jue. Nov 14th, 2019

Crónica Liv Sin en Barcelona: «Noche de Alto voltaje y Heavy Metal»

Crónica Liv Sin en Barcelona: «Noche de Alto voltaje y Heavy Metal»
Texto y Fotos: Pablo Gándara


Hace aproximadamente dos años, Liv Sin se presentaba en la Sala Monasterio de Barcelona, para presentar su primer disco «Follow Me», ya casi como un «Deja vu» los suecos dirigidos por Liv Jagrell volvían a la misma ciudad y misma sala, pero con nuevo disco bajo el brazo, en esta gira vinieron a presentar su reciente «Burning Sermons».

La primer banda en salir a escena, fueron los catalanes Streamer, con heavy metal tradicional como bandera, arrancando su set de espaldas al publico para luego comenzar su ataque con «Now or never», seguido de «The game» y «Soulless», cabe destacar como se mueven sus integrantes por el escenario, si bien las tablas de la Sala Monasterio son pequeñas, quedaron aun mucho mas chicas con los movimientos de Esteban Master, Danny Streamer y Cristian Blade. Una banda más que interesante que me gustaría ver en un escenario mas grande, con mejor iluminación y sonido, cerraron su presentación con «Sign of the panzer».

Luego de un pequeño intervalo, fue el turno de Soul Dealer, los chicos que han echo toda la gira con los cabeza de cartel, esta banda nació en 2012, y están comandados con la poderosa voz del brasileño Wenderson Da Paula. Esta agrupación de Barcelona, comenzó su show con «First newborn» y casi sin descanso siguieron con «Wargasm» y «Soul Dealer».  Con las melodías de las guitarras de Dethniel Sangar y Charli Sangar, comenzó «Star Child», a esta altura del set, ya tenían ganado al publico que cada vez estaba mas cerca del escenario, si bien destacamos a Wenderson que es un gran frontman, el bajista de la banda, Jordi Joan LLedo, es impresionante la pasion con la que toca este muchacho, y lo bien que lo hace!, luego siguieron canciones como «Farewell to the gods» o «Invasión», donde hemos visto a Liv Jagrell (Liv Sin), casi al lado del escenario aplaudiendo y mirando el show de Soul Dealer, el set fue llegando al final donde se despidieron con «Wearing thin».

Pocos minutos despues de lo pautado, los suecos LIV SIN, volverían al escenario de la Sala Monasterio, con los músicos preparados, empezaron el set con «Death gives life meaning» que a los pocos segundos entraría Liv con su aplastante pero encantadora presencia, para terminar de declarar sus intenciones, por si a alguno le quedaban dudas, continuaron con «Slave to the Machine» dos de los más potentes temas de su última placa. Con la atención de la gente ganada volvió a su primer disco para interpretar «Killing Ourselves To Live» y de la actual placa «Hope Begins To Fade» (el cual en el disco tiene la participación de Björn Strid, cantante de Soilwork).
Uno de los mejores momentos fue cuando interpretaron «Outrage», canción de Sister Sin (anterior banda de Liv), perteneciente al gran disco «True Sound Of The Underground».

Si bien casi siempre se destaca mucho más a Liv Jagrell sobre por el grupo, hay que señalar, que detrás de ella tiene unos excelentes músicos que están super afilados, engrasados y que suenan excelente, para «Emperor of Chaos» Liv salio del escenario y apareció con una gorra y una especie de capa / chaqueta que la acompaño ese par de temas, les siguió la gran «Hypocrite» donde la frontwoman se bajo del escenario y canto alrededor del publico.
Para ir cerrando su segunda presentación en la ciudad catalana, sacaron un último clásico de Sister Sin, y el elegido fue «Fight Song» del genial «Now and Forever», canción que cantaron todos los asistentes, a continuación interpretaron «Let me out», de su primer disco, uno de los clásicos con la que la banda se despidió del escenario por unos minutos. Luego de 5 minutos, la banda volvió a pisar el escenario, tomar sus instrumentos y tocar «I’m your sin», cantado y saltado por los asistentes, luego esta vez si, la banda se despidió, y saludo a la gente.

Siendo justos no sabía que podíamos encontrarnos en esta nueva gira , ya que quizás los temas en audio eran buenos y correctos pero nada espectaculares, pero lo de esta chica en directo es otra cosa, juega en otra liga y siempre te deja con una sonrisa enorme al acabar el show y deseando que vuelva con una nueva gira ya que merece mucho la pena ver a Liv Jagrell y Liv Sin (al igual que ocurría con su anterior proyecto).

Fue un miércoles sí pero os aseguro que a Liv Sin merece la pena verla en cualquier día y ocasión que se precie.

Galería