mié. Oct 16th, 2019

#Entrevista – Ariel Osvaldo Torres autor de la biografía de Sepultura: “Sin Remordimientos” .

Ariel Osvaldo Torres es un escritor y periodista de Rock argentino, nacido en la provincia de El Chaco, aunque actualmente vive en Buenos Aires. Trabajó en las revistas “Madhouse” y “Arde Rock & Roll” y además es autor de varios libros del tema. A saber:

° «Embajadores del Tercer Mundo» (biografía no autorizada de Sepultura. Editorial A la Caza de Ñu, Madrid, España, 1998)

° «Marilyn Manson; El Abogado del Diablo» (Distal Libros, Argentina, 1999)

° «Iorio, El Perro Cristiano» (primera edición independiente, 2008 y segunda edición actualizada, independiente, 2012)

Además de un libro sobre la tragedia de los Andes «Hacia el Avión de los Uruguayos» en 2015.

El próximo 11/5, en BJ Sala, dentro del marco de la final del “Wacken Metal Battle, UruguayAriel estará presentando su nuevo lanzamiento: “Sin Remordimientos”, una versión actualizada de “Embajadores del Tercer Mundo”, la biografía no autorizada de Sepultura.


Desde Metalshows Uruguay, para Headbangers Latinoamerica, tuvimos la posibilidad de entrevistar a Ariel:

1) Conociendo un poco más al autor… Has escrito varios libros, y has trabajado en revistas, contanos un poco más de tu trabajo.

Comencé mi carrera en periodismo de rock en 1993 en Editorial Magendra, de Buenos Aires. Allí, hasta 2001 fui redactor responsable de revista Metal y también publiqué artículos en Generación X y Pelo. También escribí para el diario The Buenos Aires Herald, las revistas Madhouse y Arde Rock & Roll, de Argentina, y Slammin´ y Planet Metal, de Brasil. En 1998 edité mi primer libro en España: «Embajadores del Tercer Mundo«, una biografía no autorizada de Sepultura.

Luego escribí «Marilyn Manson. El abogado del diablo» (1999), «Iorio. El perro cristiano» (2008) y «Hacia el Avión de los Uruguayos» (2015). Mi libro más reciente es «Sin remordimientos» (1984-1997) (2019), que es una edición ampliada y revisada de «Embajadores del Tercer Mundo«. En radio pasé por varias FM y alguna AM de Buenos Aires, siempre produciendo y conduciendo programas dedicados al rock y al metal.

2) Tu primer libro fue justamente “Embajadores del tercer mundo”, la biografia de Sepultura. ¿Por qué sentiste la necesidad de actualizarla?

En realidad deberíamos estar hablando de una re-edición ampliada y revisada del libro, lo cual no significa que actualicé la historia de Sepultura. El período que sigo relatando es el mismo: desde los inicios del grupo en 1984 hasta la partida de Max Cavalera, en. Y lo hice de puro obsesivo que soy (risas). En honor a la verdad, en 2017, el fotógrafo y periodista argentino Fernando Serani me aconsejó relanzarlo. Y escuché su consejo. Un día tomé un ejemplar en mi biblioteca y enseguida me di cuenta que el trabajo merecía una nueva oportunidad; que valía la pena hacer otro esfuerzo para que el libro tuviera más testimonios. En agosto de 2017 viajé a Brasil, y en Belo Horizonte y São Paulo hice más entrevistas. Ese viaje y esas entrevistas cerraron el círculo. Creo que ahora sí estoy plenamente satisfecho y el trabajo cuenta con todos los testimonios que siempre quise tener.

3) ¿Y Por qué Sepultura?

Porque soy un seguidor incondicional del grupo desde 1990, cuando lo vi por primera vez en vivo. Recuerdo que ese show en la Federación Argentina de Box tuvo una producción espantosa y estuvo plagado de problemas de sonido. Los músicos se chocaban entre sí en el pequeño espacio en el que debieron tocar. Max tocó con un equipo de industria argentina que era de Ricardo Iorio. Andreas tocó con un combo Marshall de cien watts que dejó de sonar en el tercer tema. La batería de Igor (con una sola “g” en ese entonces…) era del baterista de la banda soporte: Devastación. Y lo más increíble: los músicos habían arribado al aeropuerto internacional de Buenos Aires cuando el público ya estaba adentro de la sala (¡sí, sí, increíble, pero real!). Fue un auténtico caos ese concierto. Pero alcanzó niveles memorables para mí, porque esa vez Sepultura tocó todos los temas de mi disco favorito «Beneath the Remains«, y algunos de «Schizophrenia«. Ese concierto fue el último del tour mundial de álbum «Beneath the Remains«.

4) Contanos un poco del trabajo que te llevó hacer el libro: ¿Cuánto tiempo te tomó? ¿Pudiste hacer entrevistas? ¿Cuáles fueron tus fuentes?

La primera edición (cuando la biografía se tituló «Embajadores del Tercer Mundo”) me llevó tres años de trabajo. Para la reedición fueron dos años más. Cinco años de trabajo en total, entre ambas ediciones. Nunca conté la cantidad de entrevistas exclusivas que hice, pero les puedo asegurar que el libro recoge horas y horas de reportajes con toda la banda, con ex integrantes y personajes claves en su historia. Tuve la suerte de entrevistar varias veces a los integrantes de Sepultura cuando trabajé para Revista «Metal«.

Esas entrevistas fueron la columna vertebral del libro. También obtuve varios testimonios en los cuatro viajes de investigación que hice a Brasil. Como alguien dijo una vez: prácticamente hice un trabajo arqueológico. Les tiro un dato de color: mi biografía de Sepultura es la única que contiene testimonios exclusivos de Wagner Lamounier, que tuvo un fugaz paso por el grupo antes de que Max se hiciera cargo de las voces. Wagner después pasó a ser el vocalista de Sarcófago y es muy conocida la rivalidad que hubo entre ellos.

5) Por el título del libro veo que tomás un tiempo muy específico (entre 1984 y 1997), ¿Por qué te enfocaste ahí?

Básicamente es el período del grupo que más me gusta. Pero es también una casualidad: la primera edición del libro terminé de escribirla cuando Max Cavalera se fue del grupo y era la historia de Sepultura hasta ese momento. Tengo una anécdota al respecto. Cuando la noticia de su alejamiento se hizo oficial, me vi envuelto en una situación llena de interrogantes. El nacimiento de Soulfly y el anuncio del arribo de Derrick Green a Sepultura, en 1997, me obligaron a replantear un trabajo que estaba prácticamente terminado. Tuve muchas dudas sobre lo que tenía que hacer. ¿Debía lanzar la biografía tal como estaba escrita hasta ese entonces? ¿Tenía que escribir nuevos capítulos y actualizarla?  Elegí la última opción y postergué el lanzamiento del libro. Recuerdo que eso me generó bastante estrés: es muy feo escribir durante tres años la biografía de un grupo y que justo su líder decida irse cuando la estás terminando.

6) ¿Tenés pensado en un futuro hacer una nueva parte, con el resto de la historia de la banda?

Es una buena pregunta. Cuando el trabajo de la reedición estaba listo, me pareció justo y necesario tomar contacto con algunos miembros de la banda. El 21 de octubre de 2017 me encontré con Andreas Kisser en Buenos Aires, cuando Sepultura fue a presentar su álbum «Machine Messiah«. Inicialmente Andreas se mostró muy reticente a dar nuevas entrevistas para una biografía que otra vez iba a abordar la etapa del grupo con Max Cavalera.

No quería saber nada con eso. “Ya tienes una primera edición y es fantástica. ¿Para qué quieres relanzar el mismo libro? No lo entiendo”, me dijo. Y me explicó: “Sepultura hizo cosas mucho más importantes desde que Derrick está en el grupo. Tenemos nuestra historia oficial y es la película «Endurance«. Valoramos y agradecemos tu trabajo, que es fabuloso. Tú podrás reeditar una biografía nuestra y podrás escribir lo que quieras, con todos los testimonios que desees. De parte nuestra no habrá problemas, pero nosotros no la avalamos”.

La postura de Andreas me pareció una mala noticia para mis intenciones, pero eso me dio pie a proponerle una segunda parte del libro (o un “Tomo II”, como se lo planteé), relatando la historia del grupo con Derrick Green, Jean Dolabella y Eloy Casagrande. “Déjame charlarlo con el resto de la banda. En unos meses volvemos a hablar”, me dijo. Vamos a ver qué pasa. Las últimas veces que le escribí para saber si habrá una segunda parte de la biografía no me respondió.

7) Contanos sobre el titulo, ¿Por qué Sin Remordimientos?

Es una mezcla de cosas. Por empezar, para la re-edición quise buscar un título que relacionara a Sepultura con sus influencias. Tanto Motörhead (“No Remorse” su disco), como Metallica (“No Remorse” su canción) lo son. Además, el desapego significa no sentir ningún remordimiento por el pasado ni miedo por el futuro, y esa frase me parece que encaja tanto en el alejamiento de Max Cavalera como en la continuación de la carrera de Sepultura sin él. Creo que tanto Max como Andreas Kisser ya no sienten remordimientos por todo lo que pasó entre ellos. Cada cual está firme en su carrera, con sus ideas, con sus aciertos y errores.

8) ¿En qué países y de qué manera se puede conseguir el libro?

«Sin remordimientos» (1984-1997) es un libro de edición independiente. Lo escribí, lo financié y lo edité por cuenta propia. No hay ninguna editorial detrás. Quienes quieran obtener un ejemplar simplemente me tienen que contactar a través de un mensaje privado de Facebook (Ariel Osvaldo Torres) o por e-mail: chaosba@hotmail.com. Para el interior de Argentina y el exterior lo estoy enviando por correo. En Buenos Aires lo distribuyo en forma personal. Por el momento, en los únicos países que tiene distribución es en  Argentina (a través mío, el autor), Perú (a través de Muki Records) y Uruguay. No se consigue en librerías. El circuito del libro está enfocado a rockerías y distribuidoras de discos.

Para quienes quieran comprar el disco en Argentina, solo deben acceder a este Link de MERCADOLIBRE.
Desde Headbangers Latinoamerica y Metalshows Uruguay le deseamos lo mejor para su libro!

Nota por: Bruno D´Angelo / Metalshows Uruguay