jue. Oct 17th, 2019

Reseña: Bodyfarm – Dreadlord (2019)

Reseña: Bodyfarm – Dreadlord (2019)
Por: José Palavecino

Tracklist:
01. Dreadlord
02. Rites of Damnation
03. Manhunt
04. Woods of Dismay
05. We Sailed to Death
06. The Horseman
07. Eternal
08. Unholy Resurrection
09. Angelreaper
10. Faces of Death
11. Undead Warmachine

 

 

Holanda está al lado de Suecia, sin duda, uno de los campos más fértiles para el Death Metal realmente bueno. Y en los últimos nueve años, BODYFARM ha dado sus frutos con cuatro álbumes y dos EP. Con «Malevolence» y «The Coming Scourge», BODYFARM todavía tiene dos craqueadores de Death Metal críticamente subestimados en su equipaje.

Respira hondo y date cuenta de que será el último larga duración que escuches con esta voz. Thomas Wouters murió a principios de este año. Antes de eso ya tenía listo sus asuntos para el nuevo lanzamiento de Bodyfarm. El cuarto registro de larga duración del cuarteto holandés, viene haciendo noticia durante un tiempo relativamente largo. Su predecessor Battle Breed data del año 2015. Dreadlord aparece a través del sello No Dust Records.

Cualquiera que conozca la música de Bodyfarm sabe que esto es puro death metal. La banda no tiene nada que ver con ser innovadora o experimental. En Bodyfarm se trata de poner el death metal puro en el pedestal que merece el género. De inmediato queda claro con «Dreadlord» (que abre el álbum), que este lema no ha cambiado. «Rites Of Damnation» aparece inmediatamente con un solo de guitarra. ¿Qué más quieres? El riff principal de esta canción también asegura que la canción siga sonando en la cabeza. El tono misterioso hace el resto.

Las once canciones en Dreadlord subrayan que Bodyfarm no hace negocios innecesarios en su música. «We Sail To Dead» es un death metal como lo querrían todos los fanáticos, todos los puristas del género. Eso también se aplica al resto de las canciones. No hay pista de largo aliento, lo que también significa que Bodyfarm no aparece con largos pasajes que solo eliminan el tempo y la música. A lo sumo, unos pocos experimentarán «Eternal» como tal. Este interludio acústico es en realidad un buen momento para recuperar el aliento y descansar los músculos del cuello.

Orgullo eso es lo que puede sentir Thomas Wouters sobre su legado musical. Cualquiera que guste del buen death metal, recibirá con los brazos abiertos este nuevo material. BODYFARM se une con «Dreadlord» a las viejas glorias. Sin compromisos, sin experimentos, ¡solo puro Death Metal holandés! Muy bien! Bodyfarm sigue vivo!