Formados en 1991 en La Paz (Uruguay), Herrumbre es una de las bandas más representativas y la más longeva del Heavy Metal Uruguayo.
Con una discografía que va mejorando trabajo a trabajo, sus últimos álbumes “Crucifixión” y “Nomenclator” son, a mi entender, de los mejores de su carrera.
Y es con la vara así de alta, para una banda con tantos años y tantos discos de buena calidad, que nos presentan su más reciente trabajo “Grial”, del cual ya nos adelantaban algo en la entrevista que tuvimos el placer de hacerles por el mes de julio.

Con un arte de tapa que continúa con la idea de su antecesor, adoptando aparentemente a una nueva mascota (lo cual personalmente me parece un gran acierto), la banda nos trae nada menos que su sexto álbum de estudio, grabado en los estudios de “El Ombú” y editado por Sondor.

Pero vamos a empezar a desmenuzar este nuevo trabajo:

El disco empieza con una pequeña intro, característica en los discos de Heavy Metal que están saliendo últimamente, y luego ya entra  con un poderoso Riff de guitarra y una poderosa batería.
El tema en cuestión es el que le da el nombre al álbum: “Grial”, el cual resume básicamente lo que será todo el disco: Guitarras filosas, riffs pesados, solos violentos pero bien armados, baterías y bajos contundentes, y letras que van desde las reivindicaciones, hasta la “oda” al Rock y al Heavy Metal:
«Mi sangre de rocker metalero alza el sagrado grial» grita Pablo Blanco en el estribillo, el cual logra su objetivo de quedarse grabado en tu cabeza por un buen rato.
Terminando el tema con un “Sagrado Grial” cantado bien arriba y una música que machaca los últimos compases.

Sin mucho respiro de por medio, se pasa rápidamente a “Estrategias de un farsante” el cual ingresa ya con unos punteos de guitarra seguidos nuevamente de unos rasgueos bien filosos y el rápido ingreso de la voz.

Al llegar al tercer tema, “Guerreros del Norte”, nos encontramos con lo que personalmente me parece el tema más “Herrumbre” del disco, si lo comparamos con el resto de su discografía. Especialmente en el estribillo, el cual por momentos me recuerda al de “Productores Rurales” de su anterior trabajo de estudio.

Para la cuarta canción tenemos lo que fue el corte de difusión del disco: “Heavy Metal Rocker”.
Un tema con una letra bien combativa, cosa la cual nunca fue un problema para Herrumbre:
El hermetismo de los centros de poder, materia prima de mi forma de vivir, sus mentiras y su forma de cegar, hacen más fuerte mi confrontación”, rezan las primeras estrofas del tema, precedidas por un poderoso riff (de los mejores del disco).
Con un estribillo más melódico, al son de “Heavy metal rocker, libre pensador”, sin duda una muy buena elección para el corte de difusión del álbum.

A esto lo siguen más temas que continúan por la misma línea, sin dar mucha pausa, con un Heavy Metal característico de la banda, bien de la “escuelita” de Judas priest o Accept:
Poder”, “Viejo y Peludo noma’”, “Puertas de la evolución”  todas con gran calidad musical y notoria buena producción.

Para el octavo tema “Razón, cuerpo y alma” la banda decide bajar un poco el tiempo, con una muy buena introducción de bajo, para luego dar paso nuevamente a la guitarra de Marcelo e Ignacio y escalonadamente ir subiendo el tempo para nuevamente transformarse en otro Heavy Metal, el cual una vez más nos regala frases como “Yo me fundí al Heavy metal, mi cuerpo y alma también lo doné”.

Le siguen por la misma línea “Excomulgados” y «Cuartos de pensión”, manteniendo la energía y potencia en todo momento.

Es recién para su último tema “Ritual Pagano”  que la banda decide bajar la pelota al piso y regalarnos una power ballad, la cual llega en un buen momento después de 10 metaleras canciones.

Para finalizar Herrumbre nos regala un bonus track. Se trata de la regrabación de su clásico “Perros Cimarrones” (originalmente lanzada en 2002). Sin dudas esto es un acierto, ya que se logró un sonido mucho más potente, moderno y mejor producido.

En resumen “Grial” es un gran disco de Heavy Metal, a la altura de lo que vienen haciendo. Directo, contundente y pesado, con una muy buena producción y calidad tanto de sonido como musical y compositiva, que logra agrandar aún más el legado de lo que ya es la banda más longeva y con mayor número de discos de estudio editados en el Uruguay.

Esperemos que próximamente estén anunciando su presentación en vivo, y salgan de gira como hicieron con su pasado trabajo “Nomenclator”.

 

Reseña: Bruno D’Angelo / Metalshows uruguay