REVIEWS LIVE

06 FEBRERO 2016 - TEGUCIGALPA

EXODUS EN HONDURAS

EXODUS3

PROLOGO

Tras la tormenta volvió la calma pero tampoco duraría tanto. Recién en octubre pasado tuvimos la visita de Therion pero esta vez nos depararía algo completamente diferente. La ausencia de conciertos parece llegar a un final y poco a poco tenemos más y más en estas tierras centroamericanas que tanto han sufrido la larga ausencia de bandas internacionales. El anuncio de la visita de Exodus llegó de manera sorpresiva para muchos a tan sólo días de la partida de Therion de nuestras tierras. Esta vez nos esperaba algo diferente y con más poder. Cada uno fue preparándose como pudo y esperamos con ansias ese día que más pronto que tarde finalmente llegaría.


I GODZEND: OSCURIDAD INDUSTRIAL

Desde el anuncio como banda apertura hubo mucha crítica por no ser precisamente la banda más adecuada para dicho evento, nunca se cuestionó la calidad de la banda sino la diferencia de géneros. Aun así la banda se preparó lo mejor que pudo para dar un espectáculo acorde al show que habría esa noche. Alrededor de las 08:10 vestidos con una indumentaria oscura, ligero maquillaje sobre sus rostros y con sus bocas cubiertas subieron al escenario y dieron comienzo a la noche. Poca gente había ingresado pero poco a poco el recinto fue llenándose de personas. La poca presencia de espectadores y la diversidad de gustos musicales no impidieron que Godzend diera lo mejor que tenían. Un show muy variado con su estilo Nü Metal industrializado y poco a poco obteniendo más la atención de las personas. Aunque su inicio fue un poco titubeante se fueron asentando en el escenario y acaparando de a poco la atención. Si bien pagaron las consecuencias de tener un estilo ajeno a Exodus no se puede cuestionar que dieron cuanto pudieron. Abandonaron el escenario alrededor de las 08:42 dejando su rastro en la noche que finalmente sería mágica.

II EXODUS: COLD BLOOD VIOLENCE

Una fría noche de sagre donde se desataría una violencia a sangre fría, así sería la noche que nos entregaría Exodus. Una brutal presentación de inicio a fin dejando todo en el escenario y sin desperdicio alguno. Tomaría por asalto el escenario a las 09:12 minutos para dejar a todos perplejos con su lección de violencia. El recinto había llegado casi a su máxima entrada cuando Exodus comenzó a disparar tema tras tema sin dar descanso. La noche había dejado de ser fría para volverse un clímax destructivo de puro poder. La banda nos mostró que no sólo está vigente sino más fuerte y con más energía que nunca. Los años no han pasado sobre Exodus pues su nivel es muy alto y la descarga que desató esa noche fue simplemente genial. “Zetro” es un gran frontman que mantiene activa a la concurrencia y no deja escapar detalle tras cada canción para hacer sentir a todos como lo que somos, una familia dentro del Metal. Comenzaron dando repaso a su aclamado “Blood In Blood Out” pero también a sus grandes clásicos. El mosh parecía no tener fin pues era tema tras tema. Un setlist muy variado abarcando casi cada trabajo y cada uno ejecutado con maestría. Nadie sintió frío aquella noche pues Exodus nos hizo entrar en calor con grandes temas, desde los más clásicos hasta los actuales. No sentimos el tiempo que duraba cada tema pues era un mosh y headbanging interminable. Nadie en sus sueños más positivos había imaginado el nivel que tendría esa noche, las expectativas eran altas pero fueron superadas con creces.

Tras una breve pausa volverían con un encore cargado de clásicos pero el cierre llegaría con broche de oro, “Wall of Death” haciendo un mega círculo que estallaría en agresión. Una noche mágica de puro poder, agresión y violencia que vivió Tegucigalpa como nunca antes. Exodus dio cátedra completa de cómo se hace el buen Thrash. Una presentación más que impecable abandonando el escenario tras poco más de hora y media de violencia.

EPÍLOGO

Sólo podemos decir que la noche fue mágica e increíble. El sonido espectacular. Todo sonaba como debía y con gran calidad, el show de luces muy bueno aunque siento que se pudo haber hecho algo un poco mejor pero no por ello estuvo mal. A pesar de que sabemos que en los conciertos de Thrash se desata mucha violencia no hubo incidentes que lamentar y los presentes tuvieron un comportamiento ejemplar. Todo se pudo disfrutar en gran nivel. Algún hecho esporádico sucedido pero ni valdría la pena mencionar pues se trata de una persona nada más y no algo lamentable. Los hondureños podemos sentirnos orgullosos de estar nuevamente insertados en el mapa mundial con recitales de alto nivel, hasta el mismo “Zetro” haría mención de ello y creo que es lo más positivo que tenemos en estos aciagos días que tanto nos ha tocado sufrir la ausencia de grandes eventos sólo viendo cómo los vecinos se llevaban lo mejor mientras nosotros no teníamos nada. Algo a mencionar es que siento que el sonido de Godzend no fue el mejor pero creo que es también dado a su estilo. Se pudo haber jugado un poco más con las luces pero esos son detalles mínimos. También a notar la mejoría de la organización al permitir la entrada en horas accesibles no como lo sucedido en Therion que hubo que hacer fila por varias horas para poder ingresar. Ahora el acceso fue más fácil y con tiempo de anticipación.

La noche volvió a ser fría una vez que las guitarras fueron dejadas de lado, hasta el clima fue un tanto benévolo con nosotros pues parecía que esa noche llovería pero no fue así. Noches de este nivel son las que necesitábamos y las que, parece, nos depara en un futuro cercano. La actitud del público es más que admirable, buen comportamiento y una gran respuesta en la asistencia. Todos nos quedamos con un grato sabor de boca. Esto está comenzando apenas y cada vez mejor.

Reseña realizada por Edwin Martínez.







comments powered by Disqus