REVIEWS LIVE

06 Febrero 2015

ANATHEMA EN CHILE!

ZUBEROA
INTRODUCCION

Como si estuviesen en su propia casa, en familia, con conocidos y amigos de toda la vida, los chicos de Anathema hicieron sentir a un Teatro Caupolicán repleto como uno más de ellos, demostrando el fiato que tienen con nuestro país es totalmente único. Los hermanos Cavanagh ya son viejos conocidos y es que por acá jamás pasara desapercibida una visita de ellos. Y qué decir del público que se portó un siete como siempre lo ha hecho desde la primera vez que los provenientes de Liverpool pisaron nuestro país, coreando cada uno de los temas y cada vez más fuerte con los clásicos que se nos presentaron la primera vez al oír un tema de ellos. Esta vez con Distant Satellites, su nueva placa, nos vinieron a deleitar una vez más sacándole el jugo a un disco potente que mantiene la esencia oscura y profunda que los caracteriza como banda, pero como personas son los más entregados a su público y se nota demasiado ya que varias veces destacaron que en países como Alemania o Inglaterra no existía un público como el nuestro. Tal fue la euforia que Vincent comenzó a imitar esa euforia mientras sostenía una bandera chilena. Con esto Anathema nos hace saber lo felices que se sienten al estar en nuestro país por quinta vez.



A pesar de que el show comenzaba a las 21:00 hrs. Los chilenos de Crisálida salieron una hora antes, pero no tuve el privilegio de verlos ya que por problemas con la acreditación de prensa no nos hicieron entrar antes, algo que lamento ya que me habría gustado haberles hecho mención en este recuento. Sin embargo, puntuales como verdaderos ingleses, las luces se apagaron para que la banda diera marcha a su presentación con “Anathema”, tema homónimo de la banda de su último disco, con una entrada simple de teclados y la voz de Vincent Cavanagh siendo coreada por todos los espectadores desde el principio y la banda en total demostrando un poder increíble en sus instrumentos que al comienzo sonaron un poco saturados pero arreglándose al instante para darle al Caupolicán un sonido increíblemente profundo con una acústica idónea. Así siguieron “The Lost Song, Part 1” y “The Lost Song, Part 2” en las que se destacó Lee Douglas con una voz preciosa y pareja y, sin lugar a dudas, siendo coreada por el público. En sí, el repertorio de este año no era muy variado al de 2013, ya que redundaron mucho en temas nuevos y destacando sus últimos trabajos como lo vienen haciendo en cada gira. Es por esto que si esperas escuchar sólo clásicos de los noventa, tienes que esperar hasta el final, ya que Anathema no es de los que se queda en las ramas tocando las mismas canciones de siempre. No es que hayan tocado los mismos temas que la última vez, sino que cada vez destacan más sus últimos trabajos predominando en su listado canciones de Distant Satellites con siete canciones. Esto nos demuestra que Anathema es una banda que se reinventa en cada visita, en cada gira y en cada disco, algo que habla muy bien de bandas que sí vienen a promocionar su último trabajo y a valorarlo, no cayendo en la mediocridad de tocar repertorios de hace diez años y los mismo temas de siempre. Esto es lo que hace que cada visita de la banda tenga su sello propio y algo diferente que contar en cada visita.

HELLFEST

Así seguimos con “Untouchable, Part 2”, “Untouchable, Part 2” del Weather Systems, para que luego “Thin Air” nos trajera recuerdos de aquella presentación que realizaron el 2011 presentando en ese entonces su disco We´re Here Because We´re Here. “Ariel”, “The Lost Song, Part 3” y “A Simple Mistake” fueron los que nos siguieron deleitando con un Danny Cavanagh cada vez más conectado con el público y sacándonos en cara que seguramente ya sabemos el repertorio que tocaron en México. Sin embargo, como pocos se esperaban, la cosa cambiaría a partir desde las últimas canciones. “The Beginning and The End” aplaudida como nunca y coreada a toda voz, “Universal” y “Closer” siendo una de las canciones más electrónicas de la banda donde Vincent interpretó unas voces robóticas junto a un sintetizador dando un toque muy distinto al Anathema convencional.

HELLFEST

Luego de una pausa y una intro con “Firelight” se da comienzo a la pegajosa “Distant Satellites” ya llevábamos más de una hora y media de show y tanto el público como la banda seguían frescos como lechuga. “Take Shelter” fue uno de los episodios más calmos de la jornada para dar paso a los clásicos que muchos esperaban con “A Natural Disaster” con Lee Douglas como protagonista y con la petición de Danny de que todos prendieran las luces de sus teléfonos o encendedores, tal como en la portada del disco en vivo Universal, semejando una constelación de estrellas en vez de público dando una muy bonita panorámica a todo el recinto. Y como venía diciendo antes, el hecho de que nos hayan sacado en cara de haber visto el repertorio que tocaron en México, el cambió consistió sorprendentemente en que se haya sumado “Are You There?” con Danny como solista. Luego de esto se vino lo prometedor, a mi parecer el punto más alto de la jornada, cuando Danny nos prometió algo del Judgement, y así fue como se dio inicio a “Deep” con un público totalmente prendido y coreando de son a son, y qué decir con “One Last Goodbye”, otro clásico de los británicos infaltable en su repertorio para ponerle punto final a una magnífica jornada con nada más y menos que “Fragile Dreams” con todo el mundo saltando y enardecido en la que alargaron el coro sólo para que se escuchara al público cantar y poniendo así punto final a una nueva visita de esta increíble banda que nos deleita cada vez más con sus venidas al Caupolicán, ya que es el único lugar en donde han tocado las cinco veces, obviamente se sintieron como en casa una vez más. Además, lo más curioso fue que hayan terminado de fondo con “Twist and Shout” de The Beatles.

HELLFEST

Sin lugar a dudas, un concierto de las características de Anathema es indescriptible en palabras, el hecho de presenciarlos en persona es una experiencia única porque hacen que te sientas unido a ellos en todo momento. Los hermanos Cavanagh se desempeñan con un gran carisma sobre el escenario creando un ambiente único entre la multitud que no dejó de agradecer a los integrantes. Así como Lee Douglas que nos maravilló una vez más con su cándida voz. Jamie Cavanagh en el bajo también mostrando una habilidad asombrosa, y más aún Daniel Cardoso que ahora se desempeña en los tambores. Sin nada más que decir, una jornada asombrosa que esperamos vivirla una vez más.

HELLFEST

Reseña realizada por Daniel Arias.
Fotografías tomadas por Cristian Quiroz Hernandez.


Contactos:









comments powered by Disqus