado en su material discográfico más emblemático en su profunda carrera metalera e interpretar temas como: “Out from the asylum”, “Welcome home” y “Sleepless nights”, mismas que fueron coreadas y bailadas por cientos de seguidores y seguidoras.

El estridente y bizarro personaje con su maquillaje vampirezco, mostró no sólo su talento musical, sino también su idea escénica al presumir la fuerza escenográfica de una vieja iglesia o castillo gótico, que con el juego de luces y sonido, sorprendió a los jóvenes que llenaron la pista del domo de cobre. Los ánimos se encendieron cuando empuñó la bandera de México, en sinónimo de agradecimiento por el recibimiento que le hicieran sus huestes y amantes de su estilo metalero, acompañado de los virtuosos guitarristas Andy LaRoque y Mike Wead, ambos importantes en el sonido de Diamond.

KING2

Sin parar y sin dar tiempo al respiro, el “Rey Diamante”, continuó con su recital con temas como “Halloween”, “Eye of the witch”, “Melissa”, “Come to the Sabbath” y “Funeral”, con las que deleitó hasta el éxtasis a los asistentes, que prefirieron apreciar el espectáculo, que practicar el conocido “slam”, baile frenético de empujarse unos con otros, como sucedió con el grupo estadunidense telonero Exodus.

La noche se hizo corta para los amantes de este género musical, pero sobre todo para los seguidores de King Diamond, que sin tener éxitos comerciales y de no haber lanzado disco alguno en 10 años, ha mantenido su jerarquía como uno de los mejores músicos metaleros, por la atmosfera lúgubre y obscura resonancia vocal.

Las piezas musicales saciaron la sed de los que esperaron más de 20 años en poder verlo, escucharlo y sentirlo cerca, ya que King Diamond, había venido a México en 1996, cuando era músico de la banda, Mercyful Fate, y ahora como solista sorprendió a sus fieles seguidores.

El final del concierto se acercaba con los temas: “Arrival”, “A mansión in darkness”, “The family ghost”, “The 7th day of july 1777”, “Omens”, “The possession”, “Abigail”, Black horsemen” e “Insanity”, letras que llevaron a un viaje fantástico a los asistentes del Palacio de los Deportes y que los marcará para toda su vida.

KING3

La noche se hizo corta para los amantes de este género musical, pero sobre todo para los seguidores de King Diamond, que sin tener éxitos comerciales y de no haber lanzado disco alguno en 10 años, ha mantenido su jerarquía como uno de los mejores músicos metaleros, por la atmosfera lúgubre y obscura resonancia vocal. Las piezas musicales saciaron la sed de los que esperaron más de 20 años en poder verlo, escucharlo y sentirlo cerca, ya que King Diamond, había venido a México en 1996, cuando era músico de la banda, Mercyful Fate, y ahora como solista sorprendió a sus fieles seguidores.

Reseña escrita por César Muñoz Valdez.
Fotografías gentileza de Mayra Ortiz.



comments powered by Disqus