dom. Ago 25th, 2019

Diamond Head – «The Coffin Train» (REVIEW)

Dinámicos que combinan y realzan de un modo fantástico.

 

El próximo año “Lightning to the Nations”, debut de los míticos Diamond Head cumple 40 años, disco que los definió como una de las más grandes  bandas del NWOBHM, movimiento que no solo recorrió el mundo masificando el estilo, e influenciando en increíble medida a los mas rebeldes amantes de la música, sino también inspirando a otras bandas de distintos estilos emergentes a hacer (musicalmente) lo que sea que la creatividad hiciera fluir, sin importar lo ruidoso o agresivo que fuera en comparación a la música existente en la época.

 

 

Sin embargo, en algún punto, la banda fue tomando decisiones artísticas un poco cuestionables en los siguientes discos, puesto que fueron olvidando la esencia verdadera del Heavy Metal del primer lanzamiento, dejándose llevar por las corrientes musicales de los años siguientes y queriendo siempre formar parte de las tendencias musicales del momento, cuando su gloria siempre estuvo en esos riffs ruidosos y pesados que lograron inspirar el “Kill ‘em All” de Metallica; cosa que cambió repentinamente con su disco homónimo en el 2016, que si bien no fue una genialidad de pies a cabeza, contiene la substancia de su sonido clásico.

 

Este año regresan con “The Coffin Train”, lanzado el pasado 24 de Mayo del 2019, el segundo con Rasmus Bom Andersen en la voz, bajo el sello de Silver Lining Music, grabado en Vigo Studios de Wallsal, Circle Studios de Birminghan y en Raw Sound Studio de Londres, masterizado por John Davis en Metropolis Studios y producido y mezclado por el mismo Rasmus Bom Andersen en Raw Sound Studio; y con una portada con un tren de la muerte que básicamente refleja el nombre del álbum sin mucho más que describir aparte del diseño lúgubre y un tanto oscuro de la ilustración.

 

«Belly Of The Beast” abre el album, y sin dudas es el tema que más tiene el sonido clásico de Diamond Head, con riffs dinámicos que combinan y realzan de un modo fantástico, la potencia de la voz de Bom Andersen, usando un estribillo pegajoso y que sin lugar a dudas queda resonando en la mente de quien lo escucha. “The Messenger” con un buen trabajo en las guitarras, inicia con lo que podría ser el recuerdo de “Wild Child” de los legendarios W.A.S.P., pero abruptamente cambia a una transición más lenta en el estribillo, finalizando con un solo Heavy Metal que si bien no está del todo mal, tampoco parece ser memorable. The Coffin Train”, irrumpe calmadamente los primeros segundos del tema, hasta que intervienen las cuerdas, dando una sensación melancólica y un sabor a “Black Hole Sun” de Soundgarden, que, ya con esta prontitud en el tracklist, se aleja considerablemente del sonido clásico de Diamond Head.

 

 

“Shades Of Black” continúa con guitarras melódicas como si de una atmósfera se tratara, con un bajo que marca el compás del tema, mientras la voz que no suena menos importante, tampoco le resta protagonismo al resto de los instrumentos a pesar de mostrar el gran rango vocal de Bom Andersen. Repitiendo la misma fórmula atmosférica, “The Sleeper”, esta vez agregando teclados y coros resonantes, podrían recordar ligeramente a Black Sabbath en los momentos más lentos, pero repentinamente viene la descarga Heavy, en el estribillo, los riffs y el breve solo de guitarra; mientras “Death By Design”, trae una propuesta fresca pero enmarcada dentro del clásico Heavy directo y potente con el que todos conocemos a los Diamond Head, destacándose de nuevo, la gran voz de Rasmus.

 

De nuevo el sonido un poco Grunge con “Serrated Love”, en los instrumentos. Mientras la voz saca el tema adelante, finaliza con una guitarra acústica funcionando como una transición hacia “The Phoenix”, que inicia de la misma manera, pero cambia drásticamente con un riff quizás setentoso del dúo de guitarras, que acompaña perfectamente el desempeño vocal y el bajo que marca el paso con el galopante trabajo de batería. Para finalizar, el álbum cierra con “Until We Burn”, de nuevo atmosféricamente con un bajo y batería guiando el ritmo del tema en compañía de un teclado que encaja a la perfección; esta vez las guitarras pasan a ser un complemento melódico y los solos un detalle agradable más, de un buen tema con densidad y un exquisito trabajo vocal.

 

Quizás podrían existir opiniones divididas acerca de The Coffin Train”, definitivamente no es el sucesor del clásico del NWOBHM “Lightning To The Nations” (de hecho está bien lejos de serlo), pues la banda insiste en dejar un poco de lado su legado Heavy Metal, para adaptarse a los nuevos estilos y a los elementos modernos del rock en general, como si de una crisis de identidad se tratara; cosa que con seguridad desilusionará a más de uno, ya que honestamente no es el sonido con el que la banda nació. Sin embargo, con ciertos detalles de creatividad, del disco destaca una buena calidad en la producción, ejecución y sobretodo el impecable trabajo vocal, que, (a opinión personal) resalta sobre todo el tracklist, al igual que el riesgo tomado por Brian Tatler, de orientarse a un sonido contemporáneo. Lamentable y probablemente, sea un disco que pase sin pena ni gloria, y que si se escucha sin conocer a la banda, agradaría a más de un amante del Hard Rock, pero que para los fans y/o conocedores, quizás signifique una decepción, debido al  sendero tomado por la banda.

 

Realizado por Oriana Cardozo

 

 

 

 

 

Tracklist Diamon Head «The Coffin Train»

1. Belly of the Beast
2. The Messenger
3. The Coffin Train
4. Shades of Black
5. The Sleeper (Prelude)
6. The Sleeper
7. Death By Design
8. Serrated Love
9. The Phoenix
10. Until We Burn