This is an example of a HTML caption with a link.

REVIEWS / DVD

My Dying Bride - An Ode to the Woe (DVD 2008)

8 / 10

Este concierto grabado el día 20 de abril de 2007 es una prueba de lo que sucede cuando la banda se entrega a su público y el público a su banda. Muchas veces escuchamos esto pero pocas veces es real. Seamos sinceros; es un concierto de Doom. No veremos mosh como si fuese Thrash ni veremos headbanging de principio a fin como si fuese Death Metal. ¡Esto es Doom! Entregarte a tu público no implica que gritarás, harás señas, saltarás de un lado a otro o pondrás el micrófono para que los presentes canten contigo. Insisto, esto es Doom. Aaron Stainthorpe (voz) no necesita siquiera interactuar con los asistentes, simplemente ves su cara y sus expresiones; ves como siente la música y ves su actuación para darte cuenta de la entrega que tiene. El público sólo necesita sentir lo que escucha para entregarse. El Doom es un género musical que primero tienes que sentirlo. Su música te transporta, te hace sentir y crea una atmósfera ambiental sobre lo que escuchas. Si bien no muchos degustan del Doom eso es comprensible por las mismas razones que acabo de exponer, si no puedes sentir lo que escuchas no encontrarás el valor de la música. La atmósfera sombría que envuelve este concierto es impecable. De principio a fin acapara tus sentidos, hace que cierres tus ojos y eches a volar tu imaginación.

El concierto fue grabado en la hermosa sala de conciertos Paradiso de Ámsterdam, construida en el siglo 19 y que antiguamente fue utilizada como iglesia. Es un hermoso lugar que le da un aura muy especial a la música de My Dying Bride. Considero que es el mejor lugar para haber grabado este concierto porque encaja a la perfección con su obra. El concierto sirve para introducir a dos integrantes nuevos de la banda: Lena Abé en el bajo, de seis cuerdas por cierto, y Dan Mullins en la batería, que sabe hacer muy bien su trabajo.

Aaron está tan compenetrado en su trabajo durante todo el concierto que no lo escuchas hablar entre canciones, no suele presentarlas. Simplemente hay un breve silencio para luego comenzar cada canción. Toma todo con calma y si bien le vemos toser un par de veces, sobre todo en las primeras cuatro canciones, no deja de realizar con efectiva precisión su ejecución vocal. Prácticamente no hay fallas en él. Su voz se escucha clara y sobria y cuando hace la voz gutural puedes notar la calidad y presencia que tiene. Se le ve vestido de manera impecable también, muy inglés, y podemos ver en sus brazos una pintura en forma de ramificación que termina en su mano con una especie de gotas, además vemos bajo su ojo derecho una pequeña línea de pintura escarlata también.

El set abarca prácticamente todos sus álbumes. Desde As the Flowers Withers hasta A Line of Deathless King al cual pertenece la gira en la cual se grabó el concierto. Inicia con “To Remain Tombless”, donde vemos a la banda salir entre juego de luces y una pequeña sombra de humo. Todo permanece en calma, tanto en la banda como en el público; hasta “My hope the Destroyer”, segundo tema de la noche, vemos algunos headbanging incluso en Aaron. Sigue “For You”, la que tal vez sea su canción más conocida a nivel comercial al haber rotado bastante en el programa Headbangers de MTV y por la cual muchos conocimos a la banda. Luego escuchamos de “Blue Lotus” y comenzamos a ver como el ambiente cada vez está creciendo más y más.

Escuchamos por primera vez a Stainthorpe dirigirse al público para presentar a los integrantes nuevos y luego anunciar “Like Gods of the Sun”, del disco homónimo. A partir de aquí comienza el punto álgido que continuará hasta finalizar el concierto. El público ya está compenetrado y completamente entregado a la banda. El público ya sólo va siguiendo lo que escucha. Tú en tu casa no puedes poner pausa a partir de este momento. My Dying ya ha acaparado todos tus sentidos. Tus ojos, tus oídos, tu gusto, tu cerebro ya le pertenecen a la banda. Ya estás completamente “dentro” del ambiente. “Catherine Blake” nos muestra por primera vez en la noche los dotes guturales de Aaron para luego pasar a “The Cry of Mankind” uno de los temas más esperados de todo el set. Siendo uno de los temas más representativos de la banda miramos como todos prácticamente conocen la letra. El ambiente en este momento es exquisito.

“The Whore, the cook and the Mother” y “Thy raven wing” prácticamente pasan sin que te des cuenta de lo bueno que está todo. Transcurren todas estas canciones simplemente con una pausa en silencio entre cada una. Volvemos a escuchar a Aaron dirigirse al público para presentar “The Snow in my Hand” donde nuevamente escuchamos su voz gutural para concluir la canción de rodillas. “She is the Dark” es una formidable presentación, su ejecución en vivo no tiene palabras para expresarla. Es excelsa y vemos como Stainthorpe está emocionado cantando para terminar dando las gracias y retirarse del escenario.

Entre ruidos y vítores la banda regresa para brindarnos “The Dreadfull Hours” que comienza de forma calmada con una pequeña melodía para luego tomar ese sonido inconfundible de My Dying Bride y que nos transporta a esos discos clásicos de ellos. La banda y el público están completamente prendidos con esta rola, tanto que Stainthorpe termina tendido en el piso. Aquí termina el álbum en CD pero el DVD nos trae una última canción y ¡Qué canción! “The forever People” de su disco debut “As the Flower Withers”. Una canción con mucho poder. Aquí ya vemos Headbanging por todos lados. ¡Death Doom a la vieja escuela! La mejor canción para finalizar un gran concierto.

Algo diferente que nos muestra este concierto a sus álbumes en estudio es la falta de ejecución del violín que escuchamos siempre en todos sus discos. Aquí Sarah Stanton en el teclado hace todos los sonidos que debería realizar. Yo en lo personal habría preferido el violín pero su ejecución es muy buena. No queda atrás tampoco el trabajo que realizan Andrew Craighan y Hamish Glencross en la guitarra. El sonido de la distorsión que suelen utilizar es muy peculiar y distintivo de la banda.

Si habrá algo que criticarle al DVD es básicamente al aspecto técnico propiamente de la producción más no a la ejecución de la banda. Creo que hizo falta más tomas de diferentes ángulos. Mejor calidad en la fotografía. La sala se prestaba para aprovechar su belleza y tratar de realzar más el local con diferentes tomas. El menú es muy sencillo y se agradece cuando los DVDs traen alguna entrevista con la banda u opiniones de los asistentes; antes y/o después del concierto.

Durante todo el concierto la banda nos muestra una manera sobria de realizar su trabajo y también el por qué a pesar de todos los años que han pasado ellos siguen vigentes. Muchas bandas contemporáneas a ellos fueron abandonando su sonido para abrazar uno más comercial o más tranquilo. Anathema y Paradise Lost, por dar algunos nombres, terminaron sacando álbumes que no se parecían en lo absoluto a sus primeros trabajos y los que muchos consideramos sus opera prima. My Dying Bride siempre ha sido fiel a su sonido. Si bien en un comienzo era Death Doom para luego dejar un poco de lado el Death, aunque nunca del todo porque siempre encontraremos canciones en la mayoría de sus discos con voces guturales. A mi humilde juicio My Dying Bride es el mayor y más digno representante del Doom en la actualidad y este concierto filmado en DVD es la mejor prueba de ello. Formaron parte de aquella oleada que trajo este sonido diferente y oscuro y dos décadas después siguen aquí trayéndonos cada vez grandes obras.

Definitivamente si te gusta el Doom no puedes dejar pasar este concierto. Si quieres conocer de qué se trata el Doom y ver cómo es el ambiente, debes ver este DVD. Si lo que realmente disfrutas es el mosh escucha Warbringer pero te invito a que abras tu mente y le des una oportunidad al Doom porque puedes encontrarte diamantes donde los demás sólo ven rocas, como diría el gran Ronnie James Dio.

Acá te dejamos un adelanto del DVD “An Ode to the Woe”:

Realizado por Edwin Martínez.




comments powered by Disqus