mié. Oct 16th, 2019

Reseña: POSSESSED «Revelations Of Oblivion»

Regresa POSSESSED con «Revelations of Oblivion».

 

Luego de mas de 30 años después de los discos de culto “Seven Churches” y “Beyond the Gates” y el EP “Eyes of the Horror”, regresa la legendaria banda Possessed con su nuevo lanzamiento “Revelations of Oblivion” para resucitar al auténtico old school Thrash / Death Metal y continuar su legado, truncado por un par de disparos en 1989, pero sobretodo para demostrar que Possessed aún tiene elementos creativos para seguir mostrando a los amantes del metal extremo.

 

Después de años de reediciones, recopilaciones y de vivir de las rentas, la banda con Jeff Becerra como único miembro original, decide lanzar este álbum el pasado 10 de mayo bajo el sello de Nuclear Blast; ofreciendo una ejecución vocal completamente desenfrenada y agresiva, alejada de cualquier tipo de límites y restricciones. El proyecto logró resucitar gracias a miembros de Sadistic Intent, pero solo permanece uno: el Baterista Emilio Márquez que impregna cierteramente una fantástica base rítmica, tan brutal como la ejecución de bajista Robert Cardenas (Agent Steel / Malice) y el impecable trabajo de guitarras de Daniel Gonzalez (Gruesome) y Claudeous Creamer (ex-DragonLord). El resultado es un disco maligno, rasposo y con un sonido agresivo pero técnico en igual medida, que si bien  rememora el sonido original de la banda también se perciben elementos mas thrash y una producción mas moderna y limpia pero presumiendo ser bastante old school.

Con 12 tracks y 54 minutos de duración “Revelations of Oblivion” fue grabado en NRG Studios y Titan Studios con Jeff Becerra como productor ejecutivo y el coproductor Daniel González, mezclado y masterizado en Abyss Studios en Suecia por Peter Tägtgren. El artista polaco Zbigniew Bielak (Dimmu Borgir, Ghost, Deicide) diseñó el arte que resguarda la energía de los 12 temas a la perfección.

 

Tracklist:

 

  1. Chant of Oblivion
  2. No More Room in Hell
  3. Dominion
  4. Damned
  5. Demon
  6. Abandoned
  7. Shadowcult
  8. Omen
  9. Ritual
  10. The Word

“Chant of Oblivion” con menos de dos minutos de duración es una intro atmosférica a base de campanas, cantos ceremoniales de misa negra, impregnando de dramatismo y tetricidad un fondo sinfónico, con una profundidad quizás satanista; preparando los oídos para la irreverente y callejera “No More Room in Hell”, cargada de riffs afilados, rápidos y crudos presentes también en “Dominion” al mejor estilo Thrash Metal.

 “Damned” con una batería técnica, riff de guitarras rápidos y un bajo mas marcado, se presenta un poco mas lenta que el tercer track. Aunque podría decirse que son diferentes, van por la misma línea del Thrash, pero alternada con tintes de Death, al igual que temas como “Demon” y “Abandoned”, que inicia con una filosa introducción, mientras Becerra se abre paso con una voz salvaje y un estribillo potente y pesado que marca  la consistencia de la melodía; casi al final un cortante solo que revigoriza el tema y muestra  una ejecución impecable y casi pasional.

A diferencia de “Shadowcult” menos pulido y mas clásico, “Omen” apuesta por un bajo un poco mas marcado, riffs y trabajo de batería bastante consistentes que colocan este track como uno de los mas resultantes del álbum.

“Ritual” con una base sinfónica en los teclados, hace honor a su nombre, mientras las guitarras y bajo rápidos y malignos van en perfecta sintonía con los impecables golpes en la batería, terminando en un repentino corte, dando paso a “The Word” con importantes solos y una melodía igual de tajante que la de los primeros tracks.

Hacia el final llega “Graven”, con beats que podrían hacerte dar cabezazos contra la pared, por la energía de golpes infernales que transmiten, mientras un solo de guitarra y una base terrorífica completan las líricas del descenso a los infiernos perfectamente interpretadas por la tenacidad de la voz de Becerra; cerrando finalmente con “Temple of Samael”, un outro bastante lúgubre y oscuro descrito por una perfecta guitarra acústica y efectos que dan la sensación de estar sin salida, perdido ante un destino siniestro e inevitable.

“Revelations of Oblivion” a pesar de ser un álbum un poco largo y melodías que ahondan mas en el Thrash que en el Death Metal, definitivamente demuestra no solo que Becerra es capaz de reinventarse y de modernizar el estilo, sino que muestra lo bien que escogió a sus compañeros de banda, lo cual significa un triunfal regreso de Possessed, que no podría pasar desapercibido. Es un disco brutal, honesto, consistente y muy bien ejecutado, incomparable a trabajos anteriores.

Reseña por Oriana Cardozo.