REVIEWS LIVE

26 ENERO - SAN PEDRO SULA, HONDURAS

ONSLAUGHT EN HONDURAS 2017

PRELUDIO

Tras un descanso de poco más de medio año en la ciudad de San Pedro Sula y unos cuatro meses para el país en general, se venía el primer concierto del año con muchas expectativas. Si bien Onslaught es una banda legendaria y de mucha influencia en la escena Metal llegando incluso a ser mencionada por Fenriz (Darkthrone) como una de las influencias del Black Metal, sabemos que se mueve más entre la escena underground. Era un desafío ver cómo reaccionaría nuestra gente ante una banda no tan conocida y en un día laboral (jueves). La productora, Backline Producciones, hizo una apuesta fuerte al no moverse de ciudad a pesar de la poca asistencia para Destruction en junio pasado, decidieron moverse de recinto pero mantener la calidad.

Mucho se ha discutido sobre si San Pedro Sula está preparada o no para ser cede de conciertos internacionales, es un gran desafío pues es innegable que la mayor afluencia de metaleros proviene de Tegucigalpa pero la apuesta estaba hecha.

ONS3

I

G.O.D.: War Disciples

Exactamente a las 08:18 pm tomaron el escenario, poca gente había ingresado aún por nuestra cultura de iniciar todo tarde y llegar a última hora pero la productora ha tratado de ser puntual y así fue en esta ocasión nuevamente. No pudo haber mejor elección como banda de apertura que G.O.D. quienes celebran su veinte aniversario. Muchos aún tenemos la imagen de la banda con la alineación clásica pero esta ya es una nueva etapa con un aspecto muy diferente. Poco a poco la asistencia fue creciendo para presenciar a G.O.D. aunque se notaba que todos guardaban energías para el plato principal. La banda no se reservó nada y tenía preparado un setlist enfocado a la promoción de su nuevo y muy poderoso disco, 180 DBA: Dawn of a New World. La respuesta del público les fue llegando de a poco, algo comprensible por las razones antes expuestas. Por desgracia no contaron con el mejor sonido lo que causó que por momentos no fuese totalmente entendible su presentación aun así dieron un gran esfuerzo y fueron cuarenta minutos que valieron la pena.

Setlist:

01. New World Devastation
02. Dark Inheritance
03. War Disciples
04. Countdown to Armageddon
05. Unleash The Virus
06. Symbiogenesis
07. Signs of the Apocalypse

II

Dragon Eyes: Enpowered

Serían los power metaleros de Dragon Eyes los elegidos para representar la escena local, una elección un poco diferente pero que cumpliría, cuarenta minutos de puro Power Metal directo en la vena. El sonido mejoró mucho para esta banda en comparación a la anterior, mucho más entendible aunque también habrá que decir que siendo un sonido más melódico es algo normal. La afluencia de asistentes se notaba cada vez mayor aunque seguían guardándose para Onslaught pues muchos entraban y luego salían a los pasillos junto al bar. Si bien el estilo de la banda es muy diferente a su predecesora y sucesora no se amilanaron y dieron lo mejor por mantener activa a la asistencia y dar un buen show. Destacables solos y el sonido de la batería. Una banda a seguir.

III

Onslaught: Flame of the Force

En la celebración del treinta aniversario de su icónico disco “The Force” la banda tocaría tierras centroamericanas por primera vez y con un show lleno de mucha fuerza y Honduras no sería la excepción. Tomaron el escenario a las 10:15 sin dejar un solo instante de respiro, soltaron tema tras tema con un alto despliegue de energía. La recepción fue increíble desde la entrada, mosh en cada momento. Toda la asistencia se acercó al escenario y el lugar estaba listo para violencia que se desataría con la aparición de la banda. Altamente notable el comportamiento de los presentes, algo que vale la pena destacar pues la cultura ha cambiado mucho y ahora todos se dedican a disfrutar el concierto. Increíble e impecable la ejecución. Mucha empatía y humildad por parte de la banda convirtiendo a los asistentes en uno más de la banda, nunca dejaron de tener reciprocidad con los presentes.

Poder, destrucción y violencia fue lo que presenciamos por parte de Onslaught. Fueron varios los temas coreados pero destacables “Flame of the Antichrist”, “66 fucking 6”, “Fight with the beast” aunque en general en cada tema se desató mosh intenso y diversos circle pit. Nunca hubo mucho espacio entre cada tema lo que hizo que la presentación fuese de alrededor de una hora con veinte minutos pero muy intensos, disparando cada tema sin parar. El embate con el que la banda azotó el escenario fue sumamente trepidante, la potencia de su sonido fue exquisita, ese aspecto oscuro y sombrío mezclado con el aspecto primitivo del "The Force" dejó extasiado a todos los presentes, pocas veces hemos sido testigos en nuestro país de una presentación tan completa y con tan alta calidad. El nombre de Onslaught queda inscrito en la historia hondureña con letras doradas.

Setlist:

01. Let there be Death
02. Metal Forces
03. Fight with the Beast
04. Demoniac
05. Flame of the Antichrist
06. Contract in Blood
07. Thrash till Death
08. Killing Peace
09. Destroyer of Worlds
10. Burn
11. 66 Fucking 6
12. Onslaught
13. Thermonuclear Devastation
14. Death Metal

EPÍLOGO

En cuestiones técnicas prácticamente nada qué criticar excepto por el sonido cuando tocó G.O.D. Las luces, humo y todos los efectos estuvieron a la altura. El local bastante cómodo y en un lugar céntrico de fácil acceso, el costo de la entrada muy accesible también. Tal como mencioné antes habrá que destacar el comportamiento de nuestra gente pues no hubo un tan solo hecho que lamentar. Todo estuvo bastante bien pero el punto negativo no es por parte de la producción sino de la asistencia pues nuevamente no llenó las expectativas. Era un desafío la apuesta por parte de la productora pero siendo un evento para sólo 300 personas se pensó que podía llegar a cumplir con lo planeado y que fuese el primer sold out pero ni así se pudo conseguir. El público de la zona norte del país parece no tener interés en estos eventos pero también habrá que mencionar que tampoco se hizo presente la gente del resto del país en la forma que debió apoyar. Deberíamos quitarnos el estigma de la ciudad sino ver los eventos como algo a nivel nacional, no podemos seguir pensando que es responsabilidad de cada ciudad llenar los eventos sino que somos todos quienes debemos apoyar sin importar la ciudad, así como hacemos nuestro esfuerzo de viajar al extranjero podemos viajar a otra ciudad lo cual es más fácil y económicamente más cómodo. Nos visitó una leyenda, influencia de grandes bandas, una gira especial y única y debíamos asistir todos sin importar nuestra ciudad de residencia. Ahora ya quedamos en manos de la productora si quiere seguir arriesgando a traer o no más bandas pues parece que el público no quiere responder. Insisto, es responsabilidad de todos.

Reseña escrita por Edwin Martínez.



comments powered by Disqus