dom. Abr 21st, 2019

Live Review: Ripper Owen una sobredosis de heavy metal

Tim Ripper Owen golpeo con puro heavey metal el Rock & Guitarras.

 

Tim Ripper Owens /Eternal Thirst

Jueves 04 de Abril – Rock&Guitarras

 

Owens y compañía vuelven a Santiago, un vez más para hacer una pequeña gira por nuestro país, pasando por Rancagua, Santiago y Puerto Montt. Mostrando material de Judas Priest.

Recordemos que Owens remplazo a Halford, cuando este dejo la banda. Así fue como este chico llego a una de las bandas a las que le hacía tributo, termino tocando y grabando dos álbumes de estudio Jugulator y Demolition, más dos shows en vivo, 98ʹ live Meltdown y el live in London, caracterizándose por su gran voz.

Los encargados de encender esta velada, cargada de metal, serían los nacionales de Eternal Thirst, para darnos todo su Heavy metal directo al hueso.

Mostrando parte de su discografía, con un contundente setlist, ante los asistes que de apoco llenaban el recinto. Muy buena selección de banda para abrir la noche, dieron una presentación de calidad.

Si bien estos chicos han pasado por varios vocalistas, esto no ha impedido que sigan haciendo música y juntos a Rodrigo Contreras, quien demostró por qué esta en la banda, con una voz potente y versátil, no podemos dejar de lado la tremenda dupla de Sánchez y Alarcón en guitarras, que se mandaron una ejecución impecable y avasalladora; y no podemos dejar fuera la parte rítmica que da la fuerza y el corazón a la banda por parte de Vera y Álvarez. Ellos no vienen con rellenos ni vacíos, hacen heavy metal y eso es lo que te darán.

 

Tras una pausa era el turno de Tim Ripper Owens y compañía, que ya ante un recinto lleno y que aclama su nombre, sale a escena.

Owens tiene una amplia carrera como vocalista en bandas como Iced Earth, Judas Priest, Ynqwie Malmsteen, entre otras. Esta vez la gira se centraría en Judas Priest.

Suena un riff conocido por todos “Metal Goods”, esplendida ejecución vocal, dándole su sello de originalidad y haciendo cantar a los presentes, es seguida por “Jugulator”, disco que grabó junto a Judas Priest y que le da el nombre al álbum, un tema que parte con guitarras pesadas y marcadas, dando paso a la velocidad clásica del Heavy acompañada por los agudos de Owens, que envuelven el recinto. Prosigue la noche para hacernos cabecear y cantar al ritmo de “Burn in Hell”, coreada por los presentes.

Lo que seguía nos volaría la cabeza, partiendo con la metralleta que se manda la batería “Painkiller”, cuanta potencia le da Owens a este tema junto a la banda, un real deleite. Me gusta cuando las bandas tienen una gran interacción con los asistentes, y este fue el caso choque de puños, saludos y haciendo cantar cada coro que se podía se vio en cada momento.

 

Continuamos con una melodía más suave y una voz más calma, que da paso a “Lost And Found”; pero no todo podía ser tan tranquilo, lo que se venía era la gloriosa “Grinder” el público no se hizo esperar para vociferar: “Grinder, Looking For Meat, Grinder Wants You To Eat”. Tremendo tema con una actuación simplemente notable.

Nos vamos al pasado de Judas Priest con un clásico, “Hell Bent for Leather”. Ya vamos como a mitad de show, dando paso a los acordes oscuros y atrapantes de “Hell Is Home”, tremendo el vozarrón de Owens en esos gritos y la banda, tocando con una solides impecable.

Sale Owens del escenario, para permitir que la banda toque un tema compuesto por el guitarrista, netamente instrumental. Muy bueno y bien recibido por los presentes. Luego de esto vamos al British Steel con una canción que en más de alguna fiesta ha sido tocada, la conocida “Living After Midnight”, que nos hizo cantar: “Living After Midnight, Rocking To The Down, Loving ʹTill The Morning, Then Iʹ one,  Iʹgone”. Continuamos en el mismo disco con “Breaking The Law”, que ya es una joya del heavy metal, con un icónico riff, y que más de alguno se ha sentido identificado con su letra.

Ya vamos llegando casi al final de esta jornada, cargada de una sobredosis de heavy metal, suena “Death Row”, seguida de una más antigua, la maravillosa “Electric Eye”, el público no se hizo esperar para corear ese riff tan conocidos, este tema es soberbio, tiene todo lo que se necesita para hacer metal, acordes afilados, un ritmo pasado y marcado, y una voz poderosa con dejos altos, así llegamos al último tema de este espectáculo “One And One”, cantada por un público inagotable, que en una hora y media vocifero y ovaciono todos los temas.

Fue un buen concierto con un excelente sonido y cargado de su buena dosis de heavy metal. Eternal Thirst, demostraron que la escena del metal nacional tiene excelentes exponentes con una tremenda calidad que no tienen nada que envidiar a las bandas del extranjero y que podrían pararse en cualquier escenario del mundo.

 

Tim Ripper Owens, deja en claro porque a cantado en tantas bandas de re nombre, su voz es versátil, le permite alternar entre los dos extremos del grave y el agudo, sin duda su legado en la música será recordado; también destacar que le haya dado el espacio a sus músicos para que presenten su tema instrumental, así es como se vivió el show noche del pasado 04 de abril, y tal como dijo el gran maestro Ronnie James Dio “Metal Will Never Die”.

 

Review: Fiorella Ponce

Fotografías: CQPhotographer