REVIEWS LIVE

15 MARZO 2016 - CLUB KMASÚ PREMIERE (SANTIAGO, CHILE)

EXTREME NOISE TERROR EN CILE

EXT8

A las 19:00 hrs. se abrieron las puertas de discoteque Kmasú para dar inicio a lo que sería una jornada bastante particular, en donde podremos escuchar una variedad de bandas, de las cuales varias pisaban suelo chileno por primera vez.

Quien se encargó de abrir los fuegos fue S.O.H. (SIEGE OF HATE), trío brasilero death metal, con tres discos a su haber, quienes, a pesar de haberse formado en 1997, era primera vez en que salían de gira fuera de su país; con un setlist de temas cortos pero potentes, nos muestran su muy buen material, pero lamentablemente por ser día de semana y al ser los primeros, no tenían muchos espectadores, lo cual es una pérdida para una buena banda y que, como dije, hace su debut en escenarios internacionales.

Después de una breve pausa salen a escena los nacionales POSTERROR,, oriundos de Temuco, con un par de años de existencia solamente, cosa que no se notó en su propuesta, muy profesionales, se apoderaron del escenario, con la voz potente y gutural de un frontman avasallador, muestran potencia y de que vienen a dejarlo todo en su presentación. Banda muy recomendable para que los productores nacionales pongan atención.

EXT3

Aparecen los brasileros de NERVOCHAOS,, quienes se adueñan del escenario, verlos es como estar ante una banda tocando en un estadio, saben quiénes son y lo que vienen a entregar, lamentablemente el primer tema y parte del segundo, por fallas técnicas, no se escucha la voz principal, solamente los coros, aunque esto no merma su presentación, con guitarras potentes y una tremenda puesta en escena, pero lamentablemente no ha sido la mejor presentación de esta banda death metal en nuestro país.

EXT4

Cuando aparece los ingleses de DESECRATION, lo primero que llama mi atención es la falta de su bajista, pero cuando empiezan a tocar llenan el sonido con una batería impresionante, por que estos muchachos si algo tienen es experiencia, por algo también son la guitarra y batería de Extreme Noise Terror respectivamente; con un death metal potente, se hacen notar tocando un setlist completo repasando su discográfica compuesta por ya 9 discos a su haber, dejando a los espectadores satisfechos y expectantes al plato de fondo.

Mientras se presentaba Desecration hubo cierto forcejeo en la puerta principal, como siempre, parte de la fanaticada quiere ingresar de forma gratuita sin provocar mayores disturbios, si no solo un dolor de cabeza a los guardias del recinto.

EXT5

Mucho se podría decir de EXTREME NOISE TERROR, como por ejemplo que tienen una longeva carrera, que desde 1985, junto a sus coterráneos de Napalm Death con quien tienen una estrecha relación, fueron los precursores del grindcore, que con su brutal estilo punk crust han reventado oídos, que fueron novedosos al tener dos vocalistas, en fin, muchas cosas más, pero para eso es mejor buscar en Internet su información…..Verlos en vivo es otra historia.

EXT6

Con una Kmasú llena (pero no desbordante) de pelo pinchos, chaquetas de cuero y tachas, aparece EXTREME NOISE TERROR, pero cuando se deja ver Dean Jones es cuando realmente se provoca la explosión y euforia de los asistentes, los primeros acordes de Deceived hacen estallar el primer mosh de la noche, la fiesta sigue con temas cortos, potentes, mostrando un punk en su más primitiva forma, crudo, agresivo, rápido y visceral, los asistentes, eufóricos, vitorean sus canciones y sudan al ser parte de un ritual machacador, en que sus vocalistas se entregan y comparten esta experiencia con los asistentes, pasan y pasan temas, Work for never, Religion is Fear y Bullshit Propaganda son algunos de sus clásicos, pero aún así Dean Jones se da el tiempo de recordar a Phil Vane, vocalista fallecido el 2011 y asegurar de que el seguirá con su legado, Ollie Jones, guitarra y tomando el cargo de segundo vocalista (a falta de Ben Mc Grow) no se queda atrás, formando una dupla masacradora, mientras Michael Hourihan hace lo suyo en la batería y con un joven bajista invitado quien los acompaño desde 2001 al 2012, Stafford Glover, quien en la previa se dio el tiempo de andar con su cámara grabando a las bandas anteriores. El show estaba programado para una hora, pero al cabo de 30 minutos la banda salió del escenario, aludiendo que Dean Jones se sentía mal, con dolores de garganta, solo volvieron para tocar un tema a petición de los gritos de los asistentes; terminado este se retiraron y no volvieron para sorpresa e incredulidad de los fans, pasaron 10, 15 minutos y empezaron las pifias y reclamos, volaron algunas botellas plásticas y latas a un vacío escenario, después de 20 minutos y con un local aún en penumbras se empieza a retirar poco a poco el decepcionado publico, molestos por un espectáculo tan corto, pero agradecidos de poder haber disfrutado del chacalismo de esta banda.

EXT7

Esto se podría haber convertido en una batalla campal, motivos tenían y de sobra, pero para tranquilidad de los productores como de el resto de nosotros, los fans se retiraron en completa calma y dejando esto como un recuerdo dulce y agraz.

Reseña realizada por Claudia Toro P..
Fotografías tomadas por Diego Pino Marín.


Contactos:



comments powered by Disqus