Sáb. Dic 7th, 2019

Reseña – Babymetal – Metal Galaxy (2019)


Las niponas (para bien y para mal) son uno de los fenomenos más espectaculares y curiosos surgidos en lo que llevamos de década, eso no tiene ni discusión ni debate porque es una realidad concreta.

Otra cosa es que a los más puristas les de urticaria ver a unas niñas enfundadas en trajes uniformados paseándose por todos los escenarios del mundo y reventándolos (también hay que decirlo) con su explosiva mezcla de pop , j-pop , metal , rock , hip hop , electrónica , sonidos propios orientales y que todo esto funcione a las mil maravillas.

Pues este 2019 marca el regreso discográfico de Babymetal , quienes tras 3 años después de lanzar «Metal Resistance» y recorrer medio mundo con su propuesta perdieron a una de sus miembros «Yui Metal» , quedándose en dúo de momento con la lider y vocalista «Su Metal» y la screamer y corista «Moa Metal«.

En algún momento se llegó a poner en duda si la banda continuaría o si Su lanzaría su propio material en solitario , pero no! las chicas salieron adelante y este pasado viernes 11 de octubre lanzaron vía Ear Músic su esperadísimo nuevo disco al que han titulado «Metal Galaxy» y con el que pretenden de nuevo romper el mercado discográfico y afianzarse como una de las bandas más populares del mundo.

En este caso es espectacular como se ha vendido el disco y la producción que tiene, a veces cuesta digerir que esta propuesta tan contemporánea venga de dos niñas que apenas si rebasan los 20 años de edad.

Es todo tan futurista que parece sacado de la inteligencia artificial y mucha gente se pregunta si de verdad existe este concepto en la cabeza de estas dos criaturas.

Pues si existe si y las chicas con este disco han ido un pasó más allá (si es que eso se puede) en su original concepto tal y como hace 5 años hicieron con su espectacular disco debut homónimo.

En el disco (una vez más nos vamos a encontrar de todo) y a lo largo de sus 14 canciones , Su Metal , Moa Metal (amén de todo el equipo que acompañan a las niponas) dan rienda suelta a sus innumerables ideas , algunas muy potentes y coherentes y otras que (si lo admito habiendo escuchado el disco unas 15 veces antes de escribir sobre él mismo) pueden poner de los nervios al oyente e incluso irritarlo.

Y aquí va la primera advertencia , no debeis tomarlo todo tan en serio y si os adentrais en el mundo de las niponas , debeis hacerlo con una mentalidad muy abierta y con los oídos preparados para lo inesperado.

Tratándose de una obra tan extensa , es el mejor consejo que puedo daros si quereis disfrutar de la misma y no acabar saturados entre tanta tecnología sonora.

Como he dicho antes un disco que contenga 14 piezas no es fácil de digerir de un tirón (quizás en los discos de punk rock o hardcore esto sea una excepción y a veces ni eso) y mejor sería que escucheis el álbum en varios bloques para haceros con las ideas principales del mismo.

Pero con canciones tan pegadizas y efectivas como «Elevator Girl» , «Brand New Day (con la colaboración de Tim Henson y Scott Lepage de los progresivos Polyphia) es una delicia como suena Su en esta por cierto , «Pa Pa Ya«, «Distortion» (a dueto con la mismísima Alissa White Gluz de Arch Enemy) o «Night Night Burn» ,es muy difícil resistirse a la propuesta de estas dos adorables (y peculiares) criaturas, os pongais como os pongais.

Si bien el tono suave y muchas veces infantil de Su y Moa pueden desconcertar al oyente y a la vez es el elemento más llamativo de la banda , en sus canciones transcurren tantas cosas y detalles llevados al límite de velocidad y técnisimo tal y como ocurre en el Djent o en bandas como Dragonforce , temas como «Arkadia» que cierra el disco podría ser perfectamente una canción de estos últimos y nadie se sorprendería, Su ejecución es tan perfecta y a la vez tan abrumante que los británicos la hubieran firmado sin duda alguna.

Y os hablaba también de los cambios sonoros , rítmicos y de subidas y bajadas dentro del disco que pueden saturar al oyente , por eso repito que en pequeñas dosis esto es un discazo , de un sólo tirón igual sobra alguna que otra pieza.

Pues sólo ellas pueden pasar de un tema a lo «Bollywood» como «Shanti Shanti» a un tema que roza lo horterilla como es «Oh! Majinai» (a duo con Joakim Brodén de Sabaton) a un tema como «Night Night Burn!» que es jodidamente redondo y pegadizo con unas bases de bailoteo que A) o te horrorizarán o B) Te pondrás a bailar como si estuvieras en una fiesta en Tokyo , o quizás ambas…, para luego dejarte en el suelo con un tema como «In The Name Of» que si bien empieza lento con unas corales de fondo , tiene doble filo ya que a partir del minuto 1.25 la banda suelta unos timbales y percusión propia de bandas como Soulfly o Sepultura acompañadas de unos coros guturales brutales que te hacen preguntar si estás en el mismo disco y de esta locura pasas a una balada como «Shine» que podría ser parte del repertorio de bandas como»Twice» o «Blackpink» (iconos ambas del K-Pop actual) , que vuelves a cuestionar la existencia de este proyecto.

Asi que mi consejo es que os senteis y que con paciencia y mentalidad dispuesta a todo , disfruteis de esta nueva obra de Babymetal, porque si de creatividad hablamos , las niponas han vuelto a sacar un discazo y van tres seguidos.Quizás no tenga la inmediatez de su debut (temas como Headbanger! siguen siendo infalibles) pero con las escuchas os aseguro que gana puntos.

Así son Babymetal , adorables , impredecibles, creativas , y con unas ideas al alcance de muy pocos , creo que mejor no se las puede definir , Tómalo o Déjalo.

  1. Future Metal
  2. Da Da Dance (con Tak Matsumoto)
  3. Elevator Girl
  4. Shanti Shanti Shanti
  5. Oh! Majinai (Con Joakim Bredén de Sabaton)
  6. Brand New Day ( Con Scott Lepage y Tim Heston de Polyphia)
  7. Night Night Burn!
  8. In The Name Of
  9. Distortion (Con Alissa White Gluz de Arch Enemy)
  10. Pa Pa Ya! (Con F.Hero)
  11. Kagerou
  12. Starlight
  13. Shine
  14. Arkadia