Havok presenta la cúspide de su madurez en su quinto trabajo de estudio.

No es ninguna novedad que el thrash metal es un género muy plagado de bandas que tienen temáticas y vueltas similares, pero lo entretenido del género es siempre encontrar bandas que logren destacar, y esa es otra cualidad del thrash que no siempre se destaca, hoy en día y durante prácticamente desde sus comienzos siempre han aparecido bandas que logren darle una vuelta de tuerca al juego del thrash. Partiendo de esta idea podemos ver que el 2020 parece ser un año donde se le dará una gran vuelta a esa tuerca, es que trabajos como los de WarbringerSylosis y Testament han superado las expectativas, incluso Sepultura editó un trabajo muy recomendable en pleno 2020.

Entre toda esta ola de lanzamientos, el último trabajo de Havok se encontraba en la mira, ya que con una discográfica corta los oriundos de Colorado se hicieron un lugar en la escena bastante grande, con giras internacionales, participación en festivales y giras conjuntas con grandes bandas. La banda encontró la fórmula para despegar su estilo por sobre el resto y en «V» ese estilo parece haber encontrado su rumbo final. Ya desde sus trabajos anteriores como «Unnatural Selection» (2013) y «Conformicide» (2017) vemos como viraron hacia un estilo más técnico mezclado con su clásico ataque thrashero. En mi parecer, la inclusión de estos toques progresivos y el protagonismo del bajo en la banda, ayudaron muchísimo a por lo menos hacer la escucha de sus trabajos más entretenida y diferenciable del resto.

El disco comienza con algo muy familiar y es ese fade in tan parecido a «Blackened» en el comienzo de «Post-Trueth Era» la que marca la cancha para como se desarrollara todo este disco, una letra apocalíptica thrashera y un ritmo frenético pero muy bien. A continuación otro de los adelantos que ya conocíamos como «Fear Campaign» tirando por un riff un poco más speed metal el cual es un terreno que Havok entra tranquilamente para terminar con un riff con mucho groove.

«betrayed by technology» es en donde por fin podemos escuchar un poco de lo que es capaz su nuevo bajista Brandon Bruce el cual tenía el difícil trabajo de suplir a Nick Schendzielos, pero increíblemente logro amoldar un estilo un poco más sobrio al bajo, acompasado con la batería sin perder esos detalles que vuelven interesante a Havok como son los slaps,  Walkings, y lineas muy marcadas. Creo que este track es una muestra de que Brandon pasó la prueba. No solo por esto, sino que canciones como «Ritual of the Mind» y «Interface with the Infinite» ejemplifican lo que acabamos de decir sobre su nuevo miembro y remarca también los nuevos estilos y ritmos, un poco más maduros que busca la banda.

«Dag Tsog» es una intro que no está en el principio del disco, es más bien un interludio para llegar a «Phantom Force», el cual ya pudimos escuchar hace un tiempo y es la patada al pecho que entra al tramo final del disco. Cuando empieza «Cosmetic Surgery» sentimos lo avasallante que puede ser el conjunto liderado por David Sanchez, porque es que en estos últimos 4 tracks la banda muestra su lado más clásico y demoledor dentro del tharsh metal.

  Pero también es cuando en el final a partir de «Panpsychism» muestra todo su otro lado técnico que sembró en «Conformicide» (2017) y si no los convence de esto el track que cierra el disco «Don’t Do It» con una duración de 8:08 minutos, claramente la pieza más larga de su discográfica, donde se ve un poco hacia el lado que buscara apuntar la banda en futuros trabajos.

                                                                                                           

«V» parece ser el cierre de muchas cosas para Havok, pero el comienzo de muchas otras, parece indicar un salto de popularidad lo que conlleva en un cambio de estilo, o simplemente bajar la intensidad, pero creo que aquí y ahora con este trabajo la banda entrega esas cuotas de intensidad en varias formas, tanto nuevas como viejas. Para los fanáticos de la banda es un gran disco con una producción a la altura, un poco reflejo de eso es la incorporación del arte del conocido artista dentro de la escena Eliran Kantor, porque si hay algo que se le pueda reclamar a Havok es el arte de sus tapas, pero en esta ocasión no hay nada malo para decir. Solamente alabanzas.

Lo mismo va para el sonido del disco, una muestra de como tendría que sonar el tharsh moderno, todo en el mismo plano con una contundencia tremenda, no hay detalles que se escapen, todo se deja ver en la mezcla final, incluso la voz de David está claramente mejor trabajada que los discos anteriores pero aun así conserva el tono desgarrado clásico dentro del género.

Pero como ya dijimos, tremendo trabajo para los fanáticos, un disco digerible y entretenido para el que no los conozcan, y el de que sus detractores acusan de plagio y otras cosas.

 Escuchen y tomen su propia decisión, pero no cabe duda que es un excelente trabajo que golpea con toda la fuerza de un género ya conocido pero fluye muy bien por todas las ramificaciones de los nuevos estilos y fusiones que busca la banda.

«…The eyes are useless, when the mind is blind…»

01. Post-Truth Era
02. Fear Campaign
03. Betrayed By Technology
04. Ritual Of The Mind
05. Interface With The Infinite
06. Dab Tsog
07. Phantom Force
08. Cosmetic Surgery
09. Panpsychism
10. Merchants Of Death
11. Don’t Do It

 

 


Links: 

Facebook: Havok

Sitio oficial: Havok

Spotify: Havok 

Sello: Century Media Records

Genero: thrash metal

País: EE.UU

Calificación: 7.5


Escucha competo «V» aquí abajo