REVIEWS LIVE

MARKY1

15 MARZO - BLONDIE, SANTIAGO

MARKY RAMONE EN CHILE

“Todo funcionando como reloj”

No solo era la hora indicada a pulso. Era también el público preciso en el lugar perfecto. A escasos metros de los enardecidos fanáticos, Marky Ramone y sus secuaces musicales nos entregaron 80 minutos cargados de lo mejor de lo mejor de la mítica banda de punk rock norteamericana, The Ramones. No dijeron una sola palabra fuera de las canciones, porque tampoco era muy necesario. A cada segundo nos acribillaban con un nuevo éxito y el público les respondía con mosh escandaloso, con brazos alzados y tipos danzando en el aire sobre los que se apretaban en la reja frontal. Eran las nueve de la noche en punto cuando comenzó todo en la Blondie, lugar de eventos posado en el centro mismo de la capital. Sin embargo, los encargados de abrir el show no fueron otros que la banda nacional Los Mox!

Con una seguidilla de éxitos de antaño, y comenzando a las 8 de la tarde en punto, los nacionales tuvieron media hora de presentación para recordarnos que el tiempo pasa, pero los recuerdos de las letras permanecen inalterables. Así fue como Andy Towers en batería, Pablo en guitarra en y Macuco en voz y bajo, nos deleitaron con un arsenal de noventeras canciones entre las que como siempre destacan “Curao Manejo Mejor”, “La Mansa Fiesta”, “Toy con Caña”, “Bronceado de Cantina” y la siempre incombustible “Ron Damón”.

Media hora exacta para ajustar los micrófonos y dar las últimas afinaciones a los instrumentos. Marky Ramone lucía su cabellera habitual y haciendo un gesto de humildad y servilismo pasajero se instaló rápidamente en el lugar que le corresponde por antonomasia. Con él estaba su talentosa banda y la atropelladora cantidad de grandes éxitos que tuvo a los asistentes coreando en todo momento.

MARKY2

El espectáculo se abrió con “Rockaway Beach” y “Teenage Lobotomy” y de ahí en más no pararon. Incluso los movimientos irían en franco ascenso sin siquiera pensar en descansar ni por un segundo. Los mosh se hicieron evidentes al tiempo que las poleras iban girando en las manos de sus dueños. “Do You Wanna Dance?” y “Sheena is a Punk Rocker” fueron las más coreadas inicialmente pero solo hasta la llegada de “I Wanna Be Your Boyfriend” y “Beat on the Breat”, canciones que aparecieron juntas, logrando efervescencia inequívoca. Pero como es de suponer, esto era solo el comienzo.

Y es que intentar canalizar las emociones en sonidos específicos se transforma en una misión imposible, pues la presentación no tuvo puntos bajos en ningún momento y pese a no hablar directamente con el público, todos los miembros de la banda demostraban el cariño que sentían por el pueblo chileno. “Rock ´N´ Roll High School”, “I Believe in Miracles” y “The KKK Took My Baby Away” también arrasaron al momento de aparecer casi de igual forma que con dos de sus temas más clásicos, los que estaban muy cerca el uno del otro: “Pet Sematary” y la inconfundible “I Wanna Be Sedated”.

¿Era tiempo de decir adiós? Nada de eso. Recién habían pasado 55 minutos antes de bajar por primera vez del escenario y volver de la mano de otra batería de buenas canciones. Para este momento, se dejaron canciones como “Do You Remember Rock ´N´Roll Radio?”, “Anxiety” y el cover a “R.A.M.O.N.E.S” original de los rockeros de Motörhead.

MARKY3

Segunda salida y segundo encore. Era que no si aún faltaba uno de sus caballitos de batallas más glamorosos y reconocidos que, de hecho, está incluido en el nombre de la banda. Sin embargo, antes de la arremetida final y furiosa de “Blitzkrieg Bop” hubo tiempo para un par de canciones más “California Sun” y el cover de Louis Armstrong “What a Wonderful World”.

Y qué mundo más hermoso este que nos permite respirar levemente los sonidos de antaño, esos tiempos en que el punk era una forma de vida y se respiraba la insalubridad con tres acordes y un par de tarros llamando la atención. La noche del 15 de marzo, en la Blondie había vida, había también gritos desgarradores, pero de felicidad. Flacos, gordos, barbones, pelo largo, pelo corto, oficinistas y adolescentes lampiños por naturaleza. No importa la edad ni el tiempo, la música se hace inextinguible cuando se le ama con pleitesía y desaforo sensitivo. Marky Ramone nos sigue acompañando y nosotros lo seguimos acompañando a él con el cariño y respeto que merece un artista que perteneció tantos años a una súper banda de categoría mundial.

Setlist:
Rockaway Beach
Teenage Lobotomy
Psycho Therapy
Dou You Wanna Dance?
I Don´t Care
Sheena Is a Punk Rocker
Havanna Affair
Commando
I Wanna Be Your Boyfriend
Beat on the Brat
53rd & 3rd
Now I Wanna Sniff Some Glue
Gimme Gimme Shock Treatment
Rock ´N´ Roll High School
Oh Oh I Love Her So
Lets Dance
Surfin´ Bird
Judy is a Punk
I Believe in Miracles
The KKK Took My Baby Away
Pet Sematary
Chinese Rocks
I Wanna Be Sedated
I Don´t Wanna Walk Around You
Pinhead

Encore:
I Just Want to Have Something to Do
Needles & Pins
Do You Remember Rock ´N´Roll Radio?
Cretin Hop
Anxiety
R.A.M.O.N.E.S.

Encore 2:
California Sun
What a Wonderful Word
Blitzkrieg Bop

Reseña escrita por Jorge Fernández.



comments powered by Disqus