REVIEWS CD

Enero 2018

REGNAT HORRENDUM - "Heatenland" - 2018
8.5 / 10

REGNATHORRENDUMHoy nos toca reseñar lo que es el debut de una nueva banda en el mundo del Black metal, veamos si tiene lo que se necesita para destacar en éste género. Regnat Horrendum contraparte del proyecto de los Rusos Moongates Guardian, banda que sigue la corriente que creó Summoning con su Black Metal Épico y letras que hablan sobre el Mundo Mágico de Tolkien; Pero ésta vez dejan la fantasía de lado para entregarnos un disco de Black Metal pagano lleno de energía y velocidad que si eres fan de éste género te dejará con un muy buen sabor de boca.

La primera impresión que me llevo del disco es su portada, como ya se habrán dado cuenta es muy parecida (sino que la misma) al 1184 de Windir, solo que reflejada y vaya que fue sorpresa para mí el atrevimiento de éstos señores al querer compararse con la Opus magnum de los Noruegos, por lo menos visualmente, o tal vez es un tributo de ellos a la ya extinta banda, no lo sé, pero sea cuál sea el caso, es la bienvenida para éste debut: Heatenland.

El disco parte con un coro angelical entre lo que se oye es una tormenta para luego dar rienda suelta a toda la velocidad y agresividad que tendremos a lo largo de los 45 minutos de duración del disco; los dos primeros cortes tienen la particularidad de tener riff de guitarra atípicos del Black Metal (el famosísimo tremolo picking usado por Burzum, Mayhem, etc…), más bien parecidos a lo que es el Death Metal Melódico y también el uso de diferentes tipos de guturales, si bien a lo largo del disco predomina el típico gutural rasgado o chillido del Black Metal, el vocalista nos sorprende gratamente al mezclar guturales profundos como los de Johan Hegg (Amon Amarth) haciendo que les dé variedad y una fluidez única a las canciones. El tema 3 y 5 nos recuerda de muy buena manera a los antiguos italianos Rhapsody de entre los 90 y 2000 (es extraño como una banda de Black Metal congenie tan bien con arreglos como lo hizo una de las mejores bandas de Power Metal), con unos arreglos de violines que quedan a la medida con lo que las letras nos están relatando y una ambientación acorde a cada canción como el sonido de aves en un roquerío al lado del mar y el sonido de una batalla medieval, con el choque de espadas y gritos de guerra.

Avanzando en el disco nos detenemos en la canción n° 7 en la que nos encontramos con un punto y aparte en lo que es ésta obra, comenzando con el sonido de un piano de cola y ritmos lentos en la batería, estamos frente a lo que sería una balada dentro del Black Metal, pero como si se tratara de un Fade To Black de Metallica nos vuela la cabeza llegada a la mitad de la canción haciéndole honor a su título, sumergiéndonos en un vórtice hipnótico de riff de guitarra, ritmos rápidos en la batería y un teclado que sale a la caza de nuestros oídos para no darnos descanso hasta llegada la siguiente canción. En el track número 8 instintivamente sabemos que queda poco para el final del álbum, con melodías solemnes y calmadas del teclado pero con voces rasgadas y agresivas nos van guiando a la última pista dónde toda esa solemnidad musical explota en pura fuerza y agresividad, canción donde la batería se luce, siendo la única del disco en utilizar blast beat y el bien y acertado uso de toms que da un montón de matices rítmicos que hacen que el final del disco llegue en un parpadeo.

Musicalmente hablando estamos ente un disco bien hecho, bien mezclado, de sonido puro y claro, donde las guitarras sobresalen con sus riff y escalas; el teclado, como es costumbre en las bandas de éste género aporta melodías bien sabrosas de órganos y violines que nos da la impresión de que toda la música transcurre en un castillo habitado por vampiros y cosas por ese estilo, con lluvias de notas que caen a lo largo de todas la piezas del disco; el bajo es el más notorio ausente del disco, no es audible en la gran mayoría del disco, y si lo es, es opacado por los demás instrumentos y en cuanto a la batería, su trabajo está muy bien logrado, con cambios de ritmos, uso de toms, un Groove casi Punk en algunas canciones que queda de maravilla para darle rapidez y fuerza a las canciones de éste debut Heatenland de Regnat Horrendum.

Si bien el título del disco y el nombre de las canciones están escritos en inglés, las liricas están cantadas en ruso, lo que se hace un poco extraño al inicio y te toma por sorpresa, pero que luego es asimilado perfectamente en la propuesta de la banda. Si te gustan bandas como Númenor, Advent Sorrow, Falkenbach o el otro proyecto de los integrantes, Moongates Guardian, tienes que darle una escucha al debut de éste nuevo proyecto en la escena.

Realizado por Nicholas Wüthrich.



Tracklist:

1. The Flame Of Purification
2. Halls Of Chernobog
3. Dragons Of The Sea
4. To Each His Own
5. Before Belobog
6. Night Of The Black Wings
7. Raven And Oak
8. Icebound Faces
9. Worlds Of Dead Birds

Formación:

Skilar Blackwings: Todos los instrumentos.
Alexey Lapshov: Voces.



Más información:
https://www.facebook.com/Regnat-Horrendum-143294323122485/