jue. May 23rd, 2019

#ReviewLive – Heavy Noise Festival: «FLESHGOD APOCALYPSE & WOLFHEART en una noche Demoledora»

CRÓNICA:
HEAVY NOISE FESTIVAL
FLESHGOD APOCALYPSE & WOLFHEART

DOMINGO 5 DE MAYO 2019/ UNICLUB
Buenos Aires, Argentina.


El Heavy Noise Festival vivido en Buenos Aires, voló cabezas. Blast beat al palo. Una banda tras otra dejando todo en el escenario. El domingo 5 de Mayo en Uniclub se realizó una nueva edición del festival con Fleshgod Apocalypse y Wolfheart como headliners. La grilla no fue al azar, seleccionada por una curaduría que valoró la calidad artística. No hubo bandas que hacían de teloneras a las internacionales que se presentaban, sino que cada una tenía ganado su lugar arriba de las tablas y así lo demostraron.

Melofrenia fueron los encargados de abrir la noche. La potencia de la voz de León Pardo, que vestía con una remera de Poesía de Guerra, y el groove de sus temas anticipaba que sería una gran velada de distorsiones y técnica musical. Finalizaron con “Obra Insana”, de su próximo ep homónimo. Dejaron la vara bien alta para que siga una buena fiesta como se merecía la gente presente.

El turno de Inferos, oriundos de zona sur de Buenos Aires, no defraudó. Desplazaron todo su metal y las vertientes que tiene el género death. Nacidos en el 2014, a pesar de ser un grupo joven, supieron estar a la altura del festival, ganándose el respeto con su brutalidad.

Entre acoples y sin preámbulos arrancó la fuerza de la banda argentina Frater, con más de diez años en la escena. Death metal con algunas interacciones en los coros de voces melodiosas, bien ejecutado, prolijos. Satisface el alma saber que la escena argentina se encuentra viva y en expansión. Animo aquellos hermanos de Latinoamérica que aún no conocen bandas argentinas extremas que busquen porque se llevarán una grata sorpresa.

Es la primera edición del festival Heavy Noise que cuenta con un cartel de artistas internacionales. El intro de “Everlasting Fall” anunciaba el comienzo de los finlandeses de Wolfheart. Sí, de pronto desaparece la efímera tranquilidad para dar paso a la velocidad y al ritmo a los palos de nuevo, como un acoplado que te pasa por encima. Tuomas Saukkonen (ex Before the Dawn)- guitarrista, voz y líder de Wolfheart – permaneció concentrado como un monje sin interactuar con el público salvo para dirigir unas palabras finales, quién se encargaba de conversar con los fans fue Lauri Silvonen, su bajista. Otra de sus canciones brutales fueron “Strength and valor” de su disco “Winterborn” y “Breakwater”, que tiene un videoclip con una producción audiovisual magnifica. Ya en el cierre, lleno de humo y con el escenario teñido prácticamente de luces rojas para hacer sonar “Ghost Of Karelia”, y el cierre con “Boneyard” en luces azules, un contraste lumínico entre las dos canciones, como un viaje al inframundo infernal y luego a otro más oceánico. No fue una actuación deslumbrante, pero sería injusto sino escribo que también se disfrutó.

En el intervalo con telón cerrado, a la espera de los italianos de Fleshgod Apocalypse, sonaba de fondo música clásica. Mientras nuestros oídos descansaban y el cuerpo se relajaba, las expectativas crecían para ver a una de las bandas de metal extremo con mayor proyección mundial. Siguiendo la temática clásica, como es propio de un grupo de death metal sinfónico, empezaron con la potencia de “The violation”, un tema donde el tempo parece acelerado por máquinas, pero lejos de eso, la banda te lo refriega que lo pueden ejecutar en vivo. El ritmo de la batería como una metralleta desaforada, me recuerda a las canciones de la banda europea Miseration, contemplar semejante agresividad musical es  una hermosura de ver y escuchar  en directo, terminas agradeciendo de estar vivo para presenciarlo.

Maquillados para la ocasión, con una vestimenta teatral; la voz soprano de Veronica Bordacchini, que acompaña los guturales de Francesco Paoli,  es una mezcla de opera clásica y black metal, sin sumergirse en los purismos de ambos estilos. Fue el único show que se prendió el público hacer pogo y no es para menos con canciones como: “Healing through war”, “The fool” o “Sugar”. La canción más “doom”, para bajar un cambio es “Syphilis”, pero por poco tiempo porque después regresaron con toda la energía en “The egoism”. Cerraron un tremendo concierto con “The Forsaking” .Si tendría que resumir con una palabra todo lo que pasó, sin dudarlo, definiría que el Heavy Noise de ésta edición fue demoledor.

Crónica: Eric Balbi
Fotos: Paula Andersen

Producción: Heavy NoiseIDL EntertainmentNoiseground
Prensa: Gaby Sisti

—— GALERIA DE FOTOS ——