REVIEWS LIVE

29 AGOSTO - PEPSI CENTER

MEGADETH EN MÉXICO

MEG1

Ocho meses después volvieron a abrirse las puertas del “Hangar 18” en México. Posiblemente hemos visto demasiado a Megadeth pero siempre es catártico, más aun sabiendo que en cada show la ejecución instrumental mejora y difiere gracias a nuevos integrantes. En el final del primer tema y entre el eco del primer grito de guerra nombrando a la banda, Kiko Loureiro impuso su gran estilo a los solos de este clásico que dio paso a lo más nuevo: “The Threat Is Real” en honor a la paranoia por los ataques quirúrgicos que fallan, los daños colaterales que acaparan las noticias.

Siendo arrastrados por el “Tornado of Souls” los adeptos más jóvenes encontraban el momento perfecto para codearse unos a otros tratando de alcanzar un buen lugar cerca del escenario mientras a la distancia, los viejos y cansados fans solo escuchaban atentos. “Poisonous Shadows” y su afán progresivo con coros ambientales de fondo, “Wake Up Dead” porque aún queda una larga semana por sobrevivir. “In My Darkest Hour”, la calma antes de la tormenta, “Conquer or Die” y Kiko haciendo gala de su habilidad con la guitarra a modo de flamenco infernal.

“This song is about a friend’s ex wife, she was a fucking prostitute”, refirió Dave Mustaine antes de interpretar “She-Wolf”. El riff de guitarra como mordedura que ha persistido desde 2010 que hemos recibido por lo menos una visita anual de la banda en territorio mexicano. “Dawn Patrol” y “Poison Was The Cure” rindiendo honores a Rust In Peace, “Sweating Bullets” para brindar con cerveza a falta de Black Tooth Grin, “A Tout Le Monde” para lacerar las cuerdas vocales, “Trust” y como siempre su coro en español por parte de Mustaine y su personalidad siempre punzante: “Somebody told me he didn’t understand this song…i don’t fucking care”, mencionó antes de “Dystopia”.

MEG2

La sinfonía de la destrucción y su tradicional canto, alguien entre el público que decidió gritar Juan Gabriel en vez de Megadeth, “Peace Sells” y el paseo de Vic Rattlehead por el escenario, Mustaine mencionando que aprecia el respeto del público mexicano hacia la banda a diferencia de otros países de Sudamérica, una bandera mexicana con el logo de la banda en su atril del micrófono en todo momento. “Holy Wars…The Punisment Due” siempre es el final perfecto para esta peregrinación anual para algunos, y la primera vez para las jóvenes generaciones que en los hombros de sus padres descubren que lo que dice un meme que circula recientemente es totalmente cierto: “Metal is passion, not fashion”.

l teclado de “Love ain’t no stranger” inundó el ambiente, los gritos de amor y desamor no se hicieron esperar y la gente se entregó a la banda y a las historias que contaba. “The deeper the love” unió irremediablemente a las almas perdidas con pasado, a través de la lírica, y “Fool for your loving” convirtió al encuentro en un concierto con más de tres mil voces mientras que el solo de guitarra llenó nuestros oídos de virtuosismo.

MEG3

Reseña escrita por Alejandro Ramírez.
Fotograías gentileza de Michel Trevilla.



comments powered by Disqus