REVIEWS LIVE

28 AGOSTO - CIRCO VOLADOR

KATATONIA EN MÉXICO

KATT1

La banda sueca de metal progresivo Katatonia, se presentó en nuestro país el domingo 28 de agosto con su tour Fallen Hearts of South America 2016, para tocar las fibras más sensibles del corazón de su público y hacerlos vibrar con su estilo exquisito y oscuro.

A las 8 de la noche las luces del escenario principal del Circo Volador se apagaron. Entre humo, gritos y emoción salieron al escenario Jonas Renkse (voz), Anders Nyström (guitarra), Niklas Sandin (bajo), y los nuevos miembros Daniel Moilanen (batería) y Roger Öjersson (guitarra), para impregnar el aire de notas musicales llenas de eso que solo ellos saben crear.

Una atmosfera lúgubre y melancólica envolvió el lugar para dar paso a “Last Song Before the Fade”, canción de su nueva producción The Fall of Hearts. El público se entregó de inmediato y las manos llenas de horns up no se hicieron esperar para alabarlos, aunque no hubo respuesta inmediata por parte de ellos. “Deliberation” y “Serein” tuvieron presencia para seguir enganchando al público y marcaron notablemente dos diferentes momentos de la banda a través del sonido de la guitarra.

El reverb inicial y riff de “Dead Letters” abrió paso al headbanging, y fue así como todas las cabezas empezaron a seguir el ritmo de la canción mientras Jonas Renkse cantaba “My heart couldn’t feel more pale, only once could I see clear”. La banda resucitó y sonrió ante un público extasiado.

KATT2

El viaje continuaba su camino cuando “Liberation” hizo aparición en los oídos con su ritmo inestable y su estilo decadente, dejando muy clara la versatilidad musical que pueden lograr. “Teargas”, “Criminals”, “Soil’s Song” y “The longest year” se juntaron para representar el pasado de una banda con historia, que aprendió a combinar diferentes estilos y géneros llenando sus canciones de emotividad y profundidad.

“The Racing Heart” del Dead End Kings de 2012 abrazó los sentimientos de los presentes y llenó los corazones de recuerdos con su lírica y melodía melancólica; colmada de verdad para el que quería escuchar la historia en sus notas. Las puertas del inframundo se abrieron de par en par y “Nephilim” dio la bienvenida. Los colores en el escenario se alternaban, el morado, verde y rojo cambiaban para darle tonalidades a la música que se escuchaba. El público estaba absorto.

Katatonia comenzó a jugar con las emociones del público a través de la música. La guitarra y batería de “Old Heart Falls” acompañaban a una lírica que contaba historias de amor lentamente. Una guitarra de sonido contundente empezó a tocar y “Leaders” se presentó frente a nuestros oídos potente, sombrío, casi industrial. “Hypnone” y “Buildings” hicieron tributo a los vestigios de algo remoto y bello, e “In the white” y “Forsaker” dictaron los últimos momentos del encuentro.

El final estuvo a cargo de “My Twin”, “Leathen” y “July”. Al concluir, los presentes recogieron sus corazones y partieron a través de la noche en búsqueda de tu propia oscuridad.

KATT3

Reseña escrita por Romelia Zúñiga.
Fotograías gentileza de Germán García (DILEMMA).



comments powered by Disqus