REVIEWS LIVE

04-06 AGOSTO - WACKEN, ALEMANIA

WACKEN OPEN AIR 2016

WAC1

INTRODUCCIÒN

Aquì estamos. Después de meses de espera, anuncios y cancelaciones, preparar la mochila, tomar el avión y volver atrás en el Wacken, correspondiente a la vigésimo séptima edición de uno de los más famosos y más grande festivales del metal en el mundo. Si la edición del 2015 estaba llena de lodo, lo que ha llevado a la definición de lMudfighters, la edición 2016 se caracterizó por la variabilidad en términos de clima, que van desde el sol abrasador y los repentinos estallidos de lluvia. Habìan zonas de césped, pero este año el barro fue uno de los protagonistas. El pago de 75.000 están llegando a cuentagotas, que ofrece una visión de las innovaciones que están ahí fuera. Se desapareció la carpa que albergaba el mercado de metales, y los pequeños comerciantes de discos que fueron desplegados cerca del jardín de la cerveza, junto con todo lo necesario para un día de compras para un metalero. Excepto que una declaración de libertad pocos días antes del festival prohibió la entrada de bolsas y mochilas en toda la zona de conciertos, una decisión tomada por razones de seguridad, que en ningún caso a los participantes del W.O.A. les pareciò afectar, adaptandose rápidamente de buena gana. Durante el festival se produjeron algunos puntos de vista de las patrullas de policía rondando la zona de conciertos, y los controles de entrada màs firmes que nunca. Una excepción a esta regla, son los fotógrafos, que en el momento del registro de entrada se proporcionò una pulsera fosforescente que los marcò como miembros de la prensa y que les autoriza a llevar sus bolsas con herramientas de trabajo. Lemmy Kilmister fue recordado y honrado durante los cuatro días del festival, que comenzò con una estatua y una bandera conmemorativa.


JUEVES 04 DE AGOSTO

El primer día "oficial" de la ediciòn 2016 del Wacken Open Air fue renombrada como "noche para recordar". En efecto, si uno de los dos escenarios principales, el True Stage, dedicado íntegramente a Iron Maiden, en el otro palco, el Black Stage, ve una serie de gustos exagerados, por una sucesión de bandas realmente excepcional. Antes de que se abrieran las puertas dentro del cuadro, el césped principal, donde hay dos escenarios (y el tercero, el Party Stage, que aún está en reposo el dìa jueves), todavía habìa tiempo para escuchar a algunas de las otras bandas que participan en el tradicional Metal Battle, antes de que los ganadores sean anunciados a la tarde siguiente.

Tan felices como los proverbios de pascua, Tidal Dreams representantes de Grecia, portadores de un heavy metal con tonos de power y referencias folk, formación con dos guitarras, un cantante válidos en las notas altas y el entusiasmo de las personas que aparecen por primera vez fuera de su país. De generos muy diferentes estaba Zhora, provenientes de Irlanda y dedicados a un género definido como progressive sludge. El cuarteto crea un set devastador, hecho de grandes volúmenes, ritmos y movimientos frenéticos para un rendimiento explosivo.

¿Alguna vez pensaste que podría existir el black metal cantado en español? Existe, y lo demuestra Lepergod, representantes de Argentina, enfrentando al público con un espectáculo muy agradable en términos de trajes y pintura de cara (también interviene un corista/bailarina), pero, a los que están acostumbrados a sentir el black metal que decanta en otros idiomas, se podría hacer un efecto extraño debido a la opción de usar el idioma de su país. La ùltima banda en llegar a la fase del Metal Battle es la que se presenta como la banda de extraño nombre del festival. ¿Se puede decir lo contrario de Zombies Ate My Girlfriend, representantes de Sudáfrica? Puede ser particularmente adecuadA para el nombre, o para el metal extremo que llevan al escenario, o para la capacidad de captar masas, el hecho es que los sudafricanos a continuación, recogen el consentimiento del jurado y luego serìan declarados ganadores del Metal Battle 2016.

WAC2

Ya habìa llegado la tarde, y ahora vimos el Infield abrir sus puertas. De acuerdo con la tradición del Wacken, el primer grupo en actuar en el escenario principal fue Skyline, nada más que un buen grupo de covers en las que también desempeñan los organizadores del festival. La banda alterna sus cantantes y realiza algunos cover de hard rock y metal conocido, como un calentamiento agradable para lo que ocurrirìa en la tarde y por la noche.

El fuego como telón de fondo y un setlist centrado en canciones clásicas que lleva al èxtasis a fans de toda la vida. Saxon es ahora una garantía y viejos amigos fieles del Wacken (su primera aparición se remonta a 1992, como recuerda Biff durante el concierto), y su presencia es tranquilizadora que la de un viejo amigo. Entre “The Eagle Has Landed” y “Power And The Glory“, entre el coro marcado de "Crusader" y la dedicación a Lemmy en “Heavy Metal Thunder“, Saxon completò un set en buena forma y calentò los ánimos que se estaban preparando para una larga noche de heavy metal, ​​aunque todavía no era el momento. Durante su concierto, un globo aerostàtico se puso en marcha, el cuàl contenìa una cámara; fotografías aéreas hechas para terminar incluso en la edición final del vídeo 2016, que dará un punto de vista alternativo sobre la grandeza del festival.

En un festival dedicado al heavy metal, Foreigner puede parecer un poco fuera de lugar porque es demasiado "suave" en comparación con otras bandas que iban a tocar en el Black Stage durante el día. De hecho, su presencia en el escenario, la historia que lleva la banda y sobre todo un puñado de canciones conocidas hasta el defensor más endurecido también hacen de este un momento inolvidable. El primero que se hace notar es el líder Kelly Hansen, que desplaza a todos con un sellado increíble (también desciende a los pits para una carrera con un apretón de manos en las primeras filas) y la intensa interpretación de las canciones. El entusiasmo desenfrenado de Hansen contrasta con la calma y el estilo de Mick Jones de Foreigner, miembro y uno de los mejores guitarristas en relación con el rock melódico. La banda fue muy bien recibida y su muy bien conocida balada "I Want To Know What Love Is" disparò coros que involucraban gran parte del pùblico. La lista de canciones no reservaba grandes sorpresas, con un desfile de canciones muy conocidas, entre las que se incluye también a “Urgent” y “Dirty White Boy“, pero teniendo en cuenta que va a ser difícil revisar un set de Foreigner en nuestro país, por lo que era importante seguir con atención esto en vivo.

WAC3

No presenta sorpresas, especialmente para aquellos que han asistido a por lo menos a una de las fechas de las últimas semanas en Europa, la actuaciòn en vivo de Whitesnake. Las piezas son exactamente lo mismo que el resto de la gira, como lo son los solos pegados a una distancia segura para que Coverdale pueda disfrutar de un momento de descanso y los momentos en los que Coverdale siempre hace que el público cante en su lugar. Las pantallas gigantes nos dan una banda compacta, que ejecuta a la perfección extracto extraìdos de su enorme repertorio, desde “Crying In The Rain” a “Judgement Day“, de "Is This Love" a "Fool For Your Loving". David Coverdale, con sus cambios de vestuario habituales a mediados del set, es una estrella de rock consumada que no teme a la inmensidad de la concurrida multitud en espera de Iron Maiden, y no teme incluso la ducha de lluvia que rompe repentinamente en el final, propio para el inicio de "Still of the Night".

El acorazado británico Iron Maiden se presenta por tercera vez en el Wacken y una gran multitud esperando por ellos como de costumbre. La banda ejecutò la última fecha de la gira de promoción de “The Book of Souls” y, de hecho, la primera parte del concierto se centra principalmente en este álbum; También en este caso, por lo tanto, no hay sorpresas en comparación con la lista de canciones de conciertos visados ​​en Italia hace unos días. Afortunadamente las canciones seleccionadas son lo mejor de un disco no del todo exitoso. Se abre con “If Eternity shall Fall” y continua con “Speed of Light“, seguido del inmortal “Children of the Damned“, introducido a su vez por el discurso de Bruce Dickinson recordando que muchos de los asistentes todavìa no habìan nacido cuando se grabó la canción. Todo como se esperaba, de hecho.

El concierto se prolongò durante dos horas y nuestra rotación sin duda fue una muy buena prueba, donde, Dickinson parecìa a veces acusar estar un poco golpeado, cómplices también, pero no sólo eso, algunos fallos de recepción del micrófono; esta vez la canción que sufriò un poco el fallo tècnico fue “Hallowed Be Thy Name“, pero sin nunca llegar a situaciones graves, algo que vocalmente Dickinson y su experiencia supo sacar a delante. En el final “The Number of the Beast“, seguida por “Blood Brothers” y “Wasted Years”, seguido de los deseos de cumpleaños a Bruce, que cumplirirìa 58 años 3 dìas despues (07 de agosto). En general, fue un buen concierto, aunque sin duda no es el mejor visto en los últimos años.

WAC4

Sabemos que en el Wacken hay de todo, y que también, mientras que en el escenario principal Iron Maiden estaban cerrando la gira de la mejor manera, también hay algún tonto que va a seguir algún otro concierto. Volvamos entonces bajo el toldo del W.E.T. Stage y Headbanger Stage a seguir tres bandas muy diferentes pero igualmente interesantes. Therapy?? portando y poniendo en práctica un set cargado de los años 90, en la que no falta una versión de Joy Division y un toque de “Ace Of Spades” (te dijimos que el homenaje a Lemmy no se puede perder...). La mayoría de las piezas realizadas se extraen de "Troublegum", como “Unbeliever“, “Knives“, que abriò el vivo, y “Die Laughing“. Fue Interesante verlos, teniendo en cuenta que no apostaba verlos de nuevo tan pronto.

Cerramos el día (incluso si la fiesta continuaba mucho más tiempo) con otra única banda de este tipo. Blue Öyster Cult son y seguirán siendo siempre una banda apreciada por los cimientos del hard rock; miembros históricos estaban en el duo, el cantante y guitarrista Eric Bloom y el guitarrista principal Buck Dharma (propietario de la guitarra más fea de la historia), pero la formación tiene una magia y una cohesión que sólo cierta banda histórica conozco que tienen. Excelente lista de canciones, llena de clásicos como “Dominance And Submission“, “Godzilla” y la implacable “Don’t Fear The Reaper“. Es una lástima, probablemente debido a algún problema en la prueba de sonido, que el concierto de Blue Öyster Cult haya comenzado diez minutos más tarde de lo esperado, lo que les llevò a reducir el espectáculo a 40 minutos en lugar de los 50 previstos. Sin embargo, un momento realmente único en esta edición del Wacken, vivida por los presentes con entusiasmo y participación, a pesar de un segundo aguacero de lluvia y el frío de la noche.

VIERNES 05 DE AGOSTO

Más lluvia alternada con el sol y el viento, que se convirtiò en parte del terreno en el famoso camino fangoso que los que vivieron el wacken 2015 lo saben muy bien, y una noche más fría que del año anterior, son las características distintivas del día viernes en el festival alemán. También este día trajo a muchas bandas interesantes... Poco después del mediodía Henry Rollins bajo el toldo del Bullhead City Circus a los presentes con el último de sus tres monólogos. El concepto que Rollins quiere transmitir es hacer nuestra vida extraordinaria cuando se concluya la fiesta, toda la infraestructura sea desmantelada y volvamos a nuestros lugares de origen y de nuestra vida diaria. El monólogo se convierte también en una ocasión para recordar la importancia de la conservación de especies animales en peligro de extinción y está lleno de las historias de viajes de Rollins, que solo podrán explorar el mochilero como un verdadero aventurero. Sin embargo, también hay algunas referencias al mundo de la música, como cuando Rollins habla de su relación con Philomena Lynott, que él llama "mi abuela irlandesa." Luego le tocò a Der Weg Einer Freiheit, quièn cambiò inmediatamente al juego pesado. La banda lanza a la lucha a pesar de tener apenas tiempo para el almuerzo (que, para tiempos de Wacken, significa que es temprano en la mañana) y martillos a la audiencia con el black metal del que son portadores orgullosos.

Un impacto totalmente diferente fue el rendimiento de The Vintage Caravan, el joven trío de Islandia, que se lanzò en el escenario con toda la carga y el entusiasmo que su corta edad trae consigo. Explosivos y dinámicos, The Vintage Caravan llevò al escenario su hard rock psicodélico lleno de sonidos modernos, para una exhibiciòn (la segunda para ellos en el Wacken) encantadora y atractiva.

WAC5

Mientras tanto, los principales escenarios estaban preparando una tarde y una noche difíciles de olvidar. Un momento muy interesante, sobre todo teniendo en cuenta que el personaje en cuestión no pasa a menudo por Italia (mi paìs natal de origen), es la llegada al stage de Axel Rudi Pell y su banda. Axel es muy popular en el país y apareció frente a su afición con una formación retrospectiva muy bien avenida. Johnny Goieli, uno de esos cantantes que habita en el mundo del rock melódico muy familiarizado con lo mejor de sí mismo en la voz y el mismo Axel, que hornea de vez en cuando con sus solos virtuosos y a la vez melódicos. La abrazadera consistiò en "Nasty Reputation" y “Strong As A Rock“, con el cierre "Rock The Nations", las canciones más exitosas.

No estoy seguro si sea o no una novedad para los asistentes, pero siempre es un placer revisar el Girlschool en acción. En el tiempo disponible para ellas en el W.E.T. Stage, las cuatro rockeras británicas salvajes con su determinación habitual, aunque al principio de la serie parecía percibirlas un poco menos alegre y sonrientes de lo habitual. Las cuatro chicas dedican la eterna “Come The Revolution” a las víctimas del Bataclan y “Take It Like A Band” a su amigo de siempre Lemmy, relacionados entre sí y uno tras otros los extractos de su repertorio más o menos reciente, como la frenètica “Emergency“, “Demolition Boys” y “Hit And Run“.

El público, que hasta ahora habìa permanecido relativamente tranquila, aunque muy numerosa, comenzó a reaccionar con violencia cuando llevò a cabo su presentaciòn Ektomorf, con su primitivo y brutal thrash metal, ahora una marca registrada para los húngaros y su ya importante carrera.

La apariciòn de una bandera israelì por un lado y el lado libanés de reposo por el otro. Este es uno de esos pequeños milagros que suceden en el Wacken, y sobre todo gracias a los mensajes de paz y hermandad transmitidos por Orphaned Land. Con la ayuda de un excelente sonido y un público muy activo, Kobi Farhi y el resto de la banda tirò un puñado de canciones que pertenecen a casi todo su històrico repertorio, en especial con extractos de "Mabool". También ten en cuenta la presencia de una bella bailarina oriental, del propio Líbano, que interviene en un par de ocasiones y resalta la combinación que caracteriza la música de los israelíes, entre el metal y la mùsica tradicional de Oriente Medio. Promovido a través del tablero.

WAC6

Cuando leemos que en el Party Stage (el área dentro del cuadro más afectados por el barro para ser honesto) llevaría a cabo el proyecto de Kai Hansen y amigos, nos preguntamos lo que realmente era. La sorpresa fue sobre todo una, que llegó casi al final del concierto, y que no era otra màs que la participación de Michael Kiske, quien subió al escenario junto a Hansen a cantar dos piedras angulares del repertorio de Helloween como "I Want Out" y “Future World“. Este rendimiento es de cierta manera complementaria a la siguiente de Unisonic, en que se reunirìa Hansen y Kiske juntos; sin embargo, el XXX es el nombre del nuevo proyecto de Hansen, dònde ha preparado un álbum que lanzará en septiembre, momento que aprovecha para promocionar su set. No es “The Contract Song“, una canción tìpica de sonido hard rock, o el tiempo medio rápido de "Burning Bridges" seguido inmediatamente por el veloz "Follow The Sun". En resumen, las condiciones son muy buenas. También agrega el invitado especial en la persona de Frank Beck, actual cantante "de apoyo" en Gamma Ray, y hay tiempo para otro par de covers de Helloween como "Ride The Sky" y la dificil “Victim Of Fate“. Un interesante set, que recibiò una gran cantidad de comentarios positivos sobre todo por el hecho de ver juntos a Hansen y Kiske como en los viejos tiempos.

Blind Guardian tocaron en casa y son, por tanto, era una de las bandas más esperadas del festival, aunque esta no es la primera vez para ellos en el escenario del Wacken. Este desempeño plantea una pregunta: Blind, a pesar de la creciente popularidad, nunca ha sido una banda adecuada para grandes estadios? La respuesta no es del todo positiva... La banda se encuentra todavía en frente de su público mediante la apertura con la reciente “The Ninth Wave“, pieza que no es apropiada para calentar a la audiencia. A pesar de continuar con algunas excelentes canciones como “The Script For My Requiem” o “The Last Candle“, entre otras cosas técnicamente bien ejecutadas, la pelota simplemente no fue la correcta, en parte debido a la lenta aplicación y el ensayo de Hansi, a veces estimulante, pero en otros no del todo convincente debido a un falsete extraño con la que aborda algunas voces. Sin duda mejor, la segunda mitad del repertorio, todos ellos basados ​​en viejos clásicos, y como siempre “The Bard’s Song” y “Valhalla“, que concluye la hora y media de concierto, emocionando al público. De hecho, en la cara de un excelente rendimiento desde el punto de vista técnico.

WAC7

Si XXX eran el aperitivo, el concierto de Unisonic es el plato principal. Michael Kiske está en gran forma y, mediante la combinación de este resultado con el anterior, se tiene la impresión de que algo realmente puede arder bajo las cenizas por la presencia constante de Kai Hansen en la guitarra. Si, según lo anunciado por la banda a principios de este año, Unisonic están planeando algunos conciertos para este 2016, ahora toma otro carácter único. La comparación obligada entre Unisonic + Hansen y el actual Helloween, son los primeros en ganar claramente, tanto en términos de raíces escénicas (el carisma de los dos músicos es difícil de superar), y de la de las piezas. En resumen, muchas cosas pueden suceder en un futuro próximo.

Una noche pesada, el barro que agobia y la fatiga que se hace sentir, pero todavía hay tiempo para apreciar el desempeño de Testament, una matanza de sonido real, donde Chuck Billy es un comandante de mil batallas. Jugada para el nuevo álbum, “The Brotherhood Of The Snake”, pero una galería de piezas históricas de la que extraer durante una hora y media en compañía de una de las bandas más importantes de la historia del thrash. Una manera digna para terminar el día.

SÀBADO 06 DE AGOSTO

La mañana del sábado 6 de agosto, el último día de juerga en el Wacken, comienza con un par de duchas de lluvia; incluyendo el mal tiempo y la fatiga por el último día. Los madrugadores todavía podìamos ver una actuación interesante de Jesus Chrüsler Supercar, banda sueca con una mirada vagamente Motorheadiana dedicada al heavy rock que desemboca en el stoner. El género es uno de los que se aprecia mejor cuando es escuchado en vivo, y los suecos son una muy buena figura.

Fantástico concierto de Symphony X en suelo alemán. Russell Allen, verdadero protagonista, aparece con el símbolo de la máscara de la banda y produce una actuación devastadora! Su voz se eleva cada vez más poderosa sobre todas las cosas y su carisma es muy fuerte. Incluso el gran Michael Romeo no pierde el ritmo y toda la banda està absolutamente a la altura de su fama. La formación se centra en el último disco, "Underworld", de los cuales se destacan canciones muy intensas como “Without You” y "In My Darkest Hour", pero también hay clásicos como “Sea of Lies”. Un concierto memorable para la calidad de la actuación de toda la banda.

WAC8

En el Wacken siempre todo puede suceder. Mientras que estás en el área de espera para comenzar la rueda de prensa de presentación para la pròxima ediciòn 2017, alcanzar el Blaas Of Glory fue toda una hazaña, uno de los dos "walking act" que han pasado por las distintas áreas del Wacken durante el festival. El Blaas Of Glory es un ejemplo típico del espíritu del estudiante de los alemanes: una formación de ocho músicos de trajes de banda y pelucas de hippies, armados con instrumentos inusuales como guitarras acústicas, tuba y el acordeón, que marchan con rigidez antes de tocar la repetición de la intro de "The final Countdown" y, a continuación, realizar algunos covers famosos tales como "Jump", “Ace Of Spades” y "Sweet Child O Mine", para el disfrute de los afortunados presentes.

Llega el momento de la presentaciòn de Metal Church, y parece que los estadounidenses están en el proceso de reactivación, con su potente álbum "XI" y varias apariciones en los festivales de verano alemanes. La lista de canciones se compone principalmente de canciones del primer álbum de la banda, que data de los legendarios años 80, con perlas como “Watch the Children Pray” o la conclusiva “The Human Factor“. Sin embargo sólo dos canciones de su último disco, “Killing Your Time” y “No Tomorrow“. La energía liberada en la hora de show, es fuerte, donde la banda parece vivir una segunda juventud; Finalmente la excelente prueba de Mike Howe, simple en apariencia y devastador detrás del micrófono, preciso y emocionante como pocos.

WAC9

Decididamente tenue, la evidencia de Therion, muy interesante desde un punto de vista estético, con su look steampunk, pero al parecer muy "conectados" en el escenario. También es posible que, como Blind Guardian, Therion no son un grupo adecuado para los grandes festivales, que su música debe escucharse en contextos más íntimos y que en estos contextos tiende a provocar la dispersión. Sin embargo, después del flujo de la energía emitida por Metal Church y en espera del tornado californiano de Steel Panther, su rendimiento fue relativamente silencioso.

Si tenemos que encontrar defectos en el show de Steel Panther, podría ser haber divagado un poco demasiado en el diseño en el sketch y entremeses, sobretodo para aquellos que los hemos visto en vivo màs de una vez; Sin embargo, esto es parte de su forma de ser, una manera de ser que se adora y se da por lo que es. La audiencia del Wacken, està propensa a disfrazarse para la ocasión, dando lo mejor de sí misma, y entre los presentes se puede ver en todas partes, así como una muñeca inflable y un gran miembros masculino inflable. Los californianos, por su parte, aprecia toda esta atención a ellos, entreteniendo al público con interludios de presentación de la banda ("Este es nuestro batería, quièn nunca ha tocado un verdadero instrumento", "Levante la mano aquellos que quieran que Dragonforce tenga relaciones sexuales"). Durante “17 Girls In A Row” suben al escenario, un buen número de bellas niñas, mientras que antes se habían subido al escenario otras dos chicas del público y una joven con los tirantes en los dientes, que fueron escoltadas para salir, mientras sonaba “She’s legal!”. Durante todo el show, la banda sonò muy bien y se convirtiò en el cuadro interior con una buena dosis de glamour e ironía, desde “Tomorrow Night” a “Community Property“, de “Girl From Oklahoma” a “Fat Girl“. Se cierra con un animado “Death To All But Metal“, después de una hora de risas y buena música y unas pocas generosas chicas alemanaa, que respondieron a Michael Starr mostrando su agradecimiento (por así decirlo...).

WAC10

Un escalofrío recorriò mi espina dorsal mientras escuchabamos “It’s A Long Way To The Top (if you wanna rock and roll)“, que sirve como una introducción a la última muestra de Twisted Sister en Alemania, según se señaló también, Twisted Sister han decidido retirarse en lugar de embarcarse en una gira de despedida de largo aliento, como se le indicò a Dee Snider haciendo el ejemplo de Scorpions, Judas Priest y Ozzy Osbourne, de todos los grupos que aprecia Snider, pero cuyo ejemplo será seguido por Twisted Sister. Por desgracia, el último concierto en tierras germánicas nos da la imagen de una banda cansada, tal vez agotada por el largo recorrido y de las vicisitudes de los últimos meses. Dee Snider ha superado todas las pruebas, y sin duda puede agitar el alma con los grandes clásicos de la banda, pero también hay momentos en los que la edad empieza a pasar la cuenta, y todo se ve desgastado. "I Wanna Rock" sigue siendo uno de los himnos del género, pero las hazañas del año pasado no se repitieron. Una vez terminada la icònica “We’re Not Gonna Take It“, el público, siguiò cantando el coro, lo que obligó a la banda a reanudar la reproducción dos veces. Muy conveniente para el momento dedicado a "The Price", en el que Dee Snider recuerda al batería A. J. y a los inevitables Lemmy y al otro amigo Jimmy Bain. El concierto de dos horas incluidos en el programa, se redujo a una hora y cuarenta minutos, sin ningún tipo de comunicado, y las notas de "S.M.F." cantados por todos exorcizando la tristeza de aquellos momentos con los que la banda se despide de Alemania. Abajo el telón, y gracias a todos por todos estos años.

Arch Enemy había anunciado que su presentaciòn en el Wacken sería un espectáculo especial. Más allá del repertorio propuesto, es la noche que la banda eligiò la banda para grabar su nuevo DVD en vivo. Para la ocasión, la banda trajo al escenario un entorno increíble, muy pintoresco, lleno de llamas, lonas con el logotipo de la banda, las imágenes en algún lugar entre lo sagrado y lo demoníaco y trajes de elección. Alyssa White-Gluz, con un vestido que la hace parecer como un pulpo, que no se detiene por un momento y ruge con toda la fuerza de su cuerpo y danza sinuosa con curvas salvajes que atrajo todas las miradas sobre sí misma. La lista de canciones realizada se centrò principalmente en piezas de “War Eternal” y “Khaos Legions”, pero más allá de los tracks elegidos, todo el evento fue espectacular como para quedar fuera del presente.

WAC11

Cuando ya eran las dos de la madrugada, al dìa siguiente muy temprano, habìa que desmontar la tienda de campaña y partir de viaje rumbo a casa, pero todavía habìa algo que hacer. No estuvimos presentes en la rueda de prensa en la tarde de Wendy Dio, así que no estabamos enterados cómo habìan sido presentados, la acción es que el rendimiento de Dio Disciples, se transformò en uno de los momentos màs memorables. Sobrevolamos bien en la controversia de las bandas de covers, aunque al final los Dio Disciples tienen esto, un grupo de covers de lujo, pero siempre siendo un grupo de versiones. Claro, escuchamos a Tim "Ripper" Owens y a Oni Logan alternandosè en canciones de la carrera de Dio, desde "I" a "Holy Diver", a continuación, su dueto en "Rainbow In The Dark", es siempre agradable, así como la impresionante esceneografìa, hecha en holograma, que se eleva detrás de los músicos. Casi al cierre de su presentaciòn, aparece en holograma Ronnie James Dio, dando un toque nostàlgico y significativo. Debo reconocer que para muchos no fue muy bienvenida su exposiciòn de esta forma, ya que muchas veces lo prefieren revivir en un inolvidable dvd, o quizas haber mejorado mucho màs la calidad de proyecciòn. Esto es otra cosa, y es la razón por la cual se evaluó el uso de la imagen de Dio como un movimiento puramente comercial a los límites llamativos. Y 'difícil en estos casos para entender cuáles son las razones que llevaron a Wendy Dio o en su nombre para hacer esta elección; la certeza es que, cuando junto con Dio Disciples se había anunciado un "invitado especial", no esperábamos un holograma de uno de los mejores cantantes de la historia.

Cae el telón en la edición número 28 de uno de los festivales más populares de los metaleros en el mundo. Nos reunimos y hablamos con alemanes, rusos, argentinos, líbaneses e incluso con dos niños de Nueva Zelanda, y como siempre, una vez que cargamos la mochila a la espalda y nos preparabamos para volver a la realidad, el deseo de compartir y la curiosidad para la próxima edición se mantennìa latente. Señal de que, a pesar de los temores de partida y las medidas extraordinarias para la seguridad, esta vez todo ha ido bien.

WAC12

Reseña realizada por Gabriel Minguzzi.
Fotografías gentileza de Patrick Schneiderwind.



Contactos:



comments powered by Disqus