Sáb. Dic 7th, 2019

Reseña: Deterioration – The Unnatural Mind (2019)

Reseña: Deterioration – The Unnatural Mind (2019)
Por: Ivan Salvatore

Tracklist:
01. Ipecac Sneak Attack
02. Crystal Doozie

03. Too Chunked For Stitches
04. Pretty Sweaty Already
05. Fun Size Brain, Not So Fun
06. Eliminate the Liquid
07. Pain in Arms and Legs
08. Trapped in a Thing of Flies
09. Two Towel Parking Lot
10. The Details of Deformity
11. Nightmare Jeans
12. A Coral Reef-Like Animal Called Man
13. Offensively Underwhelming
14. A Bug on a Water
15. Insect Mouth Parts
16. Amoeboid Hyperintelligent Superorganism
17. When I’m Finally Destroyed


Con esta portada, solo se puede esperar un disco bien feo. Pero en el buen sentido.

Deterioration es una banda que incorpora elementos del Slam, Goregrind y del Brutal Death más rápido y caótico, a la ya agotada fórmula del grindcore, resultando en un sonido increíblemente groovy y devastador al mismo tiempo. Este disco es su noveno larga duración y el segundo que escucho de ellos. Intenté con lanzamientos viejos de la banda pero son demasiados ruidosos como para que los pueda disfrutar.

Escuchando los temas de esta nueva oferta, podemos apreciar un sonido bastante groovy, gracias a los elementos del brutal death (aparecen en «Crystal Doozie» por ejemplo), pero también ciertas bizarreadas, como por ejemplo el riff que para y sigue de «Ipecac Sneak Attack» y la introducción de «Amoeboid Hyperintelligent Superorganism«. Tenemos las clásicas canciones cortísimas de menos de 20 segundos, presentes en todo álbum de grindcore que quiera ser digno de respetarse, y reciben los nombres de «Fun Size Brain, Not So Fun» (esta incluso tiene un sampler que dura la mitad del tema) y «Offensively Overwhelming«.

Tenemos breakdowns como los de «Too Chunked for Stitches«, «Pretty Sweaty Already» o «Trapped in a Thing of Flies» que nos dan un respiro del constante TATATATATATA de la batería. También encontramos secciones «goregrindezcas» en «Eliminate the Liquid» y en «The Details of Deformity«, que sin duda podrían tranquilamente ser pasadas en cualquier boliche para que todos sientan el placer de bailar unos ricos bailongores.

Podemos degustar ciertos patrones vocales rápidos a más no poder, como los de «Two Towel Parking Lot«, que también tiene un breakdown increíblemente groovy y que recuerda a aquellas bandas genéricas de Slam, pero que no lo son tanto como para no disfrutarlas. Hablando de las vocales, son las típicas de Grindcore agudas y que hasta llegan a desgarrar las cuerdas vocales de los oyentes, mezcladas con los más que tradicionales gruñidos guturales e inentendibles.

Sin duda alguna los temas más variados los encontramos al final del disco, siendo «Insect Mouth Parts» la más variada en cuanto a la batería y sus constantes cambios de ritmo, y «Amoeboid Hyperintelligent Superorganism» siendo variada por la bizarrez infinita de su introducción y por una mayor presencia de riffs distinguibles. El disco cierra con «When I’m Finally Destroyed«, que tiene una de las secciones más caóticas del álbum, con patrones de vocales, blast beats y riffs de guitarra completamente indistinguibles, pero de alguna extraña forma, tiene su pizca de musicalidad. Luego evoluciona hacia un tema de Grindcore común y corriente.

Hablando exclusivamente de los instrumentos, si bien el disco está dominado por blast beats, tenemos cada tanto ritmos no tan casuales, como los del principio de «Pain in Arms and Legs«, o los del final de «A Coral Reef-Like Animal Called Man«. Uno de los problemas principales de este disco, es que el snare muchas veces ahoga no solamente al bajo, sino también a la guitarra. A mí personalmente no me molesta, porque logro distinguir los riffs lo suficiente como para disfrutarlo, pero comprendo que quizás a mucha gente esto no le agrade. Esto solo pasa en las partes donde hay blast beats intensísimos, luego los instrumentos se escuchan perfectamente (aunque preferiría que se escuche más el bajo, de igual manera todos saben que tengo un fetiche bastante importante con ese instrumento).

El tono de guitarra es el típico de las bandas de Slamming Brutal Death Metal, solo que ahora también se usan para tocar riffs de Grindcore. Personalmente no me desagrada este tono de guitarra, pero siento que si se hubiera usado un tono a lo Terrorizer se hubiera alcanzado un mayor impacto.

En conclusión, es un disco que probablemente no sea recordado por mucha gente, ya que a pesar de tener algún que otro tema destacable por ciertas secciones no tan convencionales, sigue siendo un álbum más de todo el montón. De igual manera, se lo recomiendo con entusiasmo a los amantes del género que se hayan cansado de escuchar siempre a las mismas bandas.

Escuchalo en Bandcamp o en Youtube. Probablemente lo dejen en Spotify más adelante. Si quieren ver qué onda la banda por Spotify, escuchen «Lupara Bianca» y «Suck Brick».

Género: Brutal Death Metal/Grindcore
País: USA
Deterioration – Facebook