lun. Sep 16th, 2019

Northtale – “Welcome To Paradise”

Sin lugar a dudas el 2019 ha sido un año muy positivo para el power metal, sub-género que se deriva del heavy metal. El sello Nuclear Blast ha tenido mucho que ver porque han apostado en excelentes bandas como el caso de Majestica y ahora con Northtale, una banda de muchas posibilidades y que perfila un gran futuro.

¿Qué sucede cuando se unen el ex vocalista de Twilight Force (Christian Eriksson), con el ex -guitarrista de UDO (Bill Hudson) y al ex – baterista de Yngwie Malmsteen (Patrick Johansson)? Pues solo una cosa: power metal del más alto nivel. Además se les unió el excelso tecladista Jimmy Pitts y el bajista de Streamline, Mikael Planefeldt. Este supergrupo es el responsable de una obra bien lograda de 13 temas como Welcome to Paradise.

La música de esta banda recordará el power de los 90 en el que reinaban Stratovarius, Helloween, Hammerfall, Angra, Edguy y para de contar, pero también se hace adictiva porque posee un toque del mejor heavy clásico de los 80 que recordará a DIO, Saxon y por supuesto a Iron Maiden. Como si no fuera suficiente y al igual que sucedió con Majestica, el disco tiene orquestaciones muy hermosas y toques progresivos, evidenciando la evolución y versatilidad del power metal.

El tema “Welcome to Paradise” tiene riffs potentes y los solos también son excepcionales, con melodías que transmiten una vibra muy positiva. «Higher» tiene una introducción realmente espléndida, muy bien compuesta y coronada con el duelo de solos entre Bill y Jimmy, soportados con la fuerza de las líneas de bajo de Mikael.

Piezas como «Follow Me» y «Time To Rise» tienen mucho enganche y coros pegajosos que seguramente serán coreadas por los fans en los conciertos. Por su parte «The Rhythm of Life» quizá sea la canción más completa del disco, con una gran actuación Christian. «Time to Rise» es vibrante y además el solo de guitarra que mete Bill es memorable.

Northtale con su debut “Welcome to Paradise” ha sido una grata sorpresa en este 2019 y sin duda una formidable adición para el power metal. Ojalá que tengan una carrera larga y exitosa.

Esta unión entre Christian Eriksson y Bill Hudson me recordó mucho cuando en el año 2000 Alex Beyrodt y DC Cooper se conocieron para formar Silent Force.