This is an example of a HTML caption with a link.

REVIEWS / DVD

U.D.O. – Live in Sofia (DVD 2012)

9 / 10

Como un Panzer avanzando sobre Sofía destrozando y llevándose todo por delante es este concierto en tierras búlgaras. Blitzkrieg de principio a fin. No hay una sola muralla o trinchera que no haya sido abatida. U.D.O. no llegó a especular. No fueron necesarias bombas, fusiles, ametralladoras, misiles ni balas. Bastó con cinco soldados bien entrenados portando instrumentos musicales como armas en su mano para que Sofía fuese ocupada. No tuvieron resistencia. De antemano los partisanos se entregaron al ejército alemán porque sabían que no podrían hacerle frente a las armas con las que se presentarían quienes en principio serían sus enemigos pero que en realidad eran más que aliados, eran los amos y maestros que les mostrarían un verdadero poder, ¡El poder del Heavy Metal Alemán!

No es necesario nombrar al líder de este pelotón. Sus batallas son mundialmente conocidas. Su vasta y amplia carrera de muchos años le avala como el máximo comandante del ejército Heavy Metal alemán. Ciudad tras ciudad y guerrilla tras guerrilla capitulan ante su nombre. Dirkschneider le llaman quienes le respetan pero para sus compañeros es simplemente Udo. Entro en shock cada vez que pienso en cómo describir lo que vi. El despliegue de poder en este concierto no se ve fácilmente. No recuerdo otro concierto que me haya hecho estremecerme tanto como lo hizo este. No había nada que hiciera que mis ojos y mis oídos se apartaran de lo que salía de un “simple disco” pero que en realidad es más valioso de lo que cualquiera podría creer por lo que contiene. Este DVD es más Metal que mil discos de Power Metal juntos.

Los Dioses del Metal nos han bendecido al tener dos bandas de una sola. Muchos quisiéramos ver a Udo en Accept sin embargo, en vez de eso, tenemos dos bandas diferentes. Por un lado Accept con Mark Tornillo está haciendo grandes discos que al pasar los años también se convertirán en grandes clásicos. Mientras por el otro lado tenemos a Udo con su banda haciendo metal de buen nivel y realizando giras y conciertos inolvidables. Este DVD perdurará por los años porque captura el poder y la esencia no sólo de la banda sino del Heavy Metal en general.

Tras la caída de la cortina de hierro y el final de la guerra fría. Hemos visto como poco a poco la escena Metal ha ido tomando fuerza en la Europa del este. Polonia es, quizás, el país más prolífico en cuanto a bandas se refiere y con la escena más sólida y respetada de todos los países que una vez formaron el eje soviético. Bulgaria está forjando ahora su nombre, quizás no sea la cuna de muchas bandas pero sí el lugar escogido para muchos conciertos. Lo que hace diferente a Bulgaria es que los fans parecen más latinos que europeos aunque nunca llegan a ser tan efusivos como nosotros. Eso conquista a las bandas y hace que se acerquen hacia ese público. En Latinoamérica vivimos el metal de una manera especial. Nuestra sangre hierve mientras que en los países del centro y norte de Europa son más calmados y pasivos. Aquí te rompes un brazo y no piensas en ir a la clínica, piensas en seguir en el mosh y después, quizás, tendrás tiempo para visitar al médico si acaso no hay otra banda que se presente.

Pero ya es tiempo de comenzar con el concierto propiamente. De entre la oscuridad se encienden tenuemente las luces siendo el color verde el que más sobresale anunciándonos que todo está por comenzar. Escuchamos sonar un riff mientras se asoma tímidamente una guitarra blanca para luego desaparecer entre la oscuridad. La silueta de una hermosa batería al medio del escenario que Francesco Jovino la hará sonar como nadie más estará al alcance de nuestra vista. “Rev-Raptor” será la elegida para abrir la noche. Udo no ha perdido su voz. Han pasado muchos años desde que comenzó su carrera y su calidad sigue intacta. No había mejor forma de comenzar que con algo tan poderoso y con un sonido tan distintivo de U.D.O. Heavy Metal puro y directo. Aquí no hay cabida para la pasividad.

“Dominator” mantendrá las pulsaciones al máximo de todos. U.D.O. ha decidido comenzar de la manera más Heavy posible. Las palmas acompañarán a la banda e Igor Gianola nos mostrará de qué está hecho cuando ejecuta un formidable solo. Su técnica y nivel quedará demostrado a lo largo del concierto. Un formidable guitarrista a la altura de los grandes. Por algo está aquí con un grande. “Thunderball” nos hará ver la calidad del juego de luces. A ambos lados del escenario vemos unas columnas brillantes, en su interior veremos cómo giran unas luces verdes. La canción Es el clásico Heavy Metal que podemos esperar de Udo.

Luego de la primera oleada de ataques Udo se dirige al público para presentar “Letherhead” de su más reciente placa discográfica Rev-Raptor. Stefan Kaufmann toma la batuta entre las palmas de los presentes y poco a poco Jovino nos va introduciendo a la canción para volver a estallar en otra descarga de Heavy Metal animado por un juego de luces blancas. La banda llegó a disparar poder tras poder. Escuchamos Heavy tras Heavy y así será toda la noche. Los posers se pueden ir a dormir porque acá no hay lugar para ellos. “Independence Day” nos trae unas buenas tomas desde el fondo del lugar detrás de una red. Hace reír a más de uno de los presentes cuando Udo acerca su cabeza para tocar la guitarra de Kaufmann ¿Necesito decir que la canción es puro Heavy Metal? No lo creo.

Llega el turno al primer tema de la larga trayectoria de Accept. “Screaming for a Love-bite” Y podemos ver algunos asistentes de mayor edad disfrutar la versión que nos presenta U.D.O. mientras todos los asistentes acogen de gran manera esta formidable canción que todos conocemos. Sin ninguna pausa comienza “Heart of gold” de su recordado álbum Faceless World de 1990. Las balas de Heavy Metal salen disparadas a discreción. “Vendetta” nos sigue mostrando la rudeza de la banda. A la hora de la melodía justo antes del solo de Igor vemos a Kaufmann acercarse a aquel para justar frente a frente y sonreir. Parece no haber un instante para el descanso.

La banda se ha marchado del escenario pero Igor queda interactuando con el público tocando las primeras notas de la siguiente canción. Regresamos a otro himno de Accept “Princess of the Dawn” que será coreada por todos. Udo no necesitará pronunciar una sola vez el título de la canción durante el coro porque será gritada por la asistencia. Volvemos a ver al dúo de guitarristas juntarse en el medio del escenario pero esta vez será de espaldas. No hay necesidad de decir que todos conocemos este himno y que se nos erizan los pelos al escucharlo en vivo. Será ahora tiempo para algo tranquilo, la primera y única balada de la noche “I Give as Good as I Get” otro single que se desprende de su más reciente trabajo. Será recibida con calma y coreada por muchos.

Vendrá uno de los momentos más recordados de la noche. Muchos de los presentes recordarán este hecho para siempre. “Kokepelli” es más que un solo de guitarra por parte de Igor Gianola. Comienza como el típico solo de guitarra de un concierto pero sobre una pista. Claro está con el sonido propio de Igor. Su técnica es exquisita. En cierto momento dejará su guitarra a un lado para tomar otra. Escuchamos un riff muy potente pero luego muestra que no es él quien lo está haciendo. Entrega la guitarra y vuelve a tomar la anterior. Luego abandona el escenario por uno de los costados mientras sigue tocando. Asciende a la tribuna y comienza a recorrerla completamente. Baja una grada para pasar justo al medio del local entre todos los presentes. Esto es bien recibido y aplaudido por todos. El público enloquece al tenerlo tan cerca. La seguridad lo está protegiendo pero en realidad no hacen más que acompañarlo pues todos le acogen con respeto y alegría. Vuelve a subir otra grada para pasar por toda la parte trasera donde irónicamente vemos una pareja besarse y no inmutarse al tenerle cerca, ellos siguen en lo que estaban. Al estar a punto de finalizar toda su travesía y comenzar su descenso para regresar al escenario vemos que pasa al lado de dos menores de edad y les saluda. No había dejado de tocar en todo su andar y no había saludado a nadie en particular mas que con sonrisas pero acá se toma un tiempo para estrecharles la mano. Un gran gesto de su parte. Creo que a todos nos emociona ver pequeños en los conciertos pasarla bien pues ellos son la sangre que sostendrá la antorcha del metal porque ésta nunca se apagará.

Nuevamente algo del Restless and Wild volverá a sonar, esta vez será “Neon Nights” que nos transportará a los ochentas. El público ha perdido un poco de energía y le vemos con un poco de calma recibir la canción pero poco a poco se irá encendiendo de nuevo sobre todo a partir de la parte más rápida después del solo a manos de Gianola. Seguido de las palmas de todos nos llega “Break the Rules” será una nueva muestra de la potencia de la banda que tiene forma de detenerse. Jovino nos vuelve a ir introduciendo a “Man and Machine” podemos ver en la espalda de Udo las palabras sobre su camisa ‘Born to metal’ mejores palabras no pueden ser escritas porque el metal fluye en la sangre de este formidable músico teutón. El público está más que prendido con este tema.

El escenario es vaciado y apenas unas luces blancas sobre la batería nos introducen a un solo por parte de Francesco. Técnica a más no poder veremos en él. Además veremos lo bien que interactúa con el público. El solo no aburrirá en ningún momento. Si alguien tenía dudas sobre su capacidad acá han quedado más que borradas aunque desde un inicio nos había quedado más que claro lo buen batero que es. La banda nos ha demostrado que los cinco músicos saben interactuar muy bien con el público y que saben ganarse la confianza y el cariño de éste. Concluirá el solo estando de pie sobre la batería sosteniendo la bandera búlgara, lo que emocionará a todos.

Ahora será el turno de Fitty Weinhold para demostrar sus destrezas al comenzar “Living on a front Line”. Justo antes del solo veremos a Igor hacer un pequeño juego con Udo, donde el primero toca una nota y el segundo le responde con una seña de desaprobación hasta que da una que acepta. La banda sabe cómo dar un buen show y este en particular será uno recordado por todos los que le veamos. En “Up to the Limit” vemos como se le cae la baqueta a Francesco de su mano derecha pero rápidamente se hace con otra. Otro tema clásico de Accept pero que parece no caer tan bien entre los presentes pues es la primera vez que les vemos estar en calma, apenas algunos saltan pero en general el ambiente es tranquilo esto será así también durante “Two Faced Woman” del LP Solid de 1997. Salió la sangre fría europea en ellos. La banda no se deja caer a pesar de que el público no esté respondiendo al contrario el despliegue de energía sigue igual o más alto. Al final veremos una bandera local ondear muy alto entre los presentes que se ubicaron al frente ya se había visto pero colocada a un costado.

Si los asistentes se durmieron por dos temas ahora se encenderán con los últimos cinco de la noche. Udo y Fitty han abandonado el escenario para que nuevamente Igor y Stefan tengan el protagonismo. Con los primeros acordes podemos distinguir de qué se trata todo. “Metal Heart” será la que nos traerá al público de vuelta, que enloquecerá. Escuchamos palmas y escuchamos corear la melodía. Vemos nuevamente menores de edad entre el público que coreará el nombre de U.D.O. al finalizar. Una ejecución impecable. La banda dará las gracias y dirá buenas noches para abandonar el escenario.

El escenario queda a oscuras tan solo por unas tenues luces azules. La banda retornará para tocar “The Bogeyman” una nueva descarga de poder. Los años no se notan porque a pesar de ser una canción de su disco Dominator de 2009 tiene la misma potencia que Udo nos ha mostrado desde sus inicios. Más Heavy Metal no puede ser esta canción. La banda es aclamada y Udo da gracias. Vendrá la canción más longeva de la noche “i’m a Rebel” de 1980. Otro himno que todos conocemos. El público está totalmente entregado. Estos últimos temas serán el clímax máximo de la noche. La banda se dedica a hacer su trabajo y el público a disfrutarlo. Esto es un verdadero concierto de Heavy Metal. Vuelven a abandonar el escenario al término de la canción para luego volver con lo más esperado.

“Balls to the Wall” será la euforia total. Una canción atemporal que a pesar de haberla escuchado miles y miles de veces sigue sin aburrirnos. Udo no podía abandonar el escenario sin tocarla. No hay palabras para describir la canción y la reacción del público es más que simple euforia. Al estar a punto de finalizar la canción vemos algo muy particular y es que la cámara en medio del público comienza a recorrer de izquierda a derecha pero luego pareciera que chocase en algo y se le ve temblar un segundo. La euforia es tal que no sería extraño que chocara con algún presente o algo saliera volando. “Burning” será el tema que cierre la noche. No es tan heavy metal, suena más Rock and Roll pero una digna canción de fiesta. Por unos momentos vemos a Udo, Fitty y Stefan juntos al medio del escenario mientras Igor lo recorre de un lado a otro. Cuatro de los últimos cinco temas fueron de Accept pero ¿Qué podríamos esperar si se trata del gran vocalista de la banda? U.D.O. podrá tener una gran carrera pero todos le recordaremos como el vocalista de Accept y nunca será tan grande como la banda en quien le conocimos. Entre Kaufman y Udo se mira una buena relación y sabemos que han tocado juntos por años desde la época de Accept.

El DVD también nos ofrece un par de extras. Nos muestra el montaje de las cámaras y del local en sí. Breves tomas de la conferencia de prensa así como firma de autógrafos. También podemos ver los videoclips de Leatherhead y I Give as Good as I Get y sus making of. Veremos fotografías de la filmación de ambos videos asi como fotografías de giras y lugares que han visitado. Algo llamativo es ver unas fotografías de Udo montando un tanque de guerra. Lo único malo es que todo los making of están en alemán y no trae subtítulo.

A pesar de que el público haya caído durante unos minutos la energía en la banda y el concierto jamás decae. La potencia siempre está presente. El Heavy Metal puro nunca abandona el latir del corazón de quien presencie este concierto. Desde el inicio nuestros sentidos le pertenecerán a la banda. El juego de luces será alucinante y estará a la altura del despliegue musical que veremos. Básicamente serán luces azules, verdes y rojas las que más se notarán. Vale la pena mencionar nuevamente lo bien que interactúan todos ellos con el público además de verse como una banda sólida y que hay buen ambiente entre ellos, es irónico al saber que dos de los integrantes (Gianola y Kaufmann) se han retirado ya de la banda.

La producción es totalmente excelente. La calidad de la fotografía exquisita. La captura del audio es insuperable. Se captó muy bien la ejecución de la banda y la energía del público. La dirección de cámaras es espectacular, muy remarcable en canciones como I’m a Rebel y Balls to the Wall. Vemos cambios de cámara constantemente sin perder el hilo y siguiendo todo el sentido. La variedad de tomas se muestra de gran manera. Quizás haya hecho falta un par de tomas más sobre el bombo mientras era golpeado a gran velocidad por Jovino. Por cierto, ¿Alguien se pregunta cómo llegó vestido Udo? Sí. Udo usó ropa de camuflaje como es ya conocido por todos.

Dos cosas podríamos enumerar entre las debilidades pero realmente una es la válida. Lo único criticable es el lapsus en que el público cayó por unos minutos y que se haya apagado por ese breve instante. La banda no da tregua y no hay razón para que el público no haya reaccionado. Tal vez alguno mencione que no vio pirotecnia pero se trata de un concierto bajo techo y por razones de seguridad lo mejor es que no la haya. Hago la mención por aquellos que la esperen y que olviden la seguridad para criticar algo tan obvio. Nada que podamos criticar quitará fortaleza a este concierto ni aún el lapsus en mención. Sin lugar a dudas uno de los mejores que he visto en muchos años.

Toda invasión tiene un final y el repliegue en algún instante debe darse. Pero el sabor de boca que nos deja este concierto es que Sofía fue arrollada por el Panzer. Los frutos de la invasión no fueron territorios ganados sino experiencias y momentos inolvidables que perdurarán para siempre. Aquí no hubo bajas ni heridos en ninguno de los bandos. Ningún daño colateral fue reportado. No hubo subversión. Aquí el único ganador fue el Heavy Metal. Larga vida al Metal y que los Dioses del Metal protejan al gran comandante. El señorío permanecerá y perdurará mientras haya guerreros con la dedicación y la potencia vista en Sofía.

Acá te dejamos un adelanto del DVD “Live in Sofia”:

Realizado por Edwin Martínez.




comments powered by Disqus