REVIEWS LIVE

03 Febrero 2015

ARCH ENEMY EN SANTIAGO DE CHILE!

ZUBEROA
INTRODUCCION

La quinta visita que no hicieron los suecos por nuestras tierras a ya casi 16 años de su debut en Chile no defraudó por completo, a pesar de los últimos cambios en la alineación que ha tenido la banda en el último tiempo, empezando con la partida de Angela Gossow, que impactó de lleno a los fanáticos de Arch Enemy el año pasado siendo finalmente reemplazada por Alissa White-Gluz, proveniente de la banda The Agonist, en fin, cuento que ya conocemos. Sin embargo, la gran sorpresa era que el maestro Jeff Loomis, más conocido por haber sido guitarrista de la casi extinta banda Nevermore, se haría cargo de acompañar a Michael Amott en las guitarras. Sin duda una gran dupla de virtuosos guitarristas que era imposible de perderse.



El encuentro se dio en el recinto Club Blondie, donde exactamente a las 20:56 se apagaron las luces y en tres pantallas, una frontal y dos laterales, se mostraban imágenes ad-hoc a la banda y una especie de karaoke se empezó a dar con las canciones de su último disco “War Eternal”. El público chileno, tan eufórico como siempre, recibió a los músicos uno por uno dándole cuerda a la máquina apocalíptica con “Enemy Within” del Wages of Sin. La batahola seguía con “War Eternal” donde se proyectaban las letras de la canción, que a veces, se descoordinaban al son de la canción, pero no pasó a ser más que un detalle, ya que “Ravenous” prendió por completo los motores y los coros se hicieron escuchar.

Se destaca el hecho de que hayan ido mezclando temas de su última placa y clásicos antiguos como si todo lo hubiesen metido a la juguera para que los temas nuevos tuvieran el mismo impacto que los antiguos, así sucedió entre “No More Regrets”, “Taking Back my Soul”, “My Apocalyse”, “You will Know my Name”, “Bloodstained Cross”, “Burning Angel”, punto destacable de la noche, ya que fue el tema que más prendió , y “As the Pages Burn”.

HELLFEST

Hasta aquí ya se podían sacar varias conclusiones del show. La performance de Michael y Jeff en los solos y riffs no defraudó para nada, unas guitarras sumamente limpias en un recinto tan acoplado que maravillaron con un impecable sonido. Daniel Erlandsson en las baterías mostrando majestuosidad en cada movimiento sin ningúna descoordinación con sus compañeros y el fiel Sharlee D'Angelo en el bajo cumpliendo con su trabajo. Hasta ahora ¿qué se podría decir de Alissa? Una chica joven, guapa y con una apariencia llamativa, llenando el gran vacío que dejó Angela Gossow en las voces, para algunos no nos pareció que tuviese el desplante que se esperaba, tanto como vocalista y como frontman, ya que el papel de frontman es algo difícil de suplir. Sin embargo Alissa supo ponerle agallas a la situación y llevarse al público al bolsillo, pero los más cautos nos dimos cuenta que su desplante no era el mismo que tenía Angela y eso hizo cambiarle mucho la cara a Arch Enemy, ahora con nuevo disco e integrantes, la banda sufrió una metamorfosis que era inevitable, pero la catástrofe habría sido peor si ese trabajo sólo hubiese estado a cargo de Alissa, pero recordemos, que Amott y compañía hicieron de las suyas de aquí en adelante.

HELLFEST

La noche seguía con “Dead Eyes See No Future” (por fin un tema del Anthems of Rebelion, que infravaloraron para esta gira), “No Gods, No Masters” del Khaos Legions y “We Will Rise”, donde el sonido ya era más que impecable y cada uno de los integrantes ya había entrado en frenesí, así como el público.

Con casi ya una hora de show estábamos llegando al final de la jornada para darle partida a los encore y proclamando a gritos “Nemesis” , pero antes de esto, el tema “Stolen Life” hacía su presentación, y luego la instrumental “Snowbound” en la que Jeff daba una base acústica para que Amott se aplicara en el solo y así como el enardecido público presente lo pedía y de la misma Alissa salieron las palabras: One, we are one Nemesis!! Y así se originó el esperado mega-mosh que tuvo como víctimas a casi todo el público frontal. Broche de oro para un gran concierto y gran desplante que dieron los integrantes de la banda y agradeciendo la euforia y el mosh y terminando de una vez con “Fields of Desolation”.

A estas altura, no cabía duda de que Arch Enemy había cumplido su prometido, a pesar de haber tocado temas relativamente nuevos, se extrañaron temas de la época pre-Gossow como “Bury me an Angel”, “Diva Satanica” “Dead Inside” etc. Sin embargo, dejaron la vara alta imponiendo su Death Metal sueco de alta alcurnia y calidad musical.

HELLFEST

Reseña realizada por Daniel Arias.
Fotografías tomadas por Eugenia Luppichini.


Contactos:







comments powered by Disqus