dom. Jun 16th, 2019

Live Review: Brujeria + Lock Up en Chile

El metalero es fiel y nada lo detendrá al momento de ir disfrutar de buena música.

Chargola Fuckingfest

Ex Mundo Magico – Sabado 30 Marzo de 2019

 

La cita fue para el sábado 30 de marzo, en el Ex Mundo Mágico, para celebrar los 50 años de Jorge Chargola Hurtado, tirando literalmente la casa por la ventana y con buen metal nacional e internacional.

La primera banda en encender esta metalica jornada fueron los chilenos de Primitivo, formados el 2005, ante los primeros concurrentes que irían llenando el lugar, brutal presentación de estos chicos que con casi 30 min, impusieron su death thrash.

A eso de las 20:30, sale para presentarse Exterminio, banda trasandina con una mezcla muy interesante que ellos clasifican como brutal death grind, me lleve la grata sorpresa con su presentación, con una voz potente, gutural y toques de grindcore, riff afilados y una batería que le daba ese groove necesario, para que los asistentes cabecearan a mas no poder, tremenda presentación de exterminio, espero tener otra oportunidad de verlos en vivo.

Los otros invitados también ya tienen sus buenos años en la escena nacional, Dorso, la banda liderada por Pera Cuadra, que mezcla metal progresivo, grindcore, death metal y algo de jazz. Y a la vez contando historias de terror como sacada de una película gore.

Ya con un recinto lleno abren con El espanto surge de la tumba, recorriendo un amplio setlist, sigue Deadly Pajarraco, el mismo Pera acá dice esta es para que: “punketeen, harcoreen y grindcoreen”. El público canta y aclama cada canción de la agrupación, así llegamos al fin de la presentación con Silvestre Holocaust. El largo camino que ha recorrido Dorso le ha dado un renombre y se han ganado un tremendo grupo de seguidores que cantaron cada teme y ovacionaron durante el show.

Ahora pasamos a los internacionales, Lock Up, con Anton Raisenegger en guitarra, que no hizo esperar el vitoreo por parte de los asistentes. La presentación de los ingleses fue estruendosa y aplastante, con riffs violentos y una bateria demoledora, encendieron la caldera y aunque no era mucho el espacio para el mosh este se armó igual. Acelerated Mutation, Darknes y cerrando la noche con Afterlife In Purgatory, fueron algunos de los temas que arremetieron contra los asistentes en su paso por nuestro país.

Llegábamos así al fin de esta larga jornada, pero aún quedaba la última banda y una de las más esperadas los Mexicanos de Brujeria, junto a ellos Anton Raisenegger y Share Embury se repetían el plato, pero esta vez encapuchados, comienzan con Cuiden A Los Niños, seguida de esas guitarras pesadas de La Ley del Plomo, que te hacen cabecear sin pensarlo. Lord Nazi Ruso y la Migra, cantada a todo pulmón por los presentes, continuando con Greñudos Locos II, suena Echando Chingasos, si con esto estaba la embarra, El desmadre le dio más violencia al mosh. Concejos Narcos que fue entonada: “con güeros si, con negros no, marihuana si”. Con Brujeria siempre se puede esperar más rapidez y violencia, suena ese riff pegajoso entrecortado de Pito Wilson o conocida también como Raza Odiada, que habla de algo muy similar con lo que pasa con Trump en estos tiempos. Así llegamos al fin de esta jornada con Matando Güeros, vociferado por el público Matando Güeros, satanás te cuida, matando güeros!! , para despedirse con la clásica Marijuana donde si ya estás cansado de moshiar puedes bailar.

Una jornada llena de metal nacional e internacional, fue el Chargola Fuckingfest, que a pesar de la lluvia y el día frió, no impidió que se repletara el local. Porque sabemos que el metalero es fiel y nada lo detendrá al momento de ir a ver sus bandas favoritas. La presentación de cada banda fue sólida y potente. Un público enardecido, violento que canto cada canción, cabeceo y moshio  y canto hasta el fin del show, a todo esto espero que la persona que vi con fractura expuesta este mejor.

A modo de observación el sonido no fue tan bueno a momentos se perdían algunos instrumentos, esto no impido que el público disfrutara de cada banda.

 

Review: Fiorella Ponce

Fotografías: CQPhotographer