jue. Oct 17th, 2019

Live Review: Santiago Gets Louder 2019 – Una Noche inolvidable!!!

El día de ayer se realizo la nueva edición de Santiago Gets Louder junto a la despedida de Slayer.

El reconocido festival en su edición 2019, el pasado domingo 6 de octubre, fue el motivo de la congregación de la marea negra chilena: 26.000 personas en el Estadio Bicentenario de la Florida  con un cartel sin precedentes: por Chile los legendarios Pentagram para calentar los oídos, para presenciar el show de tres de las bandas más importantes de la escena mundial del Metal Extremo y Thrash Metal: Kreator, Anthrax y Slayer  en su gira final.

Con una apertura de puertas a las 13hrs, el público arribó, no solo desde toda la Región Metropolitana, sino, desde distintas ciudades a lo largo del país, para contemplar a Slayer en todo su esplendor por el marco de su última gira mundial. Los encargados de iniciar la jornada fueron los nacionales Pentagram, quienes forman parte de la primera ola de metal extremo de los 80´s en Latinoamérica, logrando influenciar a bandas resaltantes en el estilo como: At The Gates, Avulsed o Dismember, por lo cual no cabe duda del cálido recibimiento de los asistentes, cantando y mosheando durante toda su presentación, la cual está demás decir que superó las expectativas de los más incrédulos de la banda.

Llegadas las 16:40 hrs es el turno de los alemanes Kreator, quienes reventaron la tarima, mientras un público enérgico sin medida, terminaron lo que se inició un día antes en la Cúpula Multiespacio del Parque O´Higgins. Definitivamente una de sus mejores presentaciones tanto en ejecución como en calidez, demostrando siempre el cariño hacia el siempre fiel público chileno. Deleitaron con un setlist con los temas: “Extreme Agression”, “Phobia”, “Terrible Certainly”, “Satan Is Real”, “Hordes Of Chaos”, “Hail to the Hordes”, “Awakeing Of The Gods”(intro), “Enemy Of God”, “Phantom Antichrist”, “Betrayer”, para cerrar con “Pleasure To Kill”. A pesar de ser un set list sustancioso, muchos quedaron esperando la explosiva “Flag Of Hate”, pero mas tarde esto sería olvidado, por la descarga de las siguientes bandas.

Puntual a las 18:45hrs, pasa la antorcha a Anthrax, de los que resaltó enormemente la pasión tanto de la banda como del público, entre los que se veían ciertas lágrimas en os ojos y una expresión de éxtasis al ver cumplido un sueño y a bandas que han sido el sountrack de vida de muchos rockeros incansables. El carisma de Joey Belladonna y Scott  Ian fue el protagonista, entre palabras al público y Belladonna bajando a la cancha, cantando a nivel del público, llegaron al tope de la majestuosidad en su performance. Con un setlist con los temas: “Caught In A Mosh”, “Got The Time”, “Madhouse”, “Be All, End All”, “IAm The Law”, “Efilnikufesin”, “Now Its Dark” “In The End”, “A.I.R.”, “Antisocial” e “Indians”, la adrenalina sigue fluyendo y surtiendo su efecto en cada coro y cada moshpit.

Con una hora de intermedio de espera, de un público inmóvil de sus lugares; inicia a las 21hrs la última y más épica presentación de la esperada leyenda del Thrash Metal Slayer. A este punto, para el público es más importante observar y admirar el performance de la banda, que desgastarse en el mosh. El público cantó, gritó y lloró, siempre con la mirada fijamente puesta en la banda. Como si se detuviera el tiempo en el recinto, la audiencia amó cada nota de King y Holt, cada beat, y cada frase de Tom Araya, quien cantó con toda su pasión y energía, regalando su talento a los oídos de los asistentes. Slayer nos entrega su último concierto con los temas: “Repentless”, “Evil Has No Boundaries”, “World Painted Blood”, “Postmortem”, “Hate Worldwide”, “War Ensemble”, “Gemini”, “Diciple”, “Mandatory Suicide”, “Chemical Warfare”, “Payback” “Temptation”, “Born Of Fire”, Seasons In The Abyss”, “Hell Awaits”, “South Of Heaven”, “aining Blood”,”Black Magic”, “Dead Skin Mask”, para cerrar con la mítica “Angel of Death”. Un show sin explicaciones ni palabras para describirlo, un show con lágrimas, y que nos hará extrañar para siempre a Slayer y ver a Tom  en tarima, y que el mismo Tom recordará siempre. Haciendo honor a sus raíces chilenas, se despide con el grito: “Viva Chile Mierda!!”, se va, dejando un sabor como ninguno, de un show de semejante categoría que jamás se borrará de nuestra memoria.

Texto: Oriana Cardozo
Fotografia: Carlos Muller/Rodrigo Navarro (Lotus Producciones)