Sáb. Dic 7th, 2019

Live Review: Iron Maiden íntimo: Más que una Pasión, ¡un Sentimiento!.

Un Intimo show vivimos ayer junto a Iron Maiden en el Movistar Arena.

Un show inolvidable, con esas palabras abriremos este live rewiew. Quizás a los lectores les parezca una apreciación obvia si hablamos desde el fanatismo, más bien, hablamos desde el corazón para redactar esta nota.

El romance de Iron Maiden con Chile comenzó hace décadas. Han tocado más conciertos en Santiago que cualquier otro artista de rock, todos ellos agotados.

Los británicos desembarcaron con toda su potencia y solidez por primera vez en el Movistar Arena, con un show lleno de pirotecnia, desbordante de pasión y con una escenografía grandiosa que acompañó el viaje capítulo a capítulo por la historia de la “doncella de hierro”.

La escenografía, qué decir, los británicos son unos verdaderos artistas de la puesta en escena en vivo, bellísima y grandilocuente, no faltó el fuego y la pirotecnia que nos hicieron vibrar a todos los que estábamos allí.

Las puertas abrieron temprano y contrario a lo que se podía imaginar, los teloneros metalcore The Raven Ages se encontraron con un público amable y respetuoso, que si bien no coreó sus temas, escuchó atento la actuación de los jóvenes músicos, buen sonido, de buena factura y muy profesional, quizás un poco excesivamente melódico para los gustos de los presentes.

Pasadas las nueve de la noche, después de una media hora de espera, las pantallas del Movistar Arena se llenaron de imágenes de “Transylvania” el promocional del juego de vídeo de la banda, que anunciaba la llegada de los protagonistas de la noche. Mientras se bajaban los telones del show de apertura sonaba de fondo “Doctor Doctor” el clásico corte de los Ingleses UFO,inspiración de Steve Harris.

La intro de ‘Churchill`s Speech’ y un avión gigante sobrevolando el escenario dieron paso para la primera canción de la jornada: ‘Aces High’.

Con un despliegue audiovisual muy ad hoc a lo que nos tiene acostumbrados la banda, un pelotón dirigido por un sargento vestido de militar se encargó de preparar un escenario que hacía guiños a las trincheras de las guerras mundiales. Con camuflajes y desniveles para que el intrépido Bruce pudiera hacer de las suyas como maestro de ceremonias, esgrimista y vocero de la banda, que no perdió la oportunidad de referirse a la relación con el público chileno y latinoamericano, además, de reiteradas veces preguntar quién iría al show del día martes en el Estadio Nacional.

Si, como un libro que narraba el legado de la bestia fue la presentación de los isleños en el recinto de Santiago centro, con una gran convocatoria, una cúpula llena hasta el techo, literalmente se podía respirar la electricidad y la energía positiva que traen los experimentados integrantes de la banda.

Dickinson, se refirió a cómo las cosas han cambiado dramáticamente desde que la banda fue vetada de tocar en Chile por primera vez en 1992, su mención a la Iglesia Católica- quien declaró a la agrupación y mascota Eddie una mala influencia y les impidió presentarse en el país- despertó apasionados abucheos que fueron matizados por los comentarios del vocalista llamando a la unidad entre nacionalidades.

Como ha sido una tendencia en el escenario , Adrian Smith se ubicó en su esquina, donde a ratos junto a Dave Murray desplegaron su marca registrada el Twin Guitar, Murray atravesó constantemente el escenario y, en los solos pudimos ver sus vocalizaciones a la par sacándole sonidos a su guitarra, Janick Gers con sus solos rápidos y agresivos , intenso y expresivo giro su guitarra como helicóptero una y otra vez, Harris potente con esa actitud aguerrida que lo destaca como líder guerrero frente a su batallón.

Otro gran protagonista de la noche fue la mascota Eddie, que en las imágenes de apoyo viajó a través del tiempo y los éxitos de Iron Maiden, y que se batió a duelo de esgrimas – como un corpóreo sobre el escenario- con Bruce Dickinson.

Con un set list lleno de clásicos de principio a fin- con un encore – sonando el tema Iron Maiden , la banda se dio el gusto de versionar dos “temasos” de la era de Blaze: ‘The Clansman’ y ‘Sign Of The Cross’.

Un show a la altura de la leyenda viviente que es la “Doncella de hierro”. ¡Up the Irons!

Les dejamos el set list a continuación:

  1. Aces High
  2. Where Eagles Dare
  3. 2 Minutes to Midnight
  4. The Clansman
  5. The Trooper
  6. Revelations
  7. For the Greater Good of God
  8. The Wicker Man
  9. Sign of the Cross
  10. Flight of Icarus
  11. Fear of the Dark
  12. The Number of the Beast
  13. Iron Maiden
  14. Encore:
  15. The Evil That Men Do
  16. Hallowed Be Thy Name
  17. Run to the Hills.

 

Texto: Susana Basis Merino
Fotografía: CQPhotographer