mar. Jun 18th, 2019

Live Review: Aguaturbia en la SCD Egaña – Solo para fanáticos

La banda comenzó a celebrar 50 años de trayectoria, con un show de alto nivel.

 

Era una fría noche de sábado, cuando de a poco comenzó a repletarse la Sala SCD Egaña, ubicada en la terraza del Mall con el mismo nombre. Lo que se venía prometía ser una velada íntima, en un lugar acorde al motivo principal del festejo: Aguaturbia, los padres del rock psicodélico en Chile, comenzaron a celebrar 50 años de longeva carrera en el cómodo recinto de La Reina.

 

Aguaturbia

Sábado 01 de junio del 2019

Sala SCD Egaña, Santiago.

 

A las 20:45 horas llega lo esperado: la banda hace ingreso al escenario entre aplausos de fanáticos de todas las edades y parte de inmediato la primera canción «Aún Nos Queda Tiempo»; Denise se escucha cantando tras bambalinas y al minuto aparece frente al público mientras quienes se encontraban en la SCD gritaban su nombre. Siempre con un look único, que llama a los 70s con una chaqueta brillante y su particular estilo de despeinado. El pegajoso riff de manos de Carlos Corales mantuvo al público siempre expectante, quienes acompañaban con el compás de las palmas al mismo tiempo que de fondo se proyectaban imágenes que llamaban a la psicodelia.

Le siguió «Si Lo Sabes Todo», mientras se mantenía el ambiente de psicodelia y ritmo. La complicidad de la banda era notoria, sobre todo entre Carlos y Denise; ya que ésta cantaba mirándolo a los ojos, a modo de dedicarle la canción. “Solo tuvimos un mes para preparar todo, pero aquí estamos frente a ustedes de la mejor forma posible”, dijo la cantante antes de interpretar «Corazón Bye Bye» con toda la potencia, afinación y actitud posible; atributos que la artista nacional tiene de sobra.

Javier Barahona –bajo- y Jimmy Correa –batería- tampoco se quedaron atrás, sino que todos hicieron un muy buen complemento en el escenario, además de mostrar una energía y puesta en escena notable. “¡Ídola Denise!” Se escucha desde los asientos de la SCD y cómo no, si en su desplante hace notar el profesionalismo de la agrupación que ya está ad portas de cumplir 50 años de carrera. “Esto es bluesero” dice la cantante, antes de dar paso a «Insostenible», una de las favoritas del disco Fe, amor y libertad. El silencio en el recinto era esperable, puesto que nadie quería interrumpir el buen sonido que tuvo la sala SCD durante el show. “Vamos con algo de rock” y con esta frase, «En Mi Lugar» fue la encargada de prender aún más esta fiesta que ya estaba en llamas.

“La gente en redes sociales nos pide temas y si se repiten, obvio que los vamos a considerar. Porque ustedes son los que mandan, son nuestra vida y les hacemos caso”, expuso Denise ante la ovación de sus seguidores. Un gran solo de Carlos Corales destacó en la interpretación de «I Wonder Who», canción perteneciente al segundo trabajo discográfico de la banda, Aguaturbia, vol. 2.

 

Denise fue la encargada de contar ciertos datos históricos de la agrupación entre canciones, además hacer reír a los presentes con ciertas anécdotas. Llegó el momento de cambiar los instrumentos: ahora Carlos tomaba una guitarra electroacústica, Javier un contrabajo y Jimmy hacía la percusión general, todo para dar lugar a un «Medley» que constó de cuatro clásicos de los 70s, 80s y 90s. «Crimson And Clover» –Tommy James and The Shondells– fue la que dio inicio a este conjunto de canciones del recuerdo, le siguió la gran interpretación de «El Hombre de la Guitarra (Guitar Man)» –Bread-, «Stairway To Heaven» –Led Zeppelin– y finalizó con el mayor éxito de The Eagles, «Hotel California»; sin duda increíbles versiones acústicas entregadas por Aguaturbia.

«Somebody To Love» entrega una nueva cuota de rock and roll con este track perteneciente al disco debut de la banda. «Oh My God Boogie» se hizo presente con un instrumental donde la batería de Jimmy marcó el compás mientras la guitarra de Carlos y el bajo de Javier se mezclaron de forma exquisita MIENTRAS Denise dejó el escenario por unos minutos, no sin antes pedir un aplauso para el actual bajista que los acompaña. Un óptimo solo de Carlos da la bienvenida a «Blues On The Westside» con un público gritando “Grande Carlitos” desde la parte media de las butacas. Denise hace su reingreso con otro look, ahora acompañado de pantalones brillantes y chaqueta oscura.  Tras finalizar esta canción, Denise se acerca al guitarrista para darle un beso entre gritos de los asistentes. “Sexo, drogas y rock and roll… Drogas no hicimos, pero lo otro sí», dice la cantante entre risas coquetas.

Vuelve el blues con «Ya No Quiero Ser», track donde los gritos de Denise marcan literalmente el punto alto de una presentación maravillosa. «Ha Ha Ha» llega a continuación con un instrumental protagonizado por un solo de batería lleno de energía rockanrollera de manos de Jimmy, que fue ovacionado por los aplausos de aquellos invitados a esta íntima velada. Sin pausa alguna, suena «E.V.O.L.» y se puede divisar a fanáticos rockeando de pie desde sus ubicaciones, simulando tocar algún instrumento imaginario, sintiendo todo lo que estaban presenciando. Los tintes progresivos entregaron la psicodelia pura antes de pasar a otra de las clásicas: «Waterfall».

“Todavía lo pasamos muy bien” dice Denise, haciendo alusión a su matrimonio con Carlos Corales antes de interpretar “Las tres palabras de mi vida y de él –refiriéndose a Carlos- sino, no estaríamos aquí”. Así llegó el turno de «Fe, Amor y Libertad», canción que le da nombre al último disco de estudio perteneciente a la banda. Con un sonido que hacía recordar a bandas de la época de sus inicios, como Cream; lo que demuestra que a pesar del paso del tiempo, conservan esa esencia y la han hecho aún más fuerte.

Llegó el momento de despedirse del público, pero no alcanzan a salir de escena cuando éstos ya están pidiendo otra canción a gritos, mientras aplauden de pie a los responsables de traer a nuestro país la genialidad del rock psicodélico en la época de los 70s. Así se dio paso a un encore que comenzó con «Rolling And Tumblin» del disco debut de los rockeros y finalizó con «Aguaturbia», interpretada solo por el matrimonio.

Así se dio fin a un show íntimo y de gran nivel, donde pareciese que los años no pasaran por la voz de Denise y el talento de Carlos. Sin duda esta etapa actual de los padres del rock en Chile tiene para rato junto a esta nueva formación complementada por Jimmy Correa y Javier Barahona, siempre mirando hacia el futuro sin olvidar el pasado junto a Willy Cavada y Ricardo Briones.

Texto: Barbara Sherman
Fotografía: Inge.ph